La Roda 2-0 Melilla. Berni y Pelegrina abren hueco


La Roda tira de efectividad para llevarse tres puntos. Foto: UD Melilla.

Partido entre dos equipos con estadísticas similares que se llevó el equipo local en la tarde del sábado

Llegaban tanto los de La Roda como los de Melilla con estadísticas parejas al choque que les enfrentaba en esta jornada. Sin duda, partido importante para ambos equipos de cara a poder abrir hueco y contar con golaverage para la guerra individual en caso de que la guerra se estreche hasta la última jornada. Los locales fueron mejores ante un Melilla que no acaba de dar con la tecla.

La primera parte le basó a La Roda para hacer los deberes y llevarse los tres puntos de la presente jornada gracias a dos tantos de Berni de la Cruz y Pelegrina. Y aunque parezca mentira, fue el conjunto visitante el mejor en los primeros minutos en el Municipal ante un rival que no había despertado sobre su césped. El dominio melillense, sin embargo, no se traducía en ocasiones, lo que servía al cuadro local para dar un paso hacia delante y hacerse con el dominio de la pelota y entrar en el partido poco a poco.

Cuando aun había habido poco que destacar en cuanto a peligro en ambas metas, Berni de la Cruz se inventaba un gran disparo desde la lejanía ante el que el meta visitante Munir no pudo hacer nada. El balón se colaba por palo izquierdo con gran velocidad y el primer tanto subía al marcador. La Roda cambió de marcha desde su primer gol y buscaba el segundo con disparos de media y larga distancia que, aunque no entraban, conseguían meter el miedo dentro del cuerpo a los jugadores del Melilla que daban un paso atrás.

El paso atrás generaba ocasiones y de un córner iba a llegar el segundo de los rodenses. Balón puesto al primero que Pablo García peina y que Pelegrina aprovecha para cabecear al palo largo y poner el 2-0 en el marcador, la calma en los de casa y muchos deberes en la mochila melillense.

La vuelta al césped tras el descanso dejaba el mismo guión en La Roda, con unos locales más seguros y dueños del balón, que no de las ocasiones que no llegaban con la frecuencia del primer tiempo y con un Melilla con más necesidad que cabeza. Sergio Ortiz y Amarito se encargaban de llevar cierto peligro a base de disparos lejanos.

Poco después del inicio los locales iban a desaparecer para dejar que el Melilla protagonizara el choque. Jairo, por movilidad, se convertía en el jugador más peligroso de los de Melilla y suyo fue un primer disparo que el meta local lograba atajar con solvencia.

Apretaba el Melilla, lejos aun de lo necesario para hacer el empate. Buscando las alas, los de la punta del otro continente buscaban generar peligro y pisar área rival ante una Roda que se defendía bien posicionada pero que no olía el balón con continuidad.

Los visitantes iban a encarar el final del partido con aun más superioridad gracias a la segunda amarilla que el autor del segundo gol local Pelegrina veía. Llegaban con esa superioridad las mejores ocasiones para el Melilla pero ni Aznar, ni Mahanan ni Chota acertaron.

Tres puntos de oro que se quedan en casa de La Roda que volvía al Municipal tras dos partidos lejos de casa.