Dani Aquino se despide del oviedismo

El jugador se despide de su afición con una carta publicada en la web del Real Oviedo y en la que nombra a todo el Mundo menos al que fue su entrenador hasta hace escasas horas, Félix Sarriugarte


Dani Aquino. Foto: murciatododeporte.com

Dani Aquino. Foto: murciatododeporte.com

“Se me ocurrían mil maneras de empezar este escrito de una forma políticamente correcta, pero creo que la mejor manera es escribirla con el corazón. Apenas he estado unos meses, pero tanto para mi familia como para mí han sido muy intensos. Cuando llegué a Oviedo, como a todos los que nos gusta el futbol, creía saber sobre la historia de este CLUB, digo creía porque tienes que vivirlo desde dentro para saber lo grande que es el REAL OVIEDO.

Ahora, tras mi marcha, podré ir con la cabeza bien alta y orgulloso de poder decir que he vivido una de las cosas más grandes y más bonitas del futbol. Podré ir contando esta emocionante historia; decir que vi a un gigante caer, pero que gracias a su gente y su afición se levantó y ya nadie podrá derrumbarlo de nuevo. También contaré que gracias a la grandeza de su afición y de toda una ciudad hemos llegado a ser más grandes que nadie, siendo reconocidos por el mundo entero. La verdad es que podría escribir durante días y días sobre la grandeza de esta ciudad y sobre todo del REAL OVIEDO.

Ahora me gustaría hablar un poco sobre el grupo humano que existe dentro del vestuario. Quiero comenzar dándole las gracias al cuerpo médico (Barreto, Gabri y Pablo) por aguantar mis vendajes todos los días, y al jefe de prensa, David Mata, con el que hice una promesa que, aunque ya no esté yo aquí, quiero que sepas que sigue en pie, así que ya sabes… También al segundo entrenador, Toño Velázquez, por enfadarse conmigo cuando me lo merecía y animarme cuando debía. Otras dos personas de las que no me voy a olvidar es de nuestro delegado Silva y de nuestro utillero Silvino, a quienes les doy las gracias por el fantástico trato que me han dado.

También quiero reconocer el trabajo del preparador físico Pablo y del preparador de porteros Tuero, quienes adoran adoran su trabajo, el cual hacen con naturalidad, con mucha profesionalidad y tratando de que cada día siempre fuese un poco mejor. También mención especial a la plantilla, a mis ya ex compañeros, quienes tienen un nivel altísimo y estoy seguro de que llevaran al equipo a lo más alto posible porque son muy buenos. Por último quiero darle las gracias al presidente, Toni Fidalgo, por ser una persona cercana y que trató de ayudarme en todo lo posible para que me fuera bien en esta vida. Él hizo que este duro trago fuese lo menos difícil posible.

Ahora voy hablar de dos personas que, sin tener superpoderes, para mí son héroes. Uno es Diego Cervero, al que no tengo palabras para explicar su apoyo y comprensión, ayudándome a que estuviera vivo cuando me llegase la oportunidad. Ahora entiendo porque es un IDOLO entre el oviedismo… Podría definirlo de muchas maneras, pero para mí la más apropiada es bondad y corazón, mucho corazón.

La otra persona es Martin Mantovani, a quién le deseo lo mejor y quiero agradecerle todo lo que hizo por mí en este periodo de tiempo. Me llevo algo más que un amigo, un hermano podría decir, que me ha dedicado muchos ratitos de su vida para que yo nunca perdiera la sonrisa. Gracias a él cada día iba a entrenar con más ganas. Todo lo que le pase bueno en esta vida se lo merece porque se lo está ganando a pulso.

Ya por último quiero dar las gracias a los aficionados del Real Oviedo, quienes desde el primer día me han brindado su total apoyo. Os digo que mi corazón es un poquito más azul. Este club me ha ganado y seré un oviedista más allá donde vaya porque aquí aprendí muchas cosas, pero las más importante son las tres palabras que llevare como lema en el día a día de mi vida. Cuando decaiga pensaré en ellas porque son tres palabras que vosotros me habéis recordado todos los días: ORGULLO, VALOR y GARRA.

Todos buscamos nuestro sitio en esta vida y yo sigo buscando el mío; ha sido un placer cruzarme con vosotros y espero que nuestros caminos se vuelvan a encontrar. Un fuerte abrazo y muchos éxitos para todos”.



  • luis blanco

    Llegaste aqui como una promesa y te vas de aqui como un SEÑOR.Espero que te vaya lo mejor posible en la vida.Que vuelvas a vernos pronto y que algun dia juegues en el Carlos Tartiere aunque sea con otra camiseta porque si el otro dia viste lo que hace esta aficion cuando odia a un exjugador quiero que veas lo que hace cuando le quiere.Muchas gracias por todo y hasta siempre fenomeno!!!