Caudal 2 – Tenerife 3. Espectáculo, goles… fútbol

El encuentro transcurrió entre una oda al aficionado, por su espectacularidad, y un canto a los que solamente se conforman con la victoria


Aridane, con dos goles, fue fundamental para la victoria chicharrera. Foto: http://futboldaragon.blogspot.com.es

Aridane, con dos goles, fue fundamental para la victoria chicharrera. Foto: http://futboldaragon.blogspot.com.es

Pocas veces ha merecido tanto la pena pagar una entrada o un abono para ver un partido. En los tiempos en los que jugar bien es hacerlo al ritmo del Barça y en los que solamente el Madrid y el club blaugrana venden periódicos, dos equipos quisieron reivindicar que en el barro, en el bronce del fútbol español, también se puede vibrar y disfrutar con un partido. Caudal y Tenerife fueron esos equipos. Dos conjuntos que nunca se dieron por vencidos con el marcador adverso, que lucharon hasta el final y que salieron de inicio a por el partido practicando un fútbol rápido, vertical y, sobre todo, valiente y ambicioso que muchos quisieran para sus equipos. Ganar o ganar ese parecía su único sino. Si a eso le sumamos una remontada, un empate en el 86’ y el gol de la victoria en el descuento, obtenemos como resultado uno de esos partidos que los abuelos narran a sus nietos. En pocas palabras, podríamos decir que el partido fue delicioso, como un lienzo pintado por Velázquez o una buena película.

Dos minutos tardó el encuentro en convertirse en espectáculo porque dos minutos fueron lo que tardó Segura en sacarle un mano a mano a Aridane, pichichi chicharrero que hoy se reencontraría con el gol. Lejos de venirse abajo ante la insistencia del Tenerife, el Caudal contrarrestó con un zurdazo lejano de Richard, tras rechazar la defensa una falta botada por Nacho Méndez. Una segunda ocasión de Aridane, que golpeó tras una dejada de Luismi Loro y Segura tuvo que enviar a córner, cerró los primeros diez minutos de partido.

En el doce de la primera mitad, una gran jugada colectiva del Caudal al primer toque finalizó con un zurdazo de Invernón desde fuera del área para poner el 1-0 en el marcador. El gol hizo creer en su juego a un Caudal que pasó a dominar el encuentro sin problemas, y siempre buscando el segundo gol, ante un Tenerife que no se acercaba al área mierense.

En el 25’, Luismi Loro sacó un córner desde la derecha, Moyano superó a su marcador, cabeceó y el balón lo acabó sacando Richard bajo palos. Al filo del descanso, Guillén Martí estuvo a punto de marcar tras un buen pase de Ros desde lejos que superó por alto la defensa pero su disparo se fue ligeramente desviado.

El descanso aireó y sentó bien a los Cervera. El técnico abrió más el campo, situando a los laterales como carrileros y aliviando así el exceso tráfico interior que la línea de tres mediapuntas generaba. Seis minutos después de realizar dicha variante táctica, Aridane persiguió un balón en la frontal, Segura se lanzó a sus pies para despejarlo, Luismi Loro recogió remató de volea y empató para el conjunto chicharrero.

El tanto del empate rompió el partido e hizo que las ocasiones se sucedieran. Nacho Méndez tocó para Javi Sánchez, que se fue de su par y se la devolvió a Nacho entre dos centrales. Éste jugó una pared con Borja Navarro, situado en la frontal, se plantó frente a Sergio, pensó y chutó a la escuadra, pero el poste se interpuso y frustró el gol . El mismo camino que acabó en tanto de Invernón fue el seguido en ésta clara ocasión de Nacho Méndez: el buen fútbol.

Por parte chicharrera, Suso, recién entrado al campo, recibió en la derecha, filtró el balón para Aridane y éste centró al segundo palo para que Luismi Loro golpease a ras de suelo y Segura se tuviese que transformar en Íker Casillas para evitar la remontada tinerfeña.

