Alavés: multa y apercibimiento de cierre por el “bocadillazo” a Pinto


Pinto se duele en el suelo tras recibir el impacto. Foto: Intereconomía.

Una semana después de la fiesta que se vivió en Vitoria con motivo del enfrentamiento con el Barcelona en la Copa del Rey, al club le han comunicado esta mañana las consecuencias del único acto impune de toda la noche. El lanzamiento de un “trozo de bocadillo” que impactó en la cabeza de Pinto, portero culé, ha sido castigado con una multa de 2.000€, a lo que se une un apercibimiento de cierre del estadio Mendizorroza en caso de reincidencia.

El hecho en cuestión tuvo lugar en los primeros compases de la segunda parte, concretamente en el minuto 51 de partido. El acta de Teixeira Vitienes recogió el “lanzamiento de numerosos objetos” contra la portería defendida por el Barcelona tras el descanso, uno de los cuáles impactó en Pinto y obligó a detener el partido durante aproximadamente cinco minutos.

Días después de la disputa del partido, el Deportivo Alavés presentó en la Federación un escrito de alegaciones, en el cuál había incluída una prueba en vídeo. Sin embargo, el escrito albiazul únicamente se ha centrado en el bocadillo que impactó en el guardamenta, no en el lanzamiento de los “numerosos objetos” que cayeron desde una de las gradas de Mendizorroza.

Por ese motivo, el Juez Único de Competición se ha acogido esta mañana al Artículo 101 del Código Disciplinario, es decir, ha dictaminado que se dio una “alteración del orden del encuentro de carácter grave”. A ello se le une la aplicación del Artículo 15 del Código Disciplinario, el cuál indica que el Alavés no sólo “no adoptó las medidas conducentes a la prevención de los hechos acaecidos”, si no que, además, no logró identificar a los culpables del lanzamiento de objetos contra el área de Pinto.

Por todo ese cúmulo infraciones, el mismo Juez de Competición ha castigado al Alavés con una multa de 2.000€ y el apercibimiento de cierre del estadio Mendizorroza en caso de reincidencia en un período de tiempo que no se ha especificado. A partir de mañana, el días después a recibir la sanción, el club vitoriano cuenta con un plazo de 10 días hábiles (hasta el 20 de noviembre) para interponer un recurso ante el Comité de Apelación que evite, o por lo menos reduzca, el castigo impuesto desde Las Rozas.