Barakaldo 2-0 Real Unión. Los fabriles dejan K.O. a los fronterizos


El Barakaldo se hace con tres importantes puntos.

El Barakaldo se hace con tres importantes puntos.

Una genial primera parte del cuadro de Iñaki Zurimendi noquea a un Real Unión que se fue de Lasesarre sin disparar entre los tres palos

El Barakaldo ha conseguido en la tarde de hoy tres puntos de gran valor ante un Real Unión que ve como sus opciones de recortar dos puntos al Amorebieta se desvanecían con el paso de los minutos. El Barakaldo, muy serio durante los 90 minutos y dando una gran imagen, se coloca en la zona tranquila de la clasificación y acumula seis partidos consecutivos sin encajar gol.

El partido comenzaba con un Barakaldo muy metido ya desde el inicio en el partido, muy trabajador en el medio campo y peligroso arriba. El cuadro fabril, jugando con dos puntas con Camino más atrasado que Orbegozo, se mostraba más acertado que un Real Unión que notaba mucho las bajas que habían hecho que Idiakez tuviese que completar la convocatoria con jugadores no pertenecientes a la primera plantilla.

Desde un inicio, el Barakaldo buscó puerta. Las internadas desde atrás de Medina, destacado hoy, e Ibon Díez hacían que la defensa del Real Unión tuviese que retrasar líneas en los minutos iniciales para cortar el fuego ofensivo gualdinegro.

Aun así, los fronterizos no pudieron evitar que el gol llegara y que lo hiciera pronto. E iba a ser desde los once metros. Una anterior mano cometida por la defensa gipuzkoana no fue señalada, pero sí lo fue un derribo sobre Gorka Eraña cuando éste recortaba perfilándose para el disparo. Al lanzamiento un Unai Medina que ajustaba bien su lanzamiento al palo opuesto al que se lanzó Otermin.

Tras el gol los papeles no cambiaron y el Barakaldo siguió buscando cerrar al rival, mostrándose fuertes en las disputas sus jugadores en el centro del campo e incisivos cuando canalizaban el juego a las bandas. A balón parado también se mostraron como un equipo peligroso. Pero esta faceta del juego ofensivo gualdinegro no se vería antes del segundo tanto de la tarde. Camino iba a ser el protagonista. Un medido centro hacia adentro de Medina era rematado por el jugador cántabro de cabeza en dirección opuesta a su origen. Xixa no podía hacer nada y el marcador reflejaba ya un 2-0 en el minuto 20.

El Real Unión, aun inédito en el blando pero en buenas condiciones césped de Lasesarre veía como los locales eran muy superiores y no gozaban de peligro en ninguna acción. El meta gualdinegro Aitor Fernández, de hecho, pasó inédito por la primera parte del día de hoy.

Ese juego a balón parado mencionado anteriormente iba a aparecer tras el segundo de la tarde. En un córner, David Camino no llegó a rematar un saque de esquina botado por Medina. Más tarde, Ariño en un golpeo lejano de falta no conseguía sorprender a Otermin por poco, que desviaba el fuerte disparo a córner. La última a destacar del primer ejercicio iba a ser para Ibon Díez. Tras una jugada con muchos rebotes y una desafortunada salida de Otermin, el lateral gualdinegro picaba el balón desde fuera del área pero la carrera del meta irundarra, que llegaba a empujar con las yemas el balón por encima del larguero impedía que la ocasión sumase un nuevo tanto fabril.

En los últimos cinco minutos de juego de la primera mitad, el conjunto irundarra se estiró, tal y como Idiakez venía pidiendo a los suyos desde unos cuantos minutos atrás. Sin embargo, la recuperación de la posesión de balón no se tradujo en peligro.

Y es este mismo guión el que se pudo seguir en la segunda mitad. El Real Unión dueño de la pelota ante un Barakaldo muy bien plantado, muy serio en las ayudas defensivas y que no dejaba que su rival profundizase. El juego del Real Unión, muy horizontal y sin la velocidad suficiente para contrarrestar la intensidad fabril, nunca llegó a hacer peligrar la inmaculada meta de Aitor Fernández desde hace varios partidos.

El carrusel de cambios de un Barakaldo cómodo y ya pensando en el partido del Teruel, dejando que pasaran los minutos, y los nervios del Real Unión, que generaban imprecisión en su juego, dejaban el partido sin variación posible. Sólo Chupe e Infante lo intentaban buscando jugadas individuales que la zaga gualdinegra supo neutralizar.

El Real Unión ve como el Play Off se aleja en tanto que el Barakaldo se va acercando al objetivo de la salvación.

Onces iniciales.

Barakaldo – Aitor Fernández; Medina, Méndez Ariño, Ibon; Gorka Eraña, Izurza, Garrido, Espinosa; Camino, Orbegozo.

Real Unión – Otermin; Domínguez, Valín, Toño Vázquez, Piette;  Infante, Moscardó, Albistegi, Chupe; Chuchi, Andriu.