Alavés 2-0 Noja. El Alavés, suma y sigue

El Alavés resuelve en los minutos finales un partido en el que la S.D. Noja mereció algo más. El club babazorro cuenta por victorias todos los partidos de la presenta temporada. Mendizorroza disfruta con uno de los mejores arranques de temporada en Segunda B de su equipo.


El Alavés resuelve en los minutos finales un partido en el que la S.D. Noja mereció algo más.

El club babazorro cuenta por victorias todos los partidos de la presenta temporada. Mendizorroza disfruta con uno de los mejores arranques de temporada en Segunda B de su equipo.

Alaves: Miguel, Óscar Rubio , Manu García, Javi Hernández, Luciano (min 83 Asier Salcedo), Jaume (min 72  Beobide), Guzmán, Miki, Negredo, Jonan García y Barahona (min 59 Sendoa).

S.D. Noja: Pablo, Iñaki, Bustillo, Josu (Min 88 Nenu), Álvaro, Zarandona, Cabero, Dani (min 61 Manu), Riki, Gerardo e Iker Torre (min 68 Juan).

Árbitro:  César Díez Cano del Colecgio, auxilliado en Bandas por Antonio Rodríguez Pérez y Álvaro Cuesta Revilla, del Colegio de Castilla y León. Mostró tarjetas amarillas al local Javi Hernández y a los  visitantes Iñaki, Dani,  Iker Torre

y Gerardo.

1-0 Guzmán (min 85)

2-0 Jonan García (min 91)

Incidencias: Estadio de Mendizorrotza 6984 espectadores.

El entrenador del Alavés Natxo González, fue trasladado desde el estadio a un centro hospitalario por una bajada de tensión minutos antes de comenzar el partido.

Esperaba el Alavés un partido cómodo en la tarde de hoy, pero fue todo lo contrario, la Sociedad Deporti

va Noja, tenía bien estudiado el juego de los vitorianos, por lo que el resultado puede resultar engañoso.


Los cántabros, bien dispuestos sobre el terreno de juego,  pusieron en muchos problemas a los “albiazules”. Muestra de ello es que la primera ocasión clara de peligro fue para Riki, con un disparo desde la frontal que el guardameta alavesista Miguel rechazó con su cara.

No sería hasta el minuto 23 cuando llegaría la primera ocasión para los locales merced a un disparo de Miki desde la frontal, que Pablo atrapó sin problemas. En la siguiente jugada de ataque del Alavés, Rubén Negredo – muy activo durante todo el partido- pidió penalti por una zancadilla dentro del área que el colegiado no observó como tal.  Seguía intentándolo el Alavés con buenas combinaciones entre Jonan García y Guzmán, por banda derecha del ataque vitoriano, pero sin llegar a generar excesivo peligro sobre el marco de Pablo. El dominio del Alavés era infructuoso y el empate al descanso, justo para los merecimientos de unos y otros.

La segunda parte comenzó con un Alavés más entonado, con buenas internadas por banda en las que Guzmán era el más entonado en los locales.  Claramunt -segundo entrenador- dio entrada a Sendoa Aguirre por Barahona, cambio que supuso más madera en el ataque alavesista. A un remate de Negredo al travesaño, le siguió una de las jugadas más espèctaculares de la tarde. Gerrado el jugador más destacado de los cántabros recogió un balón en la zona derecha de ataque, para después de conducir el esférico por toda la frontal del área contraria inventarse un remate de “rabona” que obligó a Miguel a lucirse y enviar la pelota a córner.

Tras un nuevo saque de esquina botado por el Alavés que Guzmán remató por encima del travesaño, los visitantes solicitaron penalti por manos en un despeje de la zaga vitoriana, en la siguiente acción el remate de Riki se fue a la cruceta defendida por Miguel.

Forzaba la maquinaria el Alavés.  Jonan García no paraba de sevir balones en profundidad, y  en una de estas combinaciones, en este caso con Rubén Negredo, que asistió perfectamente a Guzmán, que con un toque de sutileza, superó a Pablo para colocar el 1 a 0 en el marcador, era el minuto 85. La afición disfrutaba con un Alavés líder, a 5 puntos del Eibar su próximo rival. Estiró líneas la Sociedad Deporiva Noja buscando el empate, y en un robo en defensa por parte de Asier Salcedo, que habilitó perfectamente a Jonan García, llegaría el gol de la sentencia vitoriana. El jugador vizcaíno marcó a puerta vacía tras superar al portero visitante en su salida.

No hubo tiempo para más, el árbitro señaló el final del encuentro y los albiazules siguen imparables, cinco partidos, cinco victorias, sin encajar goles en liga, y ya con un colchón considerable de puntos sobre sus más inmediatos perseguidores.