UCAM Murcia: Cuando ganar se convierte en misión imposible


Algunos jugadores del UCAM Murcia. Foto: goldelmurcia.es

El UCAM Murcia del grupo IV de la Segunda División B se ha descolgado como el único equipo de las categorías nacionales del fútbol español que todavía no ha conocido la victoria. De los 123 conjuntos que integran la Liga BBVA, la Liga Adelante y los cuatro grupos de la Segunda B, los murcianos son los únicos que no han estrenado el casillero de triunfos tras la disputa de 13 jornadas y obtener un bagaje de 6 empates y 7 derrotas.

Esta situación está causando un profundo malestar en el seno de la escuadra universitaria porque los mandatarios están comprobando como el esfuerzo económico que hicieron en verano para que el equipo jugara en la división de bronce no está viendo recompensa. Al respecto, hay que recordar que el UCAM iba a disputar el presente ejercicio en el grupo XIII de la Tercera División si no llegar a ser porque abonó a la Federación Española de Fútbol los 400.000 euros que costaba la plaza del Orihuela, que finalmente también juega en Segunda B en el grupo III.

Este hecho provocó que la confección de la plantilla se acometiera con muchas prisas y poco margen de maniobra, por lo que se buscó juntar a los jugadores murcianos que se encontraban desparramados por la geografía nacional como Pedro Barrancos y Kike Mateo. Todo ello, a las órdenes técnicas del joven entrenador Julio Cardozo que fue sustituido por Manolo Sánchez, pero ninguno de los dos ha logrado la fórmula de la victoria.

Los peores números de la categoría

Al margen de no conocer la victoria, los números del UCAM no invitan al optimismo en otras facetas. De hecho, hasta la disputa de la jornada anterior, Osasuna B y Zamora tampoco conocían la victoria, pero la lograron en su último encuentro frente a la Real Sociedad B (0-1) y el San Sebastián de los Reyes (3-1), respectivamente. Junto a pamplonicas y zamoranos, únicamente el Orihuela en el grupo III lleva también solo un triunfo (0-1 en el campo del Llagostera).

Otro aspecto en el que el equipo murciano muestra muchas debilidades es en sus partidos como local donde ha cosechado 4 derrotas en 7 encuentros y no ha sabido hacer de su terreno un lugar sólido. A este detalle hay que añadir que de los 6 partidos jugados fuera en 4 no ha sido capaz de marcar y que de los 8 goles que lleva a favor 4 los anotó como visitante en sendos empates a 2 en el campo del Real Betis B y el Lucena.

Precisamente en este apartado de los goles a favor el UCAM logra no ser el peor de la categoría, ya que en su mismo grupo el Villanovense solo ha logrado 5 goles y es el conjunto menos goleador de todo el fútbol nacional. Además, Orihuela, Osasuna B y Alcalá llevan siete goles, uno menos que los universitarios. Otro dato en el que consolarse lo encuentra el equipo murciano en los goles encajados (17) porque en su grupo IV Betis B y Loja llevan más con 27 y 21 respectivamente, si bien es cierto que el equipo sevillano encajó 9 goles en 2 partidos después de perder en Écija 5-2 y ante el filial del Almería 4-1.

No obstante, esta catarata de datos no se traduce en nada tangible que vaya más allá de la estadística porque en todos los casos el UCAM solo encuentra guarismos similares a los suyos en equipos que se encuentran en los últimos puestos en otros grupos, lo que demuestra que la tendencia del equipo universitario es de descenso. Queda mucha liga, pero está claro que si no se gana un partido de 13 el proyecto volverá a Tercera.