Cacereño 2 – 0 Cadiz. Todo quedó en un espejismo

Todo quedó en un espejismo, el buen juego, la intensidad…  todo lo que demostró el Cádiz la jornada pasada ante el Cartagena. Los amarillos llegaban al encuentro ante el Cacereño con la necesidad de reafirmarse tras el partido de la semana pasada y con la opción de optar a la primera posición del grupo.


Moke en un partido del Cadiz CF. Foto: La Voz Digital.

Todo quedó en un espejismo, el buen juego, la intensidad…  todo lo que demostró el Cádiz la jornada pasada ante el Cartagena. Los amarillos llegaban al encuentro ante el Cacereño con la necesidad de reafirmarse tras el partido de la semana pasada y con la opción de optar a la primera posición del grupo.

El Cacereño llegaba al encuentro con la intención de parar al Cádiz que venía con mucha moral, además los de Cáceres, atentos a la Copa del Rey, intentaban no distraerse del encuentro.

Comenzó el partido con el Cádiz dormido, sufriendo en lo primeros minutos el acoso del Cacereño que no paraba de llegar al área cadista. En el 9 una falta botada por Palero, es peinada por Matías Saad y cerca estuvo Rafa Gómez de enviarla dentro de la portería.

Pasaban los minutos y las ocasiones del Cacereño seguían produciéndose con Rafa Gómez y Matías Saad liderando estas oportunidades, pero poco a poco el Cádiz se iba adaptando al terreno de juego  -que no presentaba sus mejores condiciones-. Los ataques de los amarillos hacían daño a la defensa,  Juan Villar, que no pudo disputar el anterior partido, llevaba la iniciativa ofensiva del Cádiz pero no lograba definir bien de cara a portería. Los últimos minutos de la primera parte fueron para los cadistas.

Tras la reanudación del encuentro, el partido parecía que iba a ser más de lo mismo que la primera. Los locales dieron el susto en el 47, Chapi remató un balón en el borde del área pero su disparo se marchó fuera. Las ocasiones eran equitativas para ambos equipos, el Cádiz lo intentaba al igual que el Cacereño, con un poco más de ganas, pero ninguno de los dos conseguía adelantarse en el electrónico.

Moke realizó en el partido otra gran actuación en el lateral defendiendo correctamente los ataques de los verdiblancos e incluso sumándose al ataque en numerosas veces. En el 57 empezaron a llegar los problemas para los visitantes: Belencoso se retorcía de dolor en el suelo y Monteagudo se vio obligado a cambiarle por Adrián Gallardo que calentaba desde el inicio de la segunda mitad. La defensa del Cádiz sufría cada vez más y así fue que en el 79, una lucha del balón entre Matías Saad y Bermúdez acabó con la expulsión del defensa cadista. Acción dudosa que cabreó al técnico cadista.

El Cádiz se quedaba con 10, ahora sí que iban a sufrir, el Cacereño cada vez más ofensivo no paraba de tener ocasiones, en el minuto 83 un fallo de Garrido al despejar casi acaba en gol en propia del Cádiz.

Una falta en el 86 botada por Santi Amaro y rematada sin problemas por Matías Saad acabó en gol para el Cacereño y ponía el 1-0 en el marcador. A los pocos minutos una buena jugada de Chapi termina con un gol de Santi Amaro en el 90.

Terminó el partido con un Cádiz que dejó escapar el empate en los últimos 10 minutos.

ALINEACIONES:

Cacereño: Fuentes; Palero, Ferrer, Carrizosa, Toni, Checa, Santi Amaro; Jaraiz (Privat 66′), Rafael Gómez (Esteve 73′), Chapi, Matías Saad (Manolo 88′).
Cádiz CF: Aulestia; Moke, Albentosa, Garrido, Bermúdez, Fall, Indiano, Juan Villar (Dieguito 73′), Pablo (Domingo 82′), Viyuela,  Belencoso (Adrián Gallardo 57′).

GOLES:

1-0 Matías Saad (86′); 2-0 Santi Amaro (90′).

ÁRBITRO:

David Gálvez Rascón del colegio madrileño, amonestó por parte del Cacereño a Palero y Checa, por parte del Cádiz CF a Viyuela, Adrián Gallardo y Garrido, expulsando por doble amarilla a Bermúdez.