Pablo Alfaro: “Una adecuación a la realidad dará más realce a la categoría”


Pablo Alfaro el día de su presentación. Foto: Dleganes.net

Pablo Alfaro dejó huella en el fútbol español. Uno de los centrales más longevos de nuestro deporte, vivió mieles y decepciones durante su periplo como jugador. Al colgar las botas, quiso seguir cerca y se sentó en un banquillo. Tiene muy claro como quiere que jueguen sus equipos y que hay que hacer con esta categoría.

Buenas tardes Pablo. Después de un comienzo esperanzador ante el Zamora CF, no acabáis de conseguir dos victorias seguidas que os aúpen hacia arriba. ¿Cuáles son los síntomas del equipo?

Es cierto que nos está costando enlazar dos victorias seguidas. Aún así, el equipo se va encontrando cada vez más seguro con respecto a sus posibilidades y consciente de la gran igualdad que existe este año en nuestro grupo. La fortaleza mental y la confianza en lo que se hace bien resulta vital.

Hablando del Zamora. En su momento fue la primera victoria de la temporada, pero con el paso de las jornadas y el record de empates, se ha convertido en complicado vencerles.  ¿Te han pedido una segunda opinión sus rivales para no firmar una x contra ellos?

De momento no. De todas formas al Zamora le está costando ganar pero es cierto que tampoco cae derrotado casi nunca. Espíritu competitivo no les falta.

En tus últimos años como jugador, ¿eras un poco entrenador ya?

Mi última etapa posiblemente sí. El aspecto psicológico y de gestión de vestuario es lo que más me llamaba la atención. Creo que es una de las grandes claves del actual fútbol profesional.

Un técnico se va formando a través de las experiencias. ¿Qué aprendiste en Pontevedra y Huelva?

Aunque con diferentes resultados, las dos experiencias fueron muy enriquecedoras. En Pontevedra conecté realmente con el día a día de un entrenador profesional ( sus responsabilidades, sus obligaciones, sus miedos…) y me enganchó de verás. Además tuve la fortuna de coincidir con un extraordinario grupo de trabajo, de técnicos y de futbolistas. Y nos quedamos a las puertas de haber ascendido a la Liga Adelante…

En Huelva, fuimos capaces de realizar una magnífica pretemporada y las expectativas aunque realistas eran muy buenas. Comenzó la competición, tuvimos un aluvión de lesiones simultáneas en los hombres de ataque; entramos en ley Concursal con la Liga ya empezada… Y además nos costó en exceso marcar goles en las primeras jornadas. Un clima en contra de la Directiva que entonces presidía el Club, mal comienzo de liga y… Todos sabemos cual es el eslabón más débil en este negocio. A pesar de todo disfruté también mucho en el poco tiempo que estuve en tierras onubenses, la afición y la opinión pública me respetaron enormemente hasta el final. Ojalá algún día en el futuro pueda tener la oportunidad de devolver ese cariño que me mostraron.

Dos puntos fuera de casa. Catorce en casa. ¿Demasiada diferencia?

Efectivamente es mucha diferencia. Un buen equipo debe de demostrarlo en todos los campos. Ahí tenemos mucho margen de mejora y la evolución de nuestros últimos partidos como visitante me hace ser optimista al respecto.

¿Cómo juega el Leganés de Pablo Alfaro? ¿Qué diferencias palpables hay entre éste y tus últimos equipos?

Opino qué la virtud de un buen entrenador es ser capaz de adaptarte a los objetivos y a los medios, tanto materiales como humanos, de los que dispongas. Cada equipo tiene sus matices y sus objetivos. Y casi nunca suelen coincidir. El Leganés 2012-13 es un proyecto mucho más austero y realista que años anteriores. Nuestro objetivo es ser un equipo lo más competitivo posible, que salga con sus armas a ganar todos los partidos, no ser especulativos y tener la  ambición por bandera. A partir de ahí…

Si el Pablo Alfaro entrenador pudiera dirigir al Pablo Alfaro jugador, ¿Qué le diría?

Que se emplease con la misma pasión y amor por esta profesión como lo hizo. Que atemperase el comportamiento en algunos momentos y que intentase ser cada día un poquito mejor que el anterior.

¿Ves viable la Segunda B con todo lo que está pasando en Oviedo, Albacete, Palencia…?

Cada día que pasa estoy más convencido de que nuestra categoría está completamente inflada. Demasiados equipos, muchos de ellos con problemas muy graves. Una adecuación a la realidad dará más realce e importancia a la categoría. Año tras año vamos poniendo parches sin buscar una mejor solución. Soy de los que opina que o nos sentamos y lo solucionamos cuanto antes… O la cruda realidad lo hará por nosotros y además con otras reglas que no nos gustarán.

Como jugador probaste estuviste a punto de probar suerte en Grecia. ¿Qué pasó?

Aunque viene reflejado en algunos sitios que jugué allí, esto no fue así. Estuve a punto de firmar por el Iraklis de Salónica, visité la ciudad y el Club durante tres días pero al final el Sevilla F.C. pudo más y recalé a orillas del Guadalquivir. ¡Bendita decisión!