El cadismo quiere una reacción ya

El Cádiz continúa con su desafortunada racha de derrotas, los amarillos encadenan tres encuentros consecutivos sin obtener ningún punto y la clasificación habla por sí sola. Los amarillos ocupan el puesto 11º a tan sólo tres puntos de la promoción de descenso donde se encuentra la Real Balompédica Linense.

Álvaro García

Afición del Cadiz en el partido frente al Mirandés. Foto: aguadaamarilla.blogspot.com

El Submarino Amarillo, comenzó esta temporada un nuevo proyecto con Alessandro Gaucci a la cabeza del mismo. Un comienzo esperanzador en liga venciendo en casa al Loja por 3-0, o la épica remontada en copa ante el San Roque de Lepe hicieron que la afición cadista se volcara de lleno en el nuevo proyecto, con un sólo objetivo: el ascenso.

Pero cuando las cosas no marchan bien, en todas las aficiones surgen dudas sobre cómo solucionarlas. La situación actual ha dividido al Carranza, que aunque está de acuerdo en que este proyecto no funciona, no se ponen de acuerdo en designar a los culpables de la posición en la tabla. Una parte de la afición amarilla piensa que el culpable de todo es el técnico, otros opinan que es la mala gestión de la directiva en cuanto a los fichajes, otra parte de la afición le echa la culpa al rendimiento de los jugadores y otros creen que es una suma de todos los factores.

Una cosa está clara, el Cádiz debe mejorar su juego si quiere obtener buenos resultados. El Carranza quiere llevar en volandas a sus jugadores pero para ello necesita algo más que lo que está recibiendo hasta ahora. La afición amarilla quiere una reacción de la entidad ya, quiere ver que no es demasiado tarde.

 

 ¿Confianza en Monteagudo?

Numerosos sectores de la grada cadista muestran su descontento con el técnico Alberto Monteagudo, sospechan que no es capaz de sacar el proyecto adelante ya que, durante las jornadas que se llevan transcurridas, no ha sabido sacarle todo el jugo a la plantilla que tiene. Es sabido dentro del cadismo, que hace unas semanas Monteagudo recibió un ultimátum por parte de Gaucci que fue salvando, pero parece que la situación actual empieza a ser insostenible.

Se ha hablado de su posible destitución tras la derrota de ayer en el Carlos Belmonte, incluso se ha rumoreado con la incorporación al banquillo cadista del técnico granadino Lucas Alcaraz, con gran experiencia. Sin embargo, poco después de ser anunciado, el medio El Desmarque Cádiz confirmó que Lucas no viajaría a la tacita de plata, aunque el Cádiz mantuvo contactos con su representante para la incorporación.

Por ahora, de forma oficial, la directiva del club andaluz ha mostrado su total confianza al técnico albaceteño y Alessandro Gaucci ha ratificado en varias ocasiones a Monteagudo.

En la próxima jornada el Cádiz recibirá en casa a La Roda, un club situado un puesto por detrás en la clasificación de los amarillos. Todo lo que no sea una victoria podría acabar encendiendo un estadio que necesita la mínima chispa para saltar.