Real Oviedo. 5 menos en Canarias

El Real Oviedo jugará mañana contra el CD Marino, en Canarias, con cinco bajas. Cuatro de las cuales son por lesión y, la quinta, por sanción


El capitán azul, Aitor Sanz, se perderá el encuentro por sanción. Foto: lne.es

El capitán azul, Aitor Sanz, se perderá el encuentro por sanción. Foto: lne.es

El equipo carbayón viaja hoy a las Islas Afortunadas para enfrentarse mañana al conjunto que entrena José Juan Almeida. Y lo hará con numerosas bajas, cinco para ser exactos. Orlando Quintana, Cervero, Galder Cerrajería y Pepe Díaz se perderán el encuentro por lesión, mientras que el capitán, Aitor Sanz, lo hará tras haber visto la quinta amarilla en el último encuentro. El central Pedro Baquero viajará finalmente con el equipo, aunque hasta ésta misma mañana era duda a causa de una lumbalgia.

En cualquier plantilla del grupo, y de la categoría, me atrevería a aventurar, perder a los dos pivotes titulares junto a la referencia ofensiva y máximo goleador del equipo y al otro delantero titular sería una catástrofe. En el Real Oviedo, no. Héctor Simón e Iván Rubio parten como favoritos para ocupar el doble pivote. Mediocentros mucho más creativos y de menos corte físico que los titulares, con lo que, Sarriugarte debería cambiar el estilo de juego del equipo con el fin de optimizar el rendimiento de ambos jugadores.

En la delantera, Javi Casares actuará de enganche, mientras que, Fran Sol, recién llegado en el mercado invernal desde Segunda División, se estrenará como titular, siendo la referencia ofensiva del equipo.

En la portería y en la defensa jugarán los habituales. Dani Barrio defenderá el arco y David, Mantovani, Baquero y Álvaro formarán en defensa. Owona, que completaba un buen encuentro frente a la UD Salamanca el pasado domingo, no entra en convocatoria, por decisión técnica.

Convocatoria que completan los habituales Marcos, portero juvenil, y Cantero, junto a Jandrín, Josep Señé y Jairo Cárcaba. El catalán vuelve a una convocatoria después de varios meses condenado al ostracismo de la grada y el canterano, Jairo, vuelve a las islas que le vieron debutar hace casi un año.