Pablo López: “El fútbol se está focalizando demasiado en los equipos importantes”


Pablo López en las instalaciones del Liverpool.

Pablo López Salgado, 1974. Jugador de fútbol con el Rayo Mahadahonda, dejó la práctica de este deporte para realizar otras labores cercanas a él. En este mismo equipo ocupó el puesto de Director Deportivo y el de entrenador. Desde entonces no ha parado de formarse en España y en el extranjero, buscando mejorar y aprender. Habla de fútbol con mucho conocimiento y siempre se moja y da su opinión. Charlar con Pablo de fútbol es siempre conocer un punto de vista interesante. hoy nos cuenta todo lo que tiene que ver con la Segunda B.

Buenas tardes Pablo. Entrenador y Sociólogo. ¿Cuánto tienen que ver una especialidad con la otra?

Son dos caminos que pueden ir de la mano, si tú quieres. Yo las entrelazo como parte de dirección de grupos. Al final un equipo es un colectivo de personas. Un micro sociedad con personalidades muy distintas y con rasgos culturales y de edades muy diferentes.

Has introducido cambios en los entrenamientos que parecían anclados desde tiempos inmemoriales ¿También tiene que ver con la Sociología?

Nosotros creemos en una forma de entrenar a la hora de entender el fútbol, en la cual prevalece la toma de decisiones de los jugadores. Creemos que podemos adoptar aspectos positivos de otros deportes para atraerlos al fútbol. Y una vez dentro de nuestro deporte, esperamos y obligamos a que el futbolista intente pensar entrenando, para que luego le sea más sencillo en la competición.

Tu estilo de juego ha sorprendido, pese a que de momento en Alcalá no han acompañado los resultados, a los propios seguidores del club y a los aficionados de las ciudades a las que os habéis desplazado. ¿En un mundo como el del fútbol que es tan resultadista, crees que tienen cabida propuestas valientes como la tuya?

Nosotros creemos en una forma de entender el fútbol con el buen trato de balón, y teniendo el mayor tiempo posible la posesión de balón. Así creemos que tendremos más opciones de ataque y más facilidad para defender. A las aficiones rivales les sorprenden, pero es en lo que creemos. Los resultados llegan con el tiempo y con paciencia. Hay mucho jugador nuevo en el equipo.

La Segunda B es una categoría con una marcada tendencia descendente en cuanto a seguimiento y a economía. ¿Qué urge cambiar en la división de bronce?

Quizás que el fútbol se esta focalizando demasiado en los equipos importantes de Primera División…y eso conduce al olvido al resto de equipos y de categorías. La división de bronce tiene que tener su relevancia y hay que intentar entre todos que sea así. Lo que sucede que la crisis actual del país, está limitando mucho al fútbol modesto.

Uno de los aspectos positivos de esta categoría es que se está convirtiendo en escaparate y formación de jóvenes valores. ¿Es una categoría adecuada para forjar promesas?

Si. Y tiene que ser así. Ante la falta de recursos económicos, hay que confiar en la juventud. En los clubes más modestos y de fútbol base hay grandes entrenadores, y eso hace que cada día salgan mejores jugadores. Hay que apostar por ellos.

Uno de los temas que ha ido cambiando en la Segunda B es el de los sub 23. ¿Qué opinión tienes al respecto? ¿Lo modificarías de alguna forma?

Me parece bien, siempre que los utilices. Hay muchas plantillas que tienen jugadores sub23, sólo para completar plantillas, y su presencia es testimonial. Yo obligaría jugar con cinco en el terreno de juego.

¿Qué piensas de la tan comentada liga de filiales?

Sería lo ideal para formar futbolistas del futuro. Competirían contra rivales de máximo talento. En España no creo que por nuestra mentalidad sea posible. Somos muy tradicionales.

Se llevan unas pocas jornadas de momento, pero ya se empiezan a colocar los equipos en la que va a ser su guerra particular durante todo el año. ¿Qué equipo te ha sorprendido más hasta el momento? ¿De quién esperabas algo más?

De momento Oviedo, Tenerife, Salamanca, Avilés…  se están situando en las posiciones que por presupuesto tienen que estar, y por lo que representan sus ciudades en el panorama futbolístico. De momento es pronto para sacar mayores conclusiones. Siempre digo que hay que esperar al final de la primera vuelta para definir a cada equipo. Hay muchas novedades en las plantillas.

