Real Oviedo 0 – 0 CD Marino. Un punto que resta

El CD Marino saca un punto del Tartiere frente a un paupérrimo Oviedo.


Imagen correspondiente al partido entre la Unión Deportiva Salamanca y el Real Oviedo. Foto: Real Oviedo

El encuentro disputado esta mañana en el municipal ovetense había sido calificado por Félix Sarriugarte como “partido trampa”. El empate a cero dio la razón al técnico azul pero la trampa no fue cosa del cuadro isleño sino del propio conjunto ovetense.

La mañana amaneció fría pero soleada. El sombrío asfalto brillaba casi tan congelado como la creatividad de un Real Oviedo que vio como se le escaparon dos puntos de esos con los que se cuenta desde Agosto.

El partido, como diría el maestro Sabina, transcurrió como lo hacen las cosas que no
tienen mucho sentido. Con intensidad, no mucha, pero sin ambición. Ni ocasiones. Como si los 90 minutos fuesen un mero trámite entre el vermut y la comida.

El primer disparo entre palos con peligro del partido, y último, llegó en el minuto 41 de la primera parte. Manu Busto metió un balón en profundidad a Casares, que recortó ante el marcaje del central y disparó pero una mano salvadora de Alberto evitó que el disparo cruzado se fuese al fondo de la red.

Antes de eso, el partido transcurrió entre un Oviedo que, con la posesión bajo control, quería hacer daño al Marino sin saber cómo, y un equipo visitante que, satisfecho con el empate, se limitaba a intentar hacer daño con balones a la contra y jugadas de estrategia. Tan sólo un disparo desde la frontal de Aitor Sanz en el 33’, despejado por un defensor a córner, irrumpió esa somnolienta dinámica.

Así llegamos al descanso y así comenzamos la segunda parte.

En el minuto 61, Sarriugarte movió el banquillo e introdujo a Dani Aquino por Íker Alegre. El “torito” se posicionó como extremo zurdo, dejando a Javi Casares como extremo diestro. El Oviedo notó la entrada del extremo y a partir de ahí las llegadas al área, con más corazón que cabeza, se sucedieron.

La entrada de Óscar por Casares en el último cuarto de hora dio más mordiente ofensiva a un Oviedo, que ni con dos puntas logró rematar las numerosas llegadas al área rival.

El Marino, por su parte, se acomodó con su punto, que les permite puntuar pro vez primera fuera de casa, y no inquietó a Dani Barrio. Queda para la duda qué habría pasado de haber sido más ambicioso el equipo canario.

Ambos equipos sumaron un punto. Punto que al Real Oviedo, una jornada más y ésta vez ante su afición, le resta credibilidad.

 

 

ALINEACIONES:

Real Oviedo: Dani Barrio; Owona, Mantovani, Baquero, Javi Cantero; Javi Casares (Oscar Martínez, minuto 76), Aitor Sanz, Cerrajería, Iker Alegre (Aquino, minuto 60); Manu Busto y Cervero

C.D. Marino: Alberto; Aaron Darias, Muny, Acai, Alozie; Rayco, Maykel (Jorge Reverón, minuto 78); Raúl Barco, Sandro (Pablo, minuto 90), Javi Marchena; y Noah (Adán, minuto 74)

ÁRBITRO:

Eiriz Mata, perteneciente al Comité Gallego. Amonestó a los locales Cerrajería y Oscar Martínez, y a los visitantes Alberto, Maykel y Raúl Barco

INCIDENCIAS:

Encuentro correspondiente a la sexta jornada de Liga, disputado en el estadio Carlos Tartiere ante 6.850 espectadores. Césped en buen estado. Mañana soleada. Álvaro, Jandro, Iván Rubio, Señé y Xavi Moré fueron los descartes que el técnico azul, Félix Sarriugarte, realizó en los prolegómenos del partido.

Por: Jacobo de la Roza ( @JacobodelaRoza )


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *