El central Mario Fuentes se convierte en el primer refuerzo invernal del Lleida

El zaguero, de 26 años, firma hasta final de temporada procedente del Tribal Valderas de Tercera, equipo con el que se entrenaba tras haberse desvinculado del Leganés el pasado verano.


Mario Fuentes jugó cinco temporadas en el CD Leganés. Foto: CD Leganés.

Mario Fuentes jugó cinco temporadas en el CD Leganés. Foto: CD Leganés.

La primera incorporación del Lleida en el mercado invernal se llama Mario Fuentes. Se trata de un defensa central nacido en Madrid hace 26 años, y que llega al conjunto ilerdense procedente del Tribal Valderas, equipo de Tercera que le acogió tras quedarse sin equipo en verano. El jugador, formado en la cantera del Atlético de Madrid, firma hasta final de temporada y estará a disposición de Toni Seligrat para el compromiso del domingo en Sestao.

Fuentes formó parte del fútbol base del Atlético de Madrid hasta los 20 años, cuando decidió salir de la entidad colchonera rumbo al Rayo Majadahonda, de Tercera. Sería en el verano siguiente cuando daría al salto a la categoría de bronce, de la mano de un Leganés que le daría los, hasta el momento, años más dulces de su carrera. En Butarque disputó 137 partidos, en los cuáles marcó siete goles y disputó, sin éxito, dos fases de ascenso a Segunda. En la campaña 2010/11 fue designado primer capitán de la plantilla y, pese a ser titular en 30 de 38 partidos del pasado ejercicio, acabó desvinculándose de la entidad pepinera cinco campañas después de su fichaje.

Al terminar el pasado verano se encontró sin equipo, por lo que decidió enrolarse en las filas del Tribal Valderas, equipo de la Tercera División con sede en Alcorcón. Con el conjunto madrileño había disputado seis partidos en la primera parte de la temporada a la espera de recibir la llamada de un equipo de superior categoría. “El proyecto deportivo que me han presentado el director deportivo y el entrenador es el que me ha hecho decidir por esta oferta”, declaró el jugador nada más incorporarse a las filas ilerdenses.

El futbolista conoció el pasado sábado a sus nuevos compañeros, con quienes se ejercitó en la víspera de recibir a la UD Logroñés. “Tiene las cualidades técnicas y humanas que buscábamos”, destacó Seligrat de su nuevo jugador, el cuál se trata de un “jugador joven y con mucha experiencia en la categoría”. El zaguero, que espera “ayudar al equipo a cumplir del objetivo del play off”, aportará solidez la zaga catalana y reforzará su juego aéreo con su 1’89m. de altura. Sin embargo, tendrá que hacer frente al hándicap que le supondrá la falta de ritmo competivo, puesto que, desde verano, tan sólo ha disputado media docena de partidos con el actual líder del grupo VII de la Tercera División.