La última prueba del Tete fuera de casa


Lance del partido de la semana pasada en el que el Tenerife venció merced al gol de Guillem. Foto: La Voz de Galicia.

Lance del partido de la semana pasada en el que el Tenerife venció merced al gol de Guillem. Foto: La Voz de Galicia.

El líder del grupo, que no gana fuera de casa desde el 7 de octubre frente al Real Madrid C, debe vencer en el Hermanos Antuña si quiere mantener su puesto de privilegio amenzado por un Real Oviedo lanzado que no encuentra oposición en las últimas semanas. Los insulares se han reforzado en el mercado de invierno para que los puntos que nadie saca en el Heliodoro, dejen de volar fuera de casa.

El partweetdo de la jornada enfrenta en el Hermanos Antuña de Mieres al Caudal, que aspira a entrar en play-off y el líder del grupo I, el CD Tenerife. Los visitantes quieren romper la mala racha que arrastran fuera de casa desde que hace casi cuatro meses vencieran por última vez en Valdebebas al Real Madrid C. Desde entonces, un empate en el Municipal de Guijuelo, otro empate en O Vao, una derrota en Mareo y otra en el Fernando Torres, para acabar con dos empates en el Val y en Vallecas.

Seis encuentros sin conocer la victoria fuera de casa lastran la inmaculada trayectoria que los tinerfeños consiguen en casa y es que, pese a no sumar de tres en tres cuando salen de las islas, siguen manteniendo el resultado. SIn embargo esta semana podría no ser así, ya que el Real Oviedo amenaza el primer puesto y un un nuevo desliz tinerfeño podría llevar a los carbayones al liderato.

Su aliado esta semana vive en casa, en Asturias. El Caudal Deportivo podría ser quien le hiciera el favor a los azules si consiguen frenar a los tinerfeños. Además de ayudar a un vecino, lo que persigue el Caudal de Mieres es entrar en puestos de play-off, objetivo que ahora está a dos puntos, y alejar aún más un descenso que ya está a 11 puntos.

El partido tiene las claves suficientes para estar disputado hasta el minuto 90 en el que alguno de los dos equipos, sino los dos, tendrán que hincar la rodilla y alejarse de su objetivo. El Hermanos Antuña es un campo complicado en el que ya han caído equipos como el Real Oviedo, el Salamanca o el Marino de Luanco.