Un partido de los que dejan huella

El Alavés buscará hacerse fuerte en su estadio para descabalgar a diez puntos al Eibar, rival directo que suma dos meses sin vencer lejos de Ipurua


El Deportivo Alavés en pos de una victoria que le aventajaría en 10 ptos. sobre el tercero. Foto: Mundo Deportivo

El Deportivo Alavés en pos de una victoria que le aventajaría en 10 ptos. sobre el tercero. Foto: Mundo Deportivo

 

Tanto en Vitoria como en Eibar, la fecha de los enfrentamientos entre los equipos ambas localidades se remarca en rojo nada más conocerse el calendario de la temporada. La proximidad geográfica unida a la alta rivalidad deportiva entre ambas entidades siempre deriva en un partido con un atractivo poco común en el grupo II. Cuatro meses después del primer capítulo, con claro dominio armero, llega la segunda entrega en Mendizorroza (17h; ETB-1). Tendrá la intensidad y emoción habituales, aunque pocos podían imaginar la trascendencia que iba tener con un tercio de liga regular todavía por recorrer.

El partido resulta especialmente comprometido para el conjunto armero. Dilapidada la opción de superar al Alavés en el liderato hace cinco jornadas, el equipo de Garitano se encuentran inmerso en la peor racha de toda la temporada. Desde la victoria frente al Racing ‘B’, el cuadro guipuzcoano ha sumado una victoria, dos empates y dos derrotas. Es decir, una racha de 5 puntos sobre 15 que les ha dejado a 7 puntos del liderato y que, además, les ha desplazado de la segunda posición en beneficio del Bilbao Athletic.

La imperiosa necesidad visitante por el triunfo podría transformarse en un estado de ansiedad que tratará de aprovechar el Alavés. El retorno de las vacaciones de Navidad está siendo realmente plácido para un conjunto vitoriano que suma 8 jornadas de imbatibilidad, a lo que se une el hecho de haber recibido un único tanto en los últimos seis partidos. La solidez alavesa en defensa, signo de distinción con Nacho González en el banquillo, contrasta con la reciente racha de dos partidos sin ver portería del Eibar.

El escenario del encuentro será también otro factor clave a tener en cuenta por ambos equipos. Mientras el Alavés contabiliza una única derrota en su estadio desde agosto, al Eibar se le han torcido las cosas lejos de Ipurua desde hace ya dos meses. Después de golear (0-3) a Osasuna Promesas, por entonces colista, el cuadro eibarrés enlaza cinco partido sin conseguir la victoria como visitante. Un total de cuatro puntos sobre 15 posibles (cuatro empates y una derrota) que le han creado una dependencia casi total de su campo para no perder comba con la cabeza de la clasificación.

Pocas variaciones respecto a las alineaciones habituales se esperan esta tarde. El Alavés, que ha citado a 18 jugadores incluido el canterano Sergio Llamas, tiene las bajas de Javi Hernández, Luismi y Manu García, titulares todos ellos en las últimas semanas. Salvo un cambio de esquema poco probable, