El Real Avilés encuentra su exilio

El mejor equipo asturiano de LaSegundaB, segundo a un punto del líder, entrenará en Soto del Barco.


Instalaciones de El Pico, en San Juan de La Arena. Foto: El Comercio

Según publica hoy El Comercio, la pugna entre el Ayuntamiento de Avilés y el club de la Villa del Adelantado por conseguir el equipo un lugar donde entrenar de forma permanente toca a su fin. La entidad blanquiazul solicitó en repetidas ocasiones la plena utilización de El Muro de Zazo, utilizado solamente por dos equipos durante el fin de semana, a cambio de hacerse cargo del mantenimiento del mismo, pero el consistorio rechazó de manera reiterada dichas propuestas. Esto, junto al mal estado en el que se encuentra el césped de La Toba – utilizado por el club cuando no podía entrenar en El Muro de Zazo – han llevado al club avilesino a emigrar. El municipio de Soto del Barco, a unos 20km de Avilés, será su destino.

En declaraciones de José Luis Rodríguez a Deportes COPE Asturias, el dirigente blanquiazul manifiesta que, aunque el alcalde de Soto del Barco, Jaime Menéndez Corrales, no les ha pedido nada a cambio de la cesión de las instalaciones de El Pico, exceptuando el mantenimiento de las instalaciones, así como, el pago de todos los gastos que éstas generen, como la luz y el agua, “hemos querido tener un detalle y llevaremos allí a jugar al filial de Preferente y al juvenil de Liga Nacional, así como algún partido importante del resto de equipos de la cantera, para que así aumente el movimiento alrededor del campo, los padres coman por allí, etc. Les estamos muy agradecidos”. El acuerdo, en principio, es solamente para la presente temporada pero no se descarta que se pueda prolongar de cara a años venideros.