El primer balón tocado por Suso acabó en una clara ocasión y el segundo, en gol. El “Rey de Escocia” se fue por la derecha, centró al segundo palo, Luismi Loro remató de primeras pero despejó Segura. El rechace fue para Aridane pero un defensa repelió el tiro y, a la tercera, Aridane puso el 2-1 en el marcador. El gigante canario se reencontraba con el gol después de muchas jornadas sin marcar.

Un minuto después del 2-1, Nacho Calvillo pudo empatar pero un gran Aragoneses salvó la igualada. Paco no quiso que los suyos perdiesen empuje y dio entrada a Rojas por Toyos, delantero por central. Quedaba poco tiempo y el Caudal decidió ir con todo a por el gol.

Las ocasiones caudalistas no llegaban y el Tete, por medio de la velocidad de Suso, intentaba matar a la contra. Una combinación finalizada por el extremo y un centro suyo que acabaría en remate de Aridane y una increíble parada de Segura fueron las mejores ocasiones tinerfeñas.

Mientras tanto, el Caudal, que ya notaba el cansancio, intentaba hacer daño a balón parado. Así precisamente, con una mano de Suso al saque de una falta botada por Javi Sánchez, llegaría el penalti con el que Prosi puso el 2-2 en el marcador.

Lejos de conformarse con el empate y aun faltando cuatro minutos para el final, Caudal y Tenerife nunca dejaron de buscar el gol. Segura volvió a erigirse en héroe frenando una contra de Suso e Invernón, desde la derecha, probaría suerte con un zurdazo que acabaría en las manos de Aragoneses.

En el descuento, Aridane cazó un balón bombeado sobre el área mierense y puso el 2-3 definitivo con un trallazo que reventó las mallas defendidas por un sobresaliente Segura. El partido finalizó con Prosi probando a Aragoneses con una falta lejana y Segura subiendo a rematar el córner forzado en la misma. Inmejorable final para un partido que fue una oda al aficionado y del que muchos deberían tomar nota sobre lo que es jugar al fútbol.

FICHA TÉCNICA

Caudal Deportivo: Segura; Pantiga (Nacho López 23’), Toyos (Rojas 79’), Gonzalo, Noel Alonso; Prosi, Richard; Invernón, Nacho Méndez (Nacho Calvillo 67’), Javi Sánchez; Borja Navarro

CD Tenerife: Aragoneses; Moyano, Bruno, Tarantino (Yeray 29’), Jesús; Íñigo Ros, Ochoa; Guillem Martí (Suso 62’), Luismi Loro, Cristo Martín (Nico 75’); Aridane

Árbitro: el riojano D. Soto Grado, César, asistido por D. Pelegrin Lucena, Luis Manuel y D. Ruiz Bastida David, mostró amarilla a los locales Nacho Méndez, Nacho Calvillo y Richard; y, por los visitantes, a Yeray, Luismi Loro y Suso.

Incidencias: Más de 1.000 espectadores se dieron cita en el Hermanos Antuña para presenciar el encuentro. El encuentro se disputó casi completamente con luz artificial. Césped natural. Noche Fría. El colegiado del encuentro recogió las siguientes incidencias: “en el tercer gol del CD. Tenerife una persona del público, aficionado del Caudal Deportivo, entró hasta la zona de banquillos del CD Tenerife para insultarles, volviendo segundos después a la grada sin más incidentes.“ Y “en la celebración del tercer gol del CD Tenerife, personas que ocupaban su banquillo pero que no pudieron ser identificadas, golpearon el mismo produciendo destrozos en la parte lateral izquierda y en la parte trasera quedando totalmente desencajada y rajada.”



Comentarios

  • Javier de León

    Buen relato, pero has confundido algunos detalles. La primera ocasión del Tenerife es de Guillem Martí y no de Aridane. El cabezazo en la primera parte que sacan bajo palos de la portería del Caudal fue de Bruno y no de Moyano. Es que a los que hemos visto el partido no se nos puede cambiar las imágenes que aún tenemos en la retina.
    Un saludo

    # | 04.02.2013 - 00:19
  • Gracias por las puntualizaciones. Hay cosas que se ven mejor en el campo pero, evidentemente, la ausencia de repeticiones, no permite ver detalles como los que usted comenta. Un saludo.

    # | 04.02.2013 - 15:37

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *