Bilbao Athletic 1-0 Lleida. Once metros para tres puntos

El Bilbao Athletic se ha llevado en la mañana de hoy los tres puntos gracias al tanto logrado por Eric Morán desde los once metros

Asier Sánchez twitter de @asier_sanchez @asier_sanchez

El Bilbao Athletic se lleva los tres puntos en un intenso partido

Intensidad en el choque disputado a las doce del medio día de hoy en Lezama. La lluvia caída desde el miércoles en Bizkaia y la intensidad con que caía durante la pasada noche hacían presagiar un partido brusco en un campo blando. El campo de Lezama aguantó toda la carga de agua y el césped no fue escusa para deslucir un choque sobre el que había muchas miradas.

Llegaban los de “Cuco” Ziganda deseando romper la mala racha que habían cosechado en los últimos partidos y lo tenían que hacer ante un buen conjunto, el Lleida, que venía con el cartel de segundo clasificado y con buenas cifras de goles. Lezama, pese al mal día en lo climatológico, presentó una buena entrada entre la que se pudieron ver a varios entrenadores y personas apegadas al fútbol de segunda B en las gradas.

Comenzaba el partido con el Bilbao Athletic queriéndose hacer dueño único del balón, esperando el Lleida atrás las imprecisiones posibles del rival en la secuencia de pases. La rapidez del terreno de juego beneficiaba a los de casa, que movían rápido el balón, utilizando las alas para crear peligro pero sin que los de Lezama acertaran a rematar.

La lesión de Ruiz de Galarreta, con problemas musculares, obligaba a un cambio en el minuto quince que cambió la dinámica del partido. Aketxe le sustituía, teniendo Ziganda que recomponer el equipo. Aprovechó esta circunstancia el Lleida para adelantar líneas y hacer una adelantada y valiente presión al equipo de casa al que, pese a su precisión e intensidad, le cosataba salir de atrás. Pero cuando lo hacía, generaba peligro. Hacía daño la velocidad de lso “Katxorros” cuando superaban la presión del equipo catalán. Entonces iba a aparecer uno de los protagonistas del partido: Pau Torres. El meta del equipo leridano, con dos paradas antológicas demostrando buenos reflejos mantenía a su equipo con la portaría a cero y desesperaba a los de casa. Gran actuación del meta visitante.

Después de esas dos ocasiones, el conjunto visitante lo intentó, combinando rápido tras las dejadas del delantero Asier Eizaguirre, pero no generó peligro a la meta defendida por Jon Ander Serantes. Se llegaba así al fin de la primera mitad con tablas en el marcador.

En la segunda mitad el Bilbao Athletic quiso meter el ritmo que había metido al principio de la contienda y abrió el campo, generando espacios que quiso aprovechar un Lleida atento y bien colocado. Sin embargo, a los diez de la segunda mitad, una jugada iba a marcar el transcurso del partido.

Biel Medina, que había sido advertido por el árbitro en la primera parte en dos ocasiones y que había sido muy agresivo en todas sus acciones iba a ser expulsado al cometer una acción que el árbitro ha entendido como agresión. La falta, dentro del área, suponía penalty y al equipo visitante quedarse media hora con uno menos.

Eric Morán no fallaba y anotaba el penalty sin que Torres pudiera hacer nada, adelantando al equipo de casa y poniendo el 1-0 que sería el resultado final del partido.

Siguió entonado el Bilbao Athletic, jugando con uno más y dominando el control del esférico que sólo perdió en varias imprecisiones o indecisiones de Jonás Ramalho -hoy lateral derecho- en el pase. que generaron contras que no generaron, eso sí, excesivo peligro en la meta de las oficinas de Lezama.

El Bilbao Athletic contó con ocasiones llegadas, sobre todo, desde la derecha y desde las botas de un desequilibrante Eizmendi, cuyos centros generaron peligro a la recompuesta defensa del Lleida tras la expulsión de Biel Medina. Ni Yurrebaso, ni Guarrotxena ni Guillermo después acertaron a batir a Pau Torres. Goti, Eraso y Eizmendi también lo intentaron sin suerte con disparos lejanos. Todos los disparos se fueron por alto.

El Lleida trataba, dentro de las limitaciones que generaba estar en inferioridad, sacar partido a las jugadas a balón parado en las que, en una ocasión, pudo llegar el empate. Un defensor rojiblanco sacaba un balón junto a la portería cuando Asier Eizaguirre y otro jugador visitante esperaban el remate. Lo intentó hasta el final el Lleida pese a que, a falta de trece minutos para el noventa, Pau Bosch era expulsado tras recibir la segunda amonestación. Con nueve costaba mucho tratar de generar ocasiones y el Lleida no llevó peligro en los instantes finales ante un Bilbao Athletic que no sufrió pero que tampoco acertó a cerrar el partido.