Los gestores de los clubes en Segunda B no son gestores profesionales, son, en muchos casos gente que pone todo su empeño pero que no está formada para ello. ¿Crees que esta situación genera problemas a los clubes? ¿Qué diferencias te has encontrado en el extranjero?

El problema es la profesionalidad de la categoría. Estamos en el término medio entre equipos profesionales y amateurs. En el extranjero toda persona que trabaja en un club, es profesional. Con una dedicación exclusiva a su trabajo. Desde los dirigentes hasta los encargados de material. Esa profesionalidad se nota en todo lo que rodea a los clubes. En España es difícil, por no poder tener dedicación exclusiva, la economía no lo permite. Sería lo ideal para el beneficio de todos.

En esta categoría se mezclan entrenadores que son asiduos a la categoría pero también aparecen jóvenes figuras de vez en cuando que refrescan el panorama. ¿Crees que es una categoría para la formación y el aprendizaje del entrenador? ¿Sirve como un trampolín hacia los clubes de la Liga de Fútbol Profesional?

Los entrenadores siempre aportan ideas, tanto los más veteranos como los más jóvenes. Cada uno en su perfil. Hay gente del colectivo del entrenador que lleva muchos años enseñando y aportando grandes cosas al fútbol. Al igual que gente joven aportando novedades y especialización.

¿Qué le aporta al nuevo perfil de entrenador la aparición de revistas especializadas o webs que dedican información a aspectos más concretos del fútbol?

Todo lo que sean mejoras o aportaciones novedosas es un lujo para el mundo del entrenador. Cada día se van descubriendo novedades y mejoras para el fútbol. Pero no olvidemos que el fútbol es de los futbolistas. Ellos son los protagonistas de este juego.

Eres un asiduo a las redes sociales ¿Dónde nació ese interés?

En mi etapa en EEUU, nos obligaban a manejarlas de cara al aficionado. Allí se utilizan de manera muy diferente. Allí se usan de apoyo, de información, de conocimiento del aficionado acerca de sus referencias. Aquí se mal usan en muchas ocasiones. Yo leo muchos insultos o malas formas hacia las personas. No lo entiendo..

Yo las uso como herramienta de trabajo. Siempre hablo de fútbol, nunca de otra cosa, eso es mi vida privada.. La gente me pregunta, me pide consejos, colaboraciones… y yo aprendo de muchos profesionales.

Antes de aterrizar en Alcalá de henares estuviste en Estados Unidos ¿Cuál fue la mayor sorpresa que te deparó el fútbol de allí?

Lo profesionales que son para todo. Estuve en Grecia  y GB, anteriormente, y no vi tanto profesionalismo hacia un deporte. Ellos entienden todo deporte con muchísimo respeto. En el club que tuve la suerte de dirigir, todos los entrenadores, desde la base, hasta el primer equipo eran profesionales, a full-time. Eso hacia que el club funcionara como un reloj.

Desde la llegada de Klinsmann se ha intentado mejorar la formación del fútbol base estadounidense. ¿Se han profesionalizado más que en España?

Están en ello. El contrato de Klinsmann es para 5 años. Eso te da la importancia que le quieren dar. Klinsmann controla toda la formación de los entrenadores, y se ha rodeado de un buen grupo de profesionales. El objetivo es sembrar para un futuro. Sin prisa.

¿Qué hace Pablo López cuando acaba un partido? ¿Es de los que desconecta hasta el lunes o de los que no pega ojo hasta dar con las claves del partido?

Todos los entrenadores, visualizamos el partido de diferentes formas y queremos corregir cosas para el futuro. Observamos, vemos y analizamos para mejorar en el futuro. Lo que sucede que si eres muy autocrítico, no te gusta casi nada cuando pierdes un partido. Y tampoco hay que ser tan duro en las reflexiones. Hay que saber desconectar.

¿Cómo es tu vida en Alcalá fuera del fútbol?

Disfruto con mi gente todo lo que puedo . Me encanta ver deporte. Y luego doy clases en el curso de entrenador, aparte de comentar partidos.