El millón de Pina

El Presidente del Granada comprará el sábado un millón de euros en acciones


Toni Fidalgo y Quique Pina en la visita del murciano al Carlos Tartiere en el mes de octubre. Foto: granadacf.ideal.es

Chisco García, en Onda Cero Asturias, anunciaba, pasadas las tres y media de la tarde, que el dirigente murciano, Enrique Pina, invertirá el sábado un millón de euros, bien mediante transferencia bancaria o bien de personándose en las oficinas del Carlos Tartiere, para convertirse en accionista de referencia del club azul. Ése millón no bastaría para hacerse con el 51% de la entidad azul, pero, quizás, sí que sea suficiente para gestionar el club. Con ayuda de terceros, por supuesto.

La reducción de capital dejó el capital social del club azul, anteriormente en 4.716.855€, en 1.843.861,50 €. Esto significa que el capital se vio reducido en más de un 60%, pasando sus acciones de estar valoradas en 27,50€ a estarlo en 10,75€ y permaneciendo los accionistas con el mismo porcentaje de acciones pero valoradas en casi dos tercios menos de lo que valían hace seis meses.

Ante tal situación, ¿en qué medida afectaría al club azul la inversión de Quique Pina? Para calcular su peso dentro del accionariado, supondremos que el capital social pre-ampliación, 1.843.861,50 €, se verá incrementado, como resultado de la ampliación aún vigente, en dos millones y medio de euros, un millón y medio correspondiente a accionistas minoritarios, la afición, y otro millón aportado por Enrique Pina, pasando a ser el actual capital social de 4.312.147,08€. Quedando el poder accionarial repartido como vemos en el gráfico situado a nuestra derecha.

Así quedaría el accionariado azul con la entrada de Quique Pina. Fuente: elaboración propia LaSegundaB

Tal y como podemos apreciar, Enrique Pina, con un 23,19% del capital social, necesitaría el apoyo del Ayuntamiento (11,41%) y el de CS o la abstención de, al menos, un 8% de los accionistas minoritarios para hacerse con la gestión del club. El caso de los accionistas minoritarios es peculiar porque, a pesar de representar un alto porcentaje de acciones (42,07%), su gran disgregación, recordemos que muchos son extranjeros, y el elevado número de accionistas, más de 7.000, complica que puedan agruparse en un solo voto. Si Pina logrará su empresa, o no, es una incógnita. Lo que parece seguro es que, en esta ocasión, la afición del Real Oviedo tiene mucho que decir en cuanto a quién llevará las riendas del club.

Cabe recordar que la entrada de Pina en el club carbayón no está confirmada. Existen otros grupos inversores, económicamente más fuertes, según fuentes municipales,  interesados en la entidad azul y, quizás, la decisión de, en tal solo unos días, el señor Pina de aumentar, hasta el momento sólo de viva voz, su aportación se deba a una estrategia para ahuyentar a los demás compradores. La solución, en menos de una semana.

Rectificación

Hace unas horass, fue publicado un artículo similar pero con datos erróneos al haber supuesto la reducción de un 40% y no de un 60%, como realmente ocurrió. LaSegundaB y, más concretamente, el que escribe éste artículo rogamos disculpas por las molestias y la confusión ocasionadas.

Twitter: @JacobodelaRoza