La RSD Alcalá empata, deja el farolillo, pero merece la victoria

Los locales, que vieron como el Zamora CF se adelantaba en la primera mitad, tuvieron fortuna para encontrar el gol del empate y a partir de ese momento merecieron llevarse la victoria.


Borja Rubiato, autor de los dos goles del partido. Foto: La Opinión de Zamora.

Empate insuficiente para ambas escuadras que siguen en puestos de descenso y desaprovechan una gran oportunidad para sumar una victoria. Empezó con problemas el Zamora CF que perdía a Nacho Matador antes de que comenzara el partido y a Dani Mateos en la primera mitad por una lesión. Nuevos problemas para los rojiblancos que no podían contar para este partido con Manu Arias, Agustín y Sergio García, los tres lesionados.

Aun así, se repusieron a las bajas los rojiblancos que comenzaron mejor, intentando dominar el encuentro y hacer daño a la espalda de la defensa. La conexión con Borja Rubiato no acababa de llegar y la RSD Alcalá intentaba crear peligro a balón parado, asignatura pendiente de los rojiblancos esta temporada. Los locales intentaban tener el balón, pero su dominio era esteril, sin llegar a crear peligro y eran los zamoranos los que parecían que podían llegar antes al gol. Dani Hernández en una banda y Javi Rodríguez en la otra, eran incapaces de ganar la espalda de sus rivales pero conseguían meter el miedo en el cuerpo a los aficionados del Val.

Con el paso de los minutos se fue desinflando la RSD Alcalá, presa de su mala situación en la clasificación y los nervios que le iban atenazando. Quien mejoró fue el Zamora que, además, a la primera que tuvo se puso por delante. Funcionó la conexión Jorge Hernández – Borja Rubiato que puso el primero gol del partido.

El gol le sentó muy bien al Zamora, que tras la victoria de la semana anterior se sentía confiado de lograr otros tres puntos. Hasta el descanso los rojiblancos impusieron su ley y mantuvieron el resultado ante una RSD Alcalá que no merecía ir por debajo y que repetía males del pasado.

La segunda mitad fue completamente distinta ya que el Zamora no salió igual de enchufado y los nervios llegaron al equipo de Roberto Aguirre. La RSD Alcalá, sin excesivo fútbol, pero con mucho impetu se adueño del balón y del partido e intentó crear peligro en juegadas a balón parado. No lo pudo hacer a la primera, pero si a la segunda. Un balón colgado era cabeceado en propia puerta por Borja Rubiato para poner la igualada.

Pudo volver a adelantarse el equipo zamorano con un balón franco de Jacobo Trigo que no fue capaz de materializar y a partir de ahí, acoso local. La RSD Alcalá dominó un balón que no le pareaba en los pies a los hombres de Roberto Aguirre. Otras jugadas a balón parado pudieron acabar con un segundo gol local, pero la falta de acierto o un provdencial Sergio Sánchez acabaron con las opciones locales. Los cambios no le funcionaron al Zamora que seguía sin reaccionar y, aunque no acabaron llegando grandes ocasiones para los locales, el domino era abrumador.

Al final reparto de puntos que no satisface a ninguno de los dos pero que a ambos les hace subir un puesto en la tabla.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *