UD Salamanca 4 – 2 CD Guijuelo. El derbi es blanco

Derbi loco entre la Unión y el Guijuelo que tuvo de todo y vivió de arreones de los dos equipos pero que finalmente acabó del lado de los locales aunque pudo ganarlo cualquiera.


La UDS se va de vacaciones con una sonrisa. Foto: Sportsalamanca

La UDS se va de vacaciones con una sonrisa. Foto: Sportsalamanca

Comenzó mejor el equipo de Sito, ahogando a la UDS con la presión y buscando el error unionista para poner el primero en el marcador. Los de Gorka Etxeberría no se desesperaron y siguieron con su patrón habitual y fruto de la perseverancia consiguieron romper las líneas chacineras y el balón llegó a Pons en la frontal del área que se sacó un gran zapatazo que Montero llegó a tocar pero no consiguió evitar que fuera gol.

Pese al buen partido que estaba cuajando el Guijuelo, los locales se habían adelantado en el marcador  y eso le hizo mucho daño a los jugadores de Sito que empezaron a hundir líneas y dejar que los unionistas tocaran a su antojo. Las ocasiones locales se sucedían y no tardaría en llegar el 2-0. Un fallo de la defensa chacinera en un córner permitía a Pol Bueso marcar libre de marca.

A los locales les valía la ventaja para llegar así al descanso, por lo que mantuvieron la pelota pero sin ser tan incisivos en ataque. Los chacineros intentaron crear algo de peligro antes del descanso, pero en muchas ocasiones perseguían sombras. Con el 2-0 se llegó al tiempo de asueto.

El Guijuelo salió dispuesto a morder como en el inicio de la primera mitad y en esta ocasión si congisuió sacar tajada. El alto nivel de intensidad desarboló a la UDS y en un centro lateral Garbán conseguía recortar distancias y volver a meter a los chacineros en el partido. Sin tiempo para recomponerse, los visitantes provocaban un penalti que Romero transformaba y ponía el empate a 2 en el electrónico.

Quiso seguir el Guijuelo apretando en busca de la victoria y la Unión seguía sin despertar. Los buenos minutos de los de Sito casi tuvieron recompensa cuando Romero se iba de José Angel y se plantaba sólo ante Raúl Moreno pero no era capaz de acertar.

Como si de dinámicas motivacionales se tratara, tras el fallo de Romero el Guijuelo bajó ligeramente el ritmo infernal que había llevado en el inicio de la segunda mitad y la Unión, que había esperado su momento lanzaba un ataque mortal de Borja Sánchez para hacer el 3-2 y volver a adelantar a los unionistas.

Fueron momentos de incertidumbre en las dos áreas en las que pudo llegar el gol para cualquier lado. Los porteros se convirtieron en protagonistas y cada uno en su área consiguieron mantener con vida a sus equipos.

El Guijuelo se volcó de nuevo a por el empate pero un error defensivo propició el cuarto gol de los charros. De ahí al final del encuentro un gol anulado al Guijuelo por fuera de juego y una nueva expulsión de la UDS que vo como Zubiaurre se iba a la caseta por un supuesto piscinazo.