#SOSRealOviedo

El oviedismo clama por su alma


Manifestación salvemos al Oviedo 2003 (Foto:Vozasturias.com)

El “Save Our Souls”, salvad nuestras almas, es la señal internacional de rescate por excelencia desde que se aprobase como tal en Berlín allá por comienzos del siglo XX. Fue elegida por la facilidad que suponía telegrafiar SOS.

Aunque el número de telégrafos se haya visto reducido hasta quedar únicamente los que se encuentran en los museos, y aunque internet o el whatsapp reduzcan cada vez más las abreviaturas a la hora de escribir, el SOS ha vuelto a parecer, una vez más, en el panorama futbolístico español. El oviedismo vuelve a pelear por salvar su alma, su club. Un Real Oviedo que por mucho que la pesadilla de las SAD se empeñe en negar, siempre fue, es y será de su afición.

No es la primera vez que el oviedismo alza la voz para ayudar a su equipo, ya lo hizo en 2003, cuando el Real Oviedo, gracias a los suyos, evitó la muerte casi de manera milagrosa, y en cada de las veces en las que el carbayón azul necesitó ayuda. La última gran hazaña de la marea azul fue quitarle la presidencia al que todavía sigue siendo su máximo accionista, Control Sport, con el prófugo Alberto González a la cabeza. Ésta vez, la batalla se presenta aún más difícil. Solamente la victoria (conseguir 2 millones y medio de €) es válida.

José Antonio García, Viktor Onopko, Carlos Slim… Son muchas las novias que se le han atribuido al Real Oviedo en los últimos tiempos. Algunas reales, otras, quizás, exagerando algo que no pasó de unas cuantas caricias. Sea cual fuere el caso, el tiempo apremia y los pretendientes deben dar un paso al frente. Ahora o nunca.

A los empresarios y hosteleros ovetenses también les ha llegado el momento de dar un paso al frente, aunque la coyuntura económica no sea la más adecuada. 10’75€ separan una acción de su dueño. Escasos once euros por acción que cada comerciante vería recompensados con la vuelta del equipo a Primera División, un estudio de la Cámara de Comercio de Valladolid calculó que la vuelta de su equipo a la Liga de las Estrellas le reportaría 5 millones a la ciudad. Esa cantidad no incluye el valor que un equipo de Primera incrementa a la marca de su ciudad, la Cámara de Comercio de Zaragoza estima que el valor generado por el Real Zaragoza equivale a una campaña publicitaria de más de 5 millones de €. A todo esto habría que añadirle los ingresos generados por el turismo que fomenta tener un equipo en primera división. Ahora, díganme, señores hosteleros, ¿no merece la pena invertir 10’75€ por acción en algo que les generará una rentabilidad de más del 100%? Nadie les pide una gran cantidad pero muchos pocos hacen un mucho.

Huelga decir que la palabra “refundación” no entra en el diccionario carbayón. Otro Oviedo nunca llenaría el Carlos Tartiere, ni haría llorar o sonreír a su afición. Ningún otro equipo llenaría como llena el Real Oviedo porque el corazón que nace azul, muere azul.

Al Capitán Smith el SOS no le funcionó, el Titanic se hundió antes de que nadie pudiese acudir en su ayuda. Espero que no tener que decir lo mismo del Real Oviedo y que el día 18 de Noviembre  podamos contar que el Oviedo ha llegado a puerto, un puerto bueno, y que está listo para partir hacia de donde nunca debió salir, la Primera División.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *