Bilbao Athletic 1-2 Peña Sport. Un final intenso

El partido de Lezama se suponía un episodio fácil para los jóvenes de Cuco Ziganda. Nada más lejos de la realidad. El Peña Sport creció con los minutos y se vio sobre el tapete de la fábrica zuri-gorri a un equipo navarro muy bien formado, serio y con las ideas muy claras.


Comenzaron mucho mejor los de casa, dominando el juego en una tarde de mucho calor y ambiente en la localidad del interior de Bizkaia, pero sin ritmo. El juego de toque y precisión se hacía previsible sin velocidad y el rival, con los años de experiencia a su favor esperaba atrás sin grandes apuros.Pero estar detrás del balón muchos minutos y con el calor que reinaba ayer en Lezama puede agotarte, circunstancia que aprovechó el Bilbao Athletic para meter una marcha más y llegar con más peligro. De ese ritmo superior llegaba una muy buena combinación y de esa combinación el gol de Eraso, que aprovechaba un buen servicio desde la derecha para marcar.

Corría el minuto 27 cuando el marcador se inauguraba y los de casa, hasta el final de la primera mitad, siguieron con esa velocidad superior pero sin gol pese a sus muchas ocasiones.

Tras el descanso se vio un Peña Sport diferente, más abierto y que quería más balón. Dieron los de Tafalla un paso adelante en presión y esa salida fluida y rápida del final de la primera parte protagonizada por los cachorros ya no era tal.

Aprovechando un balón interior y la velocidad arriba del Peña Sport iba a llegar un uno para uno en el área rojiblanca que terminaba con penalty y roja para Serantes. Roja que condicionaba el partido. Eneko Romo, con experiencia en esto de la segunda B, le daba un tanto a los suyos anotando la pena máxima ante un Magunazelaia que no acertó a parar el lanzamiento.

Con uno más, el Peña Sport asumió el rol que jugó el Athletic B en el final de la primera parte. Metió una marcha más y aprovechó los huecos que dejaban unos cachorros que buscaron el segundo en inferioridad. Galán lo lograba en el 76.

Fallaban al filo del final los de Tafalla una buena ocasión en un ataque en superioridad y en la siguiente ocasión el árbitro pitaba penalty para los de casa en una jugada embarullada en el área. Aketxe lo mandó al larguero y el rechace al que llegaba un compañero terminaba incomprensiblemente fuera.

Sufriendo al final pero con intensidad lograban los de Tafalla tres valiosísimos puntos ante un muy buen equipo como lo es el de Lezama.