Barakaldo 1-0 Tudelano. Los tres puntos, lo más destacado


Tres puntos de oro para el Barakaldo en un mal partido

Tres puntos de oro para el Barakaldo en un mal partido

El Barakaldo se lleva los tres puntos en un encuentro gris en el que dominó el juego aéreo y en el que existieron multitud de imprecisiones y escasas ocasiones. El Barakaldo cierra una racha de nueve partidos sin ver la victoria y ya piensa en el Izarra

El soleado día iba a ir haciéndose poco a poco más gris según se aproximaba la hora de inicio del partido. Mismo color de un partido que no pasará a la historia, protagonizado por dos equipos muy imprecisos y que con el paso de los minutos silenciaban poco a poco a la grada.

El césped de Lasesarre presentaba al inicio un estado muy bueno, sin embargo, el paso de los minutos y la humedad que presentaba hizo que se deteriorase, que el balón no circulase bien y que desde muy pronto el partido se jugara más por el aire que por la hierba. El Barakaldo salió más convencido, tratando de ganar por dentro todas las disputas gracias a los tres pivotes que Iñaki Zurimendi colocaba en un esquema con un solo punta y dos bandas rápidas. El Tudelano esperaba fallos del rival, cómodo, sin que las ocasiones fabriles llegaran y sin apenas dar facilidades al rival.

En los primeros compases solo el balón parado hizo que llegara el balón a una u otra área, si bien las defensas de los dos conjuntos se encargaban de solventar el peligro sin que éste pasase a mayores.

Con el paso de los minutos el Barakaldo trató de llevar su intensa presión hasta zonas más adelantadas, tratando de que el Tudelano se echara atrás y que para salir tuvieran que jugar en largo.

En la primera ocasión del partido, o la más destacada, iba a llegar el tanto de Orbegozo que daba los tres puntos a los de casa. Balón servido desde banda izquierda que gana por fuerza el punta Gualdinegro y que consigue introducir a duras penas en la meta de Asín. Dudas en la jugada y un gol que subía finalmente al marcador. Parecía en propia puerta, pudo serlo, pero el señor Soto del Colegio Riojano se lo ha anotado al gipuzkoano finalmente.

Tras el gol el guión y el juego continuaron, el balón al cielo y las ocasiones en el olvido. Así hasta llegar al descanso.

A la salida, más de lo mismo. Similar planteamiento, poca precisión y pocos acercamientos. No conseguían cambiar el gesto de la afición ninguno de los dos equipos hasta la hora de juego, cuando Villar primero, impreciso, e Izurza en el área pequeña después, con gran respuesta de Asín desbarataba la mejor ocasión fabril.

Un equipo local que daba un paso atrás en su presión, fruto del desgaste, y que daba más facilidades al equipo de Tudela en los últimos minutos. Así, en los últimos minutos el Tudelano encerraba atrás al Barakaldo y conseguían de ello una gran ocasión que moría en el larguero en el minuto 84.

Después, control del Barakaldo, nervios, pero tres puntos para los locales ante un Tudelano irreconocible, tal y como manifestaba su entrenador, José María Lumbreras al término del partido en rueda de prensa.

Aire para el conjunto fabril y “stop” en la buena racha de los navarros.

Ficha Técnica

Once Inicial Barakaldo CF: Aitor Fernández, Alberto, Ibon Díez, Méndez, Ariño, Izurza, Mentxaka, Garrido, Eneko Rubio, Orbegozo y Villar.

Once Inicial CD Tudelano: Asín, Lumbreras, Apesteguia, Lalaguna, Royo, David Pérez, Adrian Terre, Nandi, Gallardo, Reche y Martí.

Incidencias: algo más de mil espectadores en Lasesarre. Previo al choque tuvo lugar el homenaje al niño Garikoitz Sánchez, para el que iba destinada la recaudación del choque y que realizó el saque de honor.

Barakaldo y Tudelano homenajearon a Garikoitz antes del encuentro.

Barakaldo y Tudelano homenajearon a Garikoitz antes del encuentro.