Zamora CF 1 – 1 Getafe B. Los rojiblancos se abonan al empate

Partido muy luchado entre un equipo que no sabe lo que es vencer y otro que no consigue ganar fuera de casa.


Imagen correspondiente al partido Zamora – Guijuelo. Foto: La Opinión de Zamora.

El Getafe es un equipo ordenado, con buen toque de balón, ambicioso, pero que no acaba de generar peligro. Se atasca en la recta final, cuando tiene que aparecer el hombre que haga magia y deje solo al delantero. Tiene posesión, intenta entrar por fuera y por dentro, batir líneas, amontonar jugadores en posiciones de ataque y hasta ahí. Ahí es dónde al Getafe le faltó dar un paso más y crear verdadero peligro.

Por su parte los rojiblancos son todo lo contrario. A los de Aguirre no les hace falta tener mucho tiempo el balón para hacer daño. Tienen puñales que atacan por todos los lados, verdaderas balas que pusieron en problemas a los azulones cuando tenían que correr hacia atrñas. Defensivamente acumulan hombres, juntan líneas y bregan hasta poder tener ocasiones de ataque.

Así el partido discurrió sin grandes ocasiones, con dos equipos que peleaban cada centímetro de campo. Empezaron más fuertes los rojiblancos y tuvieron una ocasión de Miguel Santos nada más comenzar el encuentro. Siguieron llegando con peligro hasta que en un corner Borja Rubiato inaugura el marcador.. El Getafe B seguía mandando en el partido pero sin meter miedo a Sergio Sánchez. Pudieron aumentar la ventaja los zamoranos con contras de Sergio García y Javi Rodríguez.

Después del descanso mejoró el Getafe que se hizo más vertical, aunque quien seguía poniendo las ocasiones eran los rojiblancos. La tuvo en tres ocasiones Sergio García y en otra Edu Payá para poner el 2-0 pero el balón no acabó entrando.

El Getafe B pudo empatar el partido en varias incursiones en el área que acabó desbaratando Alberto Prada. La insistencia visitante acabó dándole el gol del empate en una gran jugada combinativa que llegó a Arturo y este, con sangre fría, batió a Sergio Sánchez.

El gol le dio confianza al filial que consiguió llegar en otras dos ocasiones para intentar ponerse por delante aunque el marcador ya no se movió y el Zamora, que acumula cinco empates seguidos, sigue sin saber lo que es ganar y el Getafe B sigue sin saber lo que es vencer fuera.