FC Barcelona 3 – 1 Deportivo Alavés. El Glorioso merece mucho mas

El Deportivo Alavés se adelanta en el Camp Nou por mediación de Borja Viguera y ve como le anulan un gol legal y no le pitan un penalti claro. Por parte de los culés un doblete de Villa y un gol de Adriano son suficiente para pasar a la siguiente ronda.


El Deportivo Alavés hizo sudar al FC Barcelona. Foto: Mundo Deportivo

Las buenas sensaciones que el Deportivo Alavés dejó en el encuentro de ida se diluyeron con el resultado final de 0-3 que el Barça consiguió. Los de Natxo González querían demostrar que lo vivido en Mendizorroza no era un espejismo, que ellos, a su nivel, también sabían jugar muy bien al fútbol.

Salieron sin complejos al Camp Nou ante un Barcelona con los menos habituales y algunos jugadores del filial, pero un Barça que quería vencer y demostrarle a Tito Vilanova que merecían un puesto en el once titular. La presión babazorra ahogaba al centro del campo culé que no encontraba lineas de pase y tenía una circulación lenta de balón y los blanquiazules aprovechaban para salir a la contra y sorprender. Lo pudieron hacer nada más comenzar el partido cuando una internada en el área la cortaría Song con la mano al tirarse al suelo, pero Velasco Carballo, cerca de la jugada, no vio la mano del blaugrana.

Aun así los hombres de Tito no acababan de encontrar su fútbol y sólo la movilidad de Villa provocaba peligro en la portería de un Sergio Herrera titular por las lesiones de Miguel Martínez y Urtzi.

El club vitoriano siguió con su plan, ahogando la conducción blaugrana que no encontraba en posiciones ventajosas a sus extremos ni conseguía liberar a Villa que jugaba de falso extremo. En otra contra de los de Natxo González, un balón colgado al segundo palo le llegaba a Borja Viguera que remtaba a la perfección y nada podía hacer Pinto que se quedaba mirando la bola.  Inicio soñado para los de Segunda B y a seguir soñando.

El Barça intentó poner una marcha más para igualar la contienda pero seguía sin encontrarse cómodo. El run-run se instaló en la grada que no quería ver derrotado a su equipo aunque la eliminatoria siguiera siendo suya. Martín Montoya y Adriano, casi como extremos, empezaban a llegar haciendo daño, especialmente el brasileño que tras un cambio táctico de Tito, le había dejado toda la banda para él sólo.

El cambio táctico funcionó pues fue Adriano el protagonista del gol del empate. Una pared del brasileño desbarataba a toda la defensa y le dejaba sólo ante Sergio Herrera que nada podía hacer para impedir el gol local.

En la reanudación el FC Barcelona mejoró su imagen y consiguió tener posesiones más largas y con mayor peligro. El Deportivo Alavés robaba el balón más lejos de la portería de Pinto y le costaba más llegar con tantos hombres para crear peligro. Tras unos minutos de gran desgaste físico de los vascos, Tello se plantaba sólo en la frontal y Manu García le derribaba antes de que entrara en el área. La falta era perfecta para que David Villa la pusiera blandita junto al palo haciendo imposible la estirada del portero babazorro. Los azulgrana se ponían por delante en el marcador sin haber generado excesivo peligro.

Sin tiempo para que el Camp Nou celebrara la momentanea victoria de los suyos el Deportivo Alavés volvía a poner las tablas en el marcador pero el árbitro lo anulaba por un inexistente fuera de juego. No se vinieron abajo los vitorianos por las dos comprometidas decisiones arbitrales y siguieron intentando achuchar a los barceloneses.

En la recta final David Villa a pase de Tello marcaba a placer el tercero y dejaba cerrado el partido de vuelta. Al final 6-1 de resultado global pero el Deportivo Alavés mereció mucho en los dos encuentros.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *