Barakaldo 4-0 SD Logroñés. Los fabriles rozan el excelente

Golearon a una Sociedad Deportiva Logroñés que notó en exceso la baja de Jon Moya


El Barakaldo fue hoy muy superior.

El Barakaldo fue hoy muy superior.

Gran partido de los hombres de Iñaki Zurimendi. Con un juego atractivo en la mañana de Reyes, acompañando al buen tiempo del que disfrutaron los seguidores que se acercaron al campo, el Barakaldo ha conseguido los tres puntos en un partido en el que casi rozan el perfecto. Sólo las dos acometidas que no terminaron en gol por parte del equipo de Tato Abadía empañan un partido redondo para los de casa.

La contienda comenzó con intensidad, con fuerza y ganas por parte de los dos equipos pero con el Barakaldo como dominador y una SDL que esperaba los fallos del rival para salir a la contra con cuatro jugadores, abriendo rápido el campo y generando algún peligro a la defensa fabril que se defendió bien. La primera clara la tuvo Villar que, delante de un destacado Gonzalo, veía como su clara ocasión era repelida por las yemas del meta riojano.

Pero iba a ser Unai Medina y no Villar el protagonista. Siempre incorporándose con peligro y llevando por banda derecha toda la labor ofensiva del conjunto de la margen izquierda, Medina aprovechaba un disparo desde la frontal para sumar el primero de la mañana. Aprovechando la ayuda de un defensa, el duro golpeo terminaba dentro sin que Gonzalo puediera hacer más.

Tas el gol, la retirada del campo por lesión del ex gualdinegro Jon Moya iba a condicionar el partido. La pérdida que Tato Abadía sufría atrás con la lesión de Moya, jugador de más calidad de la zaga e indispensable para los de Las Gaunas, iba a cambiar el desarrollo del partido. El Barakaldo leyó la situación y adelantó líneas, llegó con más hombres y metió a los de fuera atrás.

Sin más goles pero con dominio y tranquilidad para los de casa terminaba la primera mitad. En la segunda, el guión del final de la primera continuó, pero con goles. El recién llegado Orbegozo aprovechaba el rechace de un penalty fallado por Basagoiti para anotar el 2-0 y seguir aumentando su cuenta goleadora esta temporada.

Cinco minutos después, en un córner y sin oposición, Garrido marcaba el tercero de la mañana que complicaba y mucho las cosas al equipo visitante, que empezaba a dar por perdido el partido. Metola en propia puerta redondeaba en otro córner la mañana para los fabriles con el 4-0.

En los últimos veinte minutos el Barakaldo se dedicó a gustarse, a disfrutar de la renta y la Sociedad Deportiva Logroñés a evitar lesiones más que a tratar de maquillar el resultado.

 


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *