Embela: “Antes los futbolistas sonreíamos más en el campo”


Jose Manuel Embela durante una entrevista. Foto: Fútbol Aragonés.

José Manuel Embela. 1972. Ex-jugador de fútbol y actual técnico. Mantiene algunos posos de ese “Zamoreno” que deleitó a muchas aficiones con sus goles y lo intenta transmitir a sus equipos, esa alegría futbolística con el balón que no está reñida con un excelente trabajo táctico. Dice que no es un hombre que de titulares, sin embargo sus palabras sinceras cargadas de sabiduría de quien lleva ya muchos años en este mundo dejan montones de frases que hacen reflexionar. Así es Embela, entrenador del CD Teruel.

¿Cómo es una semana para Embela después de perder un partido por una gran diferencia como ha ocurrido en Eibar?

No deja de ser una semana normal, donde se tienen que trabajar a principio de semana los errores cometidos y tratar de solucionarlos, para ya a partir del miércoles, únicamente pensar en el partido del domingo ante la Real Sociedad B.

Conociste esta categoría hace algunos años como jugador. ¿En qué ha cambiado desde entonces?

Actualmente se practica un fútbol mucho más táctico y las diferencias entre los equipos son mínimas, marcadas quizás por apenas un gol de diferencia. Gol que habitualmente cae a favor del equipo más poderoso y estable económicamente. Se arriesga menos.

Anteriormente, se realizaba un futbol mucho más descarado y espontáneo. Los futbolistas creo, sonreíamos más en el terreno de juego.

En tus años de jugador en el CD Almazora te pusieron el apodo de “Zamoreno”. Si hubiera un apodo para ponerle al Embela entrenador, ¿cuál podría ser?

Mas que un apodo particular a Embela entrenador, si que me gustaría que se identificase a la personalidad de los equipos de Embela. Un equipo respetuoso, sin complejos, que practica buen futbol y que busca siempre ganar el partido.

La profesionalización en algunos ámbitos en Segunda B es manifiesta, sin embargo en otros sigue siendo una categoría amateur. ¿Es difícil convivir con ello?

Es una lástima ver como la principal diferencia de la categoría está marcada en el apartado económico. Y resulta difícil ver como jugadores, técnicos y empleados de equipos, que dependen económicamente de sus ingresos, se quedan a veces sin cobrar en muchos equipos.

Debería regularse de algún modo la categoría, para que los clubes iniciasen la campaña con un mínimo fondo económico asegurado y que estuviese destinado de manera exclusiva a asegurar sueldos.

Cuando un futbolista se convierte en entrenador, ¿ahonda más en sus carencias o busca que su equipo se asemeje más a su estilo como futbolista?

En mi caso trato de transmitir en cuanto a actitudes la parte positiva de mi etapa. La ilusión, competitividad y deseo de ganar continuamente. Y en cuanto a aptitudes, he tratado de formarme y posteriormente trabajar con mis equipos de la mejor forma posible, independientemente de mis cualidades como jugador. Es una etapa completamente distinta.

El equipo ha mostrado ser uno de los equipos que mejor defiende del grupo II, pese a la derrota de este fin de semana, donde las defensas suelen ser siempre de calidad. ¿Consideras determinante la optimización de la parcela defensiva en este grupo sobre el resto?

Los cuatro grupos son similares. El tópico de que se practica distinto futbol en cada uno de los cuatro grupos de segunda B, viene más definido de la época que antes habíamos comentado y que la categoría era más espontánea y descarada. Actualmente la similitud entre el juego de los cuatro grupos es evidente, y la importancia táctico-estratégica defensiva de los equipos es vital en cualquier grupo.

¿Cómo quiere Embela que jueguen sus equipos?

Vengo de aprender y de trabajar durante 7 años en un futbol base marcado por el buen gusto en el trato del balón. Si le añadimos garra, compromiso e ilusión. Podríamos estar hablando de las características de un equipo al que entreno.

¿Cómo analiza la situación económica de La Segunda B y qué cambiarías de ella?

Es difícil ver como continuamente equipos se ven abocados a desaparecer por la falta de recursos económicos.

No me gusta ver que un equipo, por tener un presupuesto ajustado y pequeño y que ha cumplido económicamente con sus jugadores y técnicos no ha podido salvar la categoría deportivamente, y si que lo consiga un equipo poderoso deportivamente y que luego haya dejado de pagar las mensualidades a sus jugadores.

Defínenos cómo ves el Grupo II en la presente campaña.

Un grupo muy igualado. Con un nivel muy elevado en cuanto a la calidad de los equipos.

El gran número de equipos filiales hace que sea un grupo muy imprevisible ya que un equipo filial es capaz de perder o ganar cualquier partido, ante cualquier equipo independientemente de la clasificación que ocupe.

¿Qué falla en la Segunda B para que sea una categoría que no resulte del todo atractiva al aficionado del fútbol cuando se pueden ver partidos de tantos colores?

Sinceramente te puedo decir, que particularmente en este grupo el atractivo “futbol” es inmejorable: estadios bonitos, campos de césped natural, grandes, con buenos terrenos de juego y  al final… estadios casi vacíos.

Hace poco vi que en un partido que jugamos con el CD Teruel, las entradas estaban a un precio muy elevado y sobre todo, algo que me dolió mucho ver. La entrada de los niños a 5 euros. No creo que sea un camino acertado, hacer pagar a los niños para ver un partido de futbol.

Ahora que todo el mundo habla de la Selección Española ya que es un referente a nivel mundial, hablemos de selecciones. Está muy complicado, pero ¿podría clasificarse Guinea para su primer Mundial?

Guinea Ecuatorial, es un país actualmente emergente en muchos ámbitos. Y quizá sería un buen momento para planificar una buena estructura desde la base.

Ahora mismo una clasificación para un mundial, queda muy lejos, pero con una planificación a largo plazo realmente podría convertirse en un equipo a tener en cuenta ya que en España hay muchos jugadores hijos de guineanos jugando en equipos base de elite, y el futbolista guineano nativo, es un jugador de talento.