Osasuna B 0-4 Gimnástica. Carlos Álvarez gana el duelo de goleadores

La Gimnástica no da opción al Promesas y golea por 0-4 en un partido al que le sobró la segunda mitad


Carlos Álvarez ganó el duelo de goleadores. (Contramet)

Carlos Álvarez ganó el duelo de goleadores. (Contramet)

Encuentro importante el que llegaba este fin de semana para los dos clubes. Para los de casa podría suponer la confirmación de esa recuperación que parecía ir llegando poco a poco. Para los de El Malecón podría servir para confirmar que escapan de la zona baja, luchando contra viento y marea.

Se confirmó lo segundo. Gabri y Carlos Álvarez pegando hasta tres veces conseguían una épica victoria Gimnástica en Tajonar. El encuentro se disputó sólo en 45 minutos. Los de la primera parte. La segunda sobró. La Gimnástica se limitó a conservar, a gustarse e, incluso, a tratar de lograr un quinto tanto gracias a las salidas desde atrás. El Promesas de Merino nunca terminó de entrar al partido.

Comenzaba la contienda con un una Gimnástica intensa, concienciada de la necesidad de meterle el ritmo al partido y sabedores de lo que le cuesta al conjunto de Merino entrar al partido. Casi sin haberse despertado los jugadores de Tajonar veían como Carlos Álvarez, hombre de la mañana, ya había inaugurado el marcador. Era allá por el minuto cinco cuando el goleador gimnástico le quitaba el plástico al marcador.

Jarro de agua fría para el Promsesas tras ese doloroso tanto rival inicial que no despertó al conjunto rojillo. Sí que trataron tras el primer gol encajado los de casa de salir a por el empate, pero chocaban con la buena disposición táctica de una Gimnástica muy seria, como acostumbra en la parcela defensiva en los últimos partidos.

La seguridad e inoperancia de los locales invitaba a los cántabros a salir hacia arriba. Los 15 minutos que separan el minuto 20 del 35 iban a ser, entonces, los mejores del decano del fútbol cántabro en lo que va de temporada. Intensidad, juego ofensivo y acierto.

Gabri en el minuto 20 hacía que llegara el segundo de la mañana. El Promesas seguía sin despertar. Ni el siempre peligroso Galán estaba entonado, no le llegaban balones y el peligro que acostumbra a salir de las botas del zurdo de Tajonar no llegaba. Sí llegaba en botas de su homólogo rival, Carlos Álvarez, que aprovechaba la falta de intensidad de los de casa para hacer el tercero. Justo después llegaba el susto de la mañana cuando Gabri sufría un fuerte golpe en la cabeza que obligaba a aplicarle 4 puntos de sutura. Después del percance, poco después, a los cinco minutos y 32 de juego llegaba la puntilla. De nuevo Carlos Álvarez perforaba la meta osasunista y firmaba su segundo Hat Trick de la temporada.

La calma iba a ser protagonista hasta el final de la primera mitad

Deberes hechos

Los de El Malecón saldrían entonces al verde de Tajonar con la conciencia del trabajo ya realizado tras golear en los primeros 45 minutos. Los de Merino, por su parte, saldrían de vestuarios con la conciencia de que peor no se podía hacer y que había que remar para tratar de sacar algo. Empresa difícil.

Una vez más, el cómodo y bien montado muro visitante fue suficiente para evitar goles y sustos rivales. Los deberes estaban hechos y los puntos se iban para Cantabria. Lo intentó el Promesas con acercamientos de Hugo y Galán como protagonistas y con alguna jugada a balón parado con Ekhi como referencia, pero sin suerte.

Partido de diez para el conjunto que viste de azul y blanco y ejemplar campaña por el momento para una plantilla que lleva nueve meses sin ver dinero por el trabajo que realizan. Chapeau.

Poca referencia se habrá llevado Mendilibar, técnico del primer cuadro rojillo que presenció en directo la derrota del filial en Tajonar. Merino arriesgó con un once ofensivo y la apuesta no le salió bien. Toca recapacitar dentro del seno rojillo.