Osasuna Promesas 0-3 Eibar. Más sangre


La “piña” de jugadores de poco sirvió. El promesas, de nuevo, frágil. Foto: Osasuna.

El Eibar urga en la herida de un Promesas sin reacción para ponerse a tres del Alavés

Una de las peores rachas en todas las categorías del fútbol en España que se recuerdan. Osasuna Promesas suma un total de dos puntos de treinta y seis posibles. Todo un récord negativo para los de Tajonar, que acumulan doce jornadas sin conocer la victoria. El Eibar fue muy superior en un partido de trámite para los armeros 

Se antojaba difícil que el Osasuna Promesas comenzara con su recuperación este fin de semana. Recibían al Eibar, segundo en la clasificación y uno de los equipos de juego más vistoso y efectivo del grupo. Como era de esperar, la reacción no se produjo. Monólogo de los de Ipurua durante los 90 minutos. Al partido le sobró unos cuanto minutos, con un equipo visitante ya relajado, cómodo y esperando a que pasaran los minutos con unas cuantas marchas menos de lo habitual.

Abaroa, en un gran estado de forma, y Mainz por partida doble se encargaron de hacer que los tres puntos se subieran al autobús armero a la conclusión del partido.

Media hora le duró el 0-0 a los de casa, en la que soportaton varias acometidas de los hombres Eibar. Internadas en botas de Mainz, Guille Roldán y Arroyo que no llegaban a buen puerto. Iba a ser, de hecho, otro el hombre que inaugurase el marcador.  Abaroa haría el 1-0 gracias a un disparo raso que entra en la meta local.

Siguió el dominio prácticamente total de los de Garitano, con posesión y criterio con la misma, haciendo que las ocasiones llegaran, pero sin prisa, evitando imprecisiones. Todo se ponía más fácil, además, con la expulsión de Carnicer dentro de las filas rojillas previo al descanso. Expulsión tonta. El Eibar se veía forzado a hacer una sustitución. Arroyo abandonaría prematuramente el campo para dar entrada a Del Olmo.

Y antes del descanso, el primero de Mainz, el segundo de la mañana en Pamplona que les iba a permitir llegar al vestuario tras los primeros 45 minutos sin presión y con grandes sensaciones.

Tras el descanso, mismo guión, nula reacción local y un Eibar que mandaba en todo. Seguían llegando las ocasiones que un Promesas flojo, tal y como se ha mostrado en el inicio, era incapaz de atajar. De nuevo Mainz iba a convertirse en protagonista aprovechando una de ellas. El rápido jugador eibarrés aprovechaba una asistencia del ingresado desde el banquillo del Olmo para batir al portero local. 3-0, partido sentenciado.

Baile de cambios, mismo guión, mismas sensaciones y tres puntos de viaje a Ipurua. El Eibar será segundo esta jornada en tanto que el Promesas continuará último y agotando las pocas opciones que les quedan.