Marcelino Maté : “Estoy convencido de que el modelo de competición es el correcto”


Marcelino Maté junto a Ángel Mª Villar (Foto:FCYLF)

Marcelino Maté junto a Ángel Mª Villar (Foto:FCYLF)

Marcelino Maté (Burgos 1959) acumula horas de trabajo y dedicación al fútbol provincial, regional y nacional. Tras abandonar la práctica del fútbol como aficionado comenzó su andadura en los despachos como secretario de la Asoc. Juvenil fernán González y en la propia Delegación de Federación Oeste- Antes llamada así-  en la capital burgalesa.

Fue Vicepresidente de la federación Castellanoleonesa durante 9 años hasta que llegó a la presidencia en 1996. Miembro de la Asamblea de la RFEF desde 1988, de su Comisión Delegada desde 1992 y es Presidente de la Comisión de Segunda División B desde 2004.

Además sus estudios sobre mejoras en los Estatutos de la RFEF le llevaron a presidir esta comisión en el periodo olímpico 2004-08 y ser miembro de la Comisión Legal de la federación desde 2008. También es miembro de la Comisión de Licencias de los Clubes UEFA desde 2011.

Con respecto al fútbol sala, Maté fue vicepresidente del Comité Nacional de 1998 a 2002, miembro del panel de expertos de fútbol sala de UEFA durante dos temporadas y jefe de expedición de la Selección Española de Fútbol Sala que ganó el Mundial en el año 2000. También dirigió la expedición del conjunto castellano y leonés, vencedor de la Copa de Europa de Regiones UEFA en 2009 y de la Selección Española Sub21, campeona del Europeo en 2011.

Hace unas semanas tuvimos la oprtunidad de entrevistar al Presidente para la realización del Reportaje Especial SOS Segundab, esta son sus reflexiones sobre cómo se encuentra la categoría en estos momentos

¿Cuál es la situación deportiva y económica del fútbol en España? ¿Qué ha cambiado en la Segunda B en diez años?

La situación deportiva del fútbol español es difícil que pueda ser mejor. A la vista están los resultados obtenidos en los últimos años por nuestros equipos y la selección nacional en las competiciones en las que participan. En cuanto a la situación económica es similar a la que está atravesando el país, habiéndose resentido de forma muy importante los ingresos de los equipos provenientes de patrocinadores, subvenciones públicas y aficionados.

 ¿Cuál es el futuro que le espera a la Segunda B si la dinámica del fútbol español actual continúa como hasta ahora?

Yo espero que esta situación sirva para que algunos clubes de la categoría vayan adaptándose a la realidad de lo que tiene que ser la misma, otros ya lo están desde hace mucho, una competición puente entre el fútbol aficionado y el profesional, con futbolistas jugando en equipos de su residencia habitual o muy cercanos a la misma, que compaginen esta actividad con la de estudiar o trabajar y que sea de verdad una competición para dar oportunidades a los jóvenes que destacan. Este es el sentido con el que se creó y se perfiló la categoría a finales de los años 70, y el que se ha mantenido durante muchas temporadas, pero que se perdió en los mejores momentos de la economía de nuestro país con la llegada de aportaciones públicas y privadas muy importantes.

Hace falta una mejor política de retransmisiones por TV dejando espacio a otras competiciones

El panorama actual precisa de cambios para que el fútbol vuelva a ser, al menos, no deficitario y, sobre todo, para que vuelva a atraer a más gente y se llenen los campos. ¿Qué cambios tienen que promoverse por parte de los clubes, de la RFEF, de los jugadores, instituciones y aficionado para que se alcance esa viabilidad necesaria?

La formula es sencilla, no comprometer gastos mas allá de lo que el club sea capaz de ingresar, y racionalizando de forma clara los contratos con los componentes de las plantillas deportivas para que sus retribuciones nunca lleguen a sobrepasar el 70-75% del presupuesto del club que es la cantidad que todo el mundo entiende como razonable. En cuanto a atraer más gente a los campos, creo que las soluciones no las debe de poner solo la categoría, si no que depende de más condicionantes, aunque estoy convencido de que con más participación de futbolistas locales se contaría con más personas dispuestas a acudir a presenciar los encuentros, a ello se le debería añadir una mejor política de retrasmisiones de los partidos de fútbol, con una parrilla de partidos televisados que dejase alguna franja para otras competiciones.

Marcelino Maté en su despacho en la FCYL (Foto:FCYLF)

Marcelino Maté en su despacho en la FCYLF (Foto:FCYLF)

El modelo de competición parece que no es el adecuado y la gente reclama cambios. ¿Cómo debe ser el modelo de competición en Segunda B?

Estoy convencido de que el modelo de competición es el correcto, y no sólo yo, si no la inmensa mayoría de los equipos que componen la categoría y de muchos más estamentos del fútbol español, que durante el año 2010 debatimos sobre la configuración de la categoría y llegamos a este convencimiento. Estamos en la veintiseisava temporada con la categoría estructurada en cuatro grupos y los estudios realizados nos indican que la categoría funciona mejor con esta estructura que con la de uno o dos grupos como ya estuvo configurada en sus inicios.

Reducir grupos creo que no añadiría más competividad a la categoría y por el contrario incrementaría los costos y reduciría las posibilidades de desplazamientos de los aficionados. Ampliar grupos entiendo que sí reduciría la competividad y haría llegar a la categoría a clubes sin la estructura necesaria para poder ofrecer las garantías que la misma precisa. Suprimir a los equipos filiales creo que haría daño a la categoría pues privaría a la misma del atractivo que éstos suponen y encima a los filiales no les daría ningún beneficio como quedó demostrado cuando contaron con una competición similar. Hablar de otro tipo de restructuraciones del fútbol español, con dos grupos de Segunda división y demás, me parece que carece de todo sentido de lógica y que es algo que el fútbol español no se planteará en muchos años.

Avanzar, creo que avanzamos, lo prueba que cada día son más los futbolistas que provenientes de esta categoría llegan al fútbol profesional

Por último. ¿Qué cree que se debe hacer para que la Segunda B avanzara, para que salga del actual pozo en que se encuentra?

Yo no soy de la opinión de que la Segunda División “B” esté en ningún pozo. Estar en un pozo sería que no se llegaran a completar los grupos, como ocurre en casi todas las competiciones nacionales de otros deportes, que la categoría no tuviera reflejo en los medios de información, que si lo tiene, o que los aficionados no acudieran a los estadios, que si que acuden, aunque no en la medida que a todos nos gustaría.

Avanzar, creo que avanzamos, como lo prueba que cada día son más los futbolistas que provenientes de esta categoría llegan al fútbol profesional o que cada vez son más los jóvenes que están disfrutando de oportunidades, o de que cada temporada un equipo de la categoría es la sorpresa de la Copa de SM El Rey:  Alcorcón, Mirandés, Éibar, etc.

Sin duda que se pueden hacer cosas para mejorarla y creo que las estamos haciendo, hemos mejorado en las promociones de ascenso, en establecer un campeón de la categoría, en propiciar que todos los años siete equipos de la categoría se enfrenten en el Campeonato de España con los equipos que en la misma temporada están participando en competiciones internacionales, etc. También estamos mejorando en el control económico de nuestros clubes, con la política de avales, y otras medidas que ya nos han llevado a reducir en más de un 30 % el número de denuncias por impagos y estoy convencido de que se seguirán dando pasos que potenciarán la categoría.


Comentarios

  • Mikel

    Todavía no sé cuál es el atractivo que tienen los equipos filiales.

    # | 17.01.2013 - 17:08

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *