El trampolín de Las Llanas


Ibai Gómez pasó por las filas del River.

Ibai Gómez pasó por las filas del River.

Las Llanas es uno de esos campos de Segunda B de los que van quedando pocos. De esos en los que huele a fútbol del de antes. Donde hay mucho cemento, donde aun queda más espacio de grada para los valientes que prefieren ver el partido de pie que sentados y donde suele haber, sobre todo por estas fechas, más barro que hierba en el escenario donde actúan los protagonistas cada fin de semana.

El campo verdinegro evidencia el paso de la historia tanto de la entidad como de la Margen Izquierda de la Ría del Nervión. Desde su interior podemos ver aun vallas de publicidad que nos recuerdan grandes empresas de antes, y desde uno de sus fondos las grúas y maquinaria de la Naval. Ya no queda olor a humo de las chimeneas de Altos Hornos, ni obreros con el mono aun puesto recién salidos de su turno de trabajo, con destino directo a las gradas del campo de la Gran Vía del municipio.

Los tiempos cambian y ahora quedan atrás los mejores recuerdos, los del Sestao Sport y sus triunfales años en Segunda. Moría en 1996 por los problemas económicos, por una realidad que hoy día volvemos a vivir. Pero Sestao no se quedaba huérfano de fútbol. Nacía el Sestao River para remplazar al Sport y para que la esencia de Las Llanas no se perdiera.

Aunque menos pobladas que en sus años buenos, el campo nacido allá por el 23 ve como un domingo sí y otro no el fútbol sigue pasando por su barro característico. La esencia no se ha perdido, la lucha cuerpor a cuerpo y la intensidad en cada partido sigue siendo la nota dominante en los partidos que se juegan en el 103×65 de Las Llanas.

Pero, dejando la melancolía aparte, Las Llanas tiene algo especial. Sobre todo en las últimas temporadas. Las Llanas ha querido seguir estando presente en nuestro fútbol. Las Llanas es un trampolín. Y es que por su barro y por sus singulares características han pasado unos cuantos jugadores de nuestra era que han terminado jugando en la más importante de las categorías del fútbol español.

La lista de jugadores que han llegado a primera división y han pasado por Las Llanas en estos últimos tiempos la inician Mikel Dañobeitia y Koikili. El primero, cuando aun era jugador de formación en el conjunto de Lezama pasaba vestía los colores del Sestao en la 04/05. Dos temporadas más tarde debutaría con la primera plantilla. El segundo, más reciente en nuestra memoria, pasaba por Las Llanas en las temporadas 05/06 y 06/07. Llegaba como un desconocido, como uno más de los muchos jugadores que iban asomando la cabeza desde el Grupo IV de la Tercera. El lateral vistió en 64 ocasiones las zamarra verdinegra y anotaba la buena cifra de 16 tantos. Los números, sus características y su progresión hacen que el Athletic se lo llevara en el verano del 2007. Ahora tiene Anduva como casa.

La lista no termina aquí. El siguiente en llegar a primera división y también de la mano del Athletic tras su paso por el Sestao es Gaizka Toquero. El delantero alavés, aun hoy en la primera plantilla rojiblanca, formó parte de las filas del Sestao en la 2007/08. En ese verano del 2008 saldrá cedido al Eibar, a las órdenes por aquel entonces Carlos Pouso que ya le hubiera entrenado también en Las Llanas. Es recuperado en el mercado de invierno por el Athletic, donde debutaría con Caparrós. Hasta hoy ha anotado 23 tantos en 157 partidos.

El siguiente de la lista que nos viene a la mente es Joseba del Olmo. El extremo pasó por Las Llanas en la 2006/07, tras un breve paso por el club de la localidad de su pueblo, el Barakaldo, donde no cuajó. La buena temporada de Del Olmo en Las Llanas le lleva al Eibar de Segunda División, desde donde llegará al Athletic, con quien debuta dos temporadas después de pisar el barro verdinegro.

Ya en la actualidad, nos vienen a la mente dos nombres. Ibai Gómez y Eder Vilarchao. El primero, jugador del Athletic en la actualidad, pasó por el Sestao en la 2009/10, donde firmó 8 goles. Su desparpajo y su habilidad en el balón parado le llevan a fichar por el Athletic, donde formará parte de su filial y posteriormente del primer equipo a las órdenes de Marcelo Bielsa.

Eder Vilarchao debutó en Primera frente al Levante. (R. Betis)

Eder Vilarchao debutó en Primera frente al Levante. (R. Betis)

Eder Vilarchao escribe en estos momentos su historia en la máxima categoría. El mediapunta zurdo ex del Sestao debutaba en liga frente al Levante con el primer equipo del Betis. Hoy, es titular ante el Atlético de Madrid en cuartos de final de Copa del Rey. Vilarchao cuajó una gran temporada en el ejercicio pasado, a las órdenes de Félix Sarriugarte, hoy técnico del Real Oviedo. Su actuación no pasa desapercibida ante los ojos de los técnicos de Lezama, de donde fue descartado un año atrás. El Athletic le presenta una oferta para volver, pero Eder acaba eligiendo la opción del Real Betis Balompié, club con el que ha debutado en primera división. El jugador bético pertenece a la plantilla del filial del equipo de Sevilla, que no está completando una buena temporada, con grandes problemas para conseguir una buena racha que les saque del pozo. Sin embargo, en lo personal, la progresión de Vilarchao continúa siendo interesante, lo que no ha pasado desapercibido para el técnico del primer equipo.

Quizá no sean los mejores tiempos de la historia del fútbol de Sestao, quizá no sean aquellos que los más mayores de la localidad de las fábricas y el trabajo, que ahora vive como su fútbol momentos más modestos. Pero nadie puede negar que el Sestao y Las Llanas guardan un trampolín en sus entrañas.



  • Inma Arias

    Como socia del River, me gustaría hacer unas puntualizaciones a el artículo. En primer lugar comentar que el campo de fútbol se situa en la Alda. Las Llanas ( de ahí viene el nombre del campo). Por otra parte, y a pesar de que muchos terrenos de juego de segunda B y de categorías inferiores son un verdadero barrizal, este no es el caso de nuestro campo de fútbol que cuenta con un césped bastante bueno sobre todo si lo comparamos con otros que he visitado siguiendo a mi equipo. Un saludo.