Gorka Etxeberría: “El equipo ha demostrado una profesionalidad encomiable”


Gorka Etxeberría, entrenador de la Unión Deportiva Salamanca. Foto: Noticias de Álava.

Gorka Etxeberría es una persona apasionada por lo que le gusta: el fútbol. Se ha tenido que buscar las castañas casi siempre lejos de casa, trabajando mucho para poder ir sacando la cabeza. Segundo entrenador, director deportivo… siempre ligado al mundo del fútbol. Este verano, tras unos meses en Hernani volviendo a los banquillos, le llegó la llamada de la Unión Deportiva Salamanca. Su fichaje en la ciudad del Tormes no generó mucho revuelo ya que era una persona de la que la afición no conocía mucho. Hoy, pocos meses más tarde, los socios se han rendido ante el trabajo y el fútbol de Gorka y su equipo. Atiende la llamada de LaSegundaB con ese mismo entusiasmo que le dedica al fútbol y habla de todo lo que rodea a una Unión que espera que sea su casa durante mucho tiempo.

¿Qué se siente el día que te llama un histórico como la Unión Deportiva Salamanca para que cojas las riendas del equipo?

Lógicamente la primera sensación es de interés y de satisfacción. A cualquiera le gusta y le agrada que un club como este se interese por él. Después, poco a poco, mientras la posibilidad va cuajando, por un lado sientes la intranquilidad de si finalmente saldrá o no y por otro lado te vas responsabilizando y preparando para hacer tu trabajo lo mejor posible.

¿Influyen todos los problemas extradeportivos que tenía el club a la hora de tomar la decisión de embarcarse en este proyecto o fue una decisión muy fácil de tomar?

Soy consciente de que yo opto al cargo precisamente por no estar el club en su mejor momento. Estas situaciones son una oportunidad tanto para entrenadores como para jugadores que aún no tienen tanto nombre. Pero aún sabiendo que esa es mi condición, claro que a ratos te preguntas si no te estarás metiendo en un ‘marrón’.

Llegas en el pasado verano a Salamanca tras el paso por un proyecto difícil como el del Hernani en un grupo tan difícil como el cuatro de la tercera. ¿Qué diferencia hay entre una categoría como la segunda b y un grupo difícil en tercera como es el cuarto?

Bueno, lógicamente para venir a la U.D. Salamanca me he valido mucho más de mi experiencia de año y medio como director deportivo del Alavés, o mis pasos por Girona y Zaragoza como segundo entrenador, que de los dos meses que entrené al Hernani en Tercera al final de la temporada pasada. Por la categoría y por ser clubes profesionales hay bastantes similitudes. Los dos meses en Hernani fueron muy satisfactorios para mí porque sentía que necesitaba volver al banquillo como entrenador principal y por el estupendo grupo con el que me encontré, pero deportivamente no se puede comparar con un proyecto profesional.

Tu labor este año, además de la de dirigir al equipo, ha sido confeccionarlo como director deportivo. ¿Qué ventajas y qué inconvenientes consideras que puede tener aunar estas dos tareas?

Inconveniente ninguno, salvo que me hace dejar mi vida personal para otro momento. Desde el punto de vista deportivo pienso que es mejor así, porque al trabajar siempre en equipo llegamos perfectamente a todo y evitamos distorsiones e interferencias entre el despacho y el campo.

La Unión Deportiva Salamanca cambiaba el Grupo II de la pasada temporada por el Grupo I, ¿este cambio beneficia a la Unión o genera perjuicio? A la hora de configurar la plantilla, ¿se tiene en cuenta que el equipo va a competir en uno u otro grupo?

En esto también el único perjuicio es personal, porque me impide ir tanto a San Sebastián. Pero deportivamente creo que, a pesar de ser grupos diferentes, cada uno tiene su dificultad y no es ni mejor ni peor. Es sólo diferente. Y en cuanto a la confección del equipo, bastante hemos tenido con fichar de acuerdo a nuestro modelo de juego y con el bajísimo presupuesto que hemos tenido ¡como para tener en cuenta también las características del grupo!

La respuesta del equipo ante la difícil situación extradeportiva ha sido excepcional. Una respuesta que ha sido aplaudida por la afición. ¿Cómo valoras la actitud de tu equipo y de la afición ante la situación producida?

El equipo ha demostrado una profesionalidad encomiable y ha dejado claro que su motivación principal es la oportunidad deportiva que tiene por delante. Lógicamente estar sin cobrar ya desde el primer mes ha sido inaudito, pero la fortaleza del equipo ha quedado clara. En cuanto a la afición, ya he dicho varias veces que, junto al campo y los servicios médicos, es lo que queda en el club ‘de primera división’.

En el Deportivo Alavés hace dos temporadas viviste una situación extraña. Siendo director deportivo te alineaste con la plantilla, en un escrito y pediste la dimisión. El caso de La Unión sin ser igual tiene condicionantes parecidos. ¿Qué diferencias encuentras en esta ocasión?

No tiene nada que ver. Yo estaré eternamente agradecido al Alfredo Ruiz de Gauna por haber confiado en mí como director deportivo de un club tan importante como el Alavés. Pero por las circunstancias concretas e internas de aquella temporada, llegó un momento en el que la situación entre la plantilla y el presidente era insostenible, yo consideré que no debía quedarme tapado con tal de permanecer en mi puesto y apoyé a quien creía que tenía razón, aunque me costase el cargo. En Salamanca es totalmente distinto. Internamente no hay fisuras ni ningún problema y vamos todos de la mano, aunque evidentemente el club necesita soluciones para poder sobrevivir. El único desencuentro se ha producido entre todo el club y los administradores concursales, por haber permitido iniciar una temporada nueva ¡sin tener atado el pago ni del primer mes! Pero gracias al Ayuntamiento y a la familia Hidalgo parece que ya está todo solucionado y que nos vamos a poder centrar sólo en lo deportivo.

¿Cómo está la salud de la Segunda B? ¿Es viable?

¡Buff! No soy quien para hablar tan en general de toda la segunda B, pero da la sensación de que cae a la misma velocidad que lo hizo inmediatamente antes la burbuja inmobiliaria…

Hablando del tema deportivo, has devuelto la ilusión a una ciudad que se marchitaba en lo futbolístico. ¿Cuál es la receta?

Receta no tengo. Me gusta mi trabajo y no paro de trabajar. En la faceta de director deportivo lo único en lo que sí me mantengo firma es en que los análisis y los perfiles de las necesidades las marcamos desde dentro y según un modelo de juego propio. Primero saber bien qué necesitamos y qué queremos, y luego abrirnos al mercado pero sin movernos ni un pelo de lo que queremos. En cuanto a la labor de campo, a mí me gusta el juego combinativo pero que a su vez sea dinámico, intenso y agresivo. Es lo que me gusta y creo que al aficionado también.

Ya has tenido unos meses para conocerla. ¿Cómo es Salamanca?

Ya la conocía, pero lógicamente ahora bastante mejor. Es una ciudad maravillosa, tanto para trabajar como para vivir. De las mejores que conozco… ¡Después de Donosti, claro! Je, je…

¿Dónde se ve Gorka Etxeberria dentro de cinco años?

¡Espero que entrenando! Dónde ya es mucho decir… ¡Ojalá pudiese ser aquí!


  • zas

    Muy buena la entrevista! como el entrenador! Gorka la afición de la Unión te estará agradecida de por vida por tu implicación en la dura situación que hemos pasado, como encima consigamos algo grande… ya ni te cuento! hala Unión! y gracias por poner tu granito de arena para salvar a la UDS de una muerte anunciada!

  • charro

    Gracias Gorka!! Esperamos que puedas estar muchos años por Salamanca, porque has demostrado en pocos meses que vales mucho!!!

  • Luiso

    Menudo crack. Gracias Gorka por devolvernos la ilusión.