Sestao 1-1 Noja. De segundas partes


Reparto de puntos en Las Llanas.

El partido de Las Llanas se vuelve a decidir en la segunda mitad tras una primera parte apagada

De nuevo, tal y como sucediera en el mismo escenario con el Real Unión como visitante, los dos protagonistas del partido de Las Llanas dejaron las ocasiones y el mejor juego para los segundos 45 minutos. La primera parte discurrió en el centro del campo, sin grandes preocupaciones para los porteros de ambos equipos y con una aburrida grada de Las Llanas. La buena tarde para practicar fútbol, con unos 20 grados en Sestao.

Los primeros minutos dejaron  pocos detalles a los más de mil asistentes a la cita en Las Llanas. Césped blando y que fue empeorando con el paso de los minutos, provocando imprecisiones y juego predominantemente aéreo. La primera parte pasó sin pena ni gloria por Las Llanas. Y es que ni Sestao ni Noja acertaron con el último pase. Dos equipos y dos ideas muy diferentes. La del Sestao era canalizar su juego por las bandas siempre, buscando centros laterales. La alternativa, balones al espacio para un desacertado Silas ayer. La idea del Noja, orden, esperar atrás y salir con el balón siempre jugado, combinando rápido de primeras y llegar. No terminaban jugada los de Viadero y dejaban, poco a poco, el protagonismo a los de casa.

Sin nada a destacar por encima de lo anterior y con sólo ligero peligro para ambos porteros en las jugadas rivales a balón parado, moría la primera mitad que no será recordada por el público ayer presente.

Pero de nuevo en Las Llanas la segunda parte iba a servir para un cambio en el guión. No desde el principio, ya que el mismo tuvo a las imprecisiones y dudas como protagonistas, ante la desesperación de la grada. Grada que pedía cambios insistentemente a Ribera, entrenador local. Hernáez era reclamado por la grada, esperaba su turno desde el banquillo.

Fue el River quien avisó primero. Al saque de esquina Ibon, que servía a la perfección para Unai Calvo, después sustituido, que solo enviaba el balón fuera tras picarlo con la cabeza. La más clara de todo el partido para unos y para otros en un córner que el Noja no defendió bien.

El Sestao River cambió de cara gracias a la entrada de Hernáez, los balones llegaban arriba con más fluidez, siempre en centros laterales. En una de esas jugadas llevadas por el extremo recién ingresado, allá por el 77, el balón terminaba despejado por la defensa del Noja a la frontal. El despeje al centro le caía a Ibon, que de fuerte golpeo con la derecha colocaba el balón en las redes de la portería de la Gran Vía de Sestao. Bonito tanto. Pablo fue un mero espectador. Poco más pudo hacer el meta cántabro.

El Noja cambió tras el gol rival su idea de esperar atrás con calma y tomó la iniciativa del partido. Más verticales y con el empate en la cabeza. Las continuas pérdidas del Sestao en medio campo generaban aproximaciones a la meta de Montero que llevaban cierto peligro y que metían al Sestao atrás. En un córner mal defendido por los locales que no conseguían despejar los defensas verdinegros iba a llegar el empate. Esnaola aprovecha la indecisión y el barullo dentro del área para batir a Montero.

Después siguieron las imprecisiones, el partido se volvió más intenso y los piques fueron en aumento. Ni unos ni otros consiguieron hacer gol con un Noja más volcado gracias al peligro que generaban los balones enviados desde la lejanía.  En una combinación tras un robo de balón pudo llegar la remontada, pero los de Viadero no decidieron bien y la ocasión finalizaba sin pasar a mayores. Empate que deja a los dos equipos con diferentes sensaciones. Los de casa suman pero miran de reojo los puestos de abajo. Los cántabros suman fuera en un campo siempre complicado y duermen con buenos 20 puntos en su haber.

 


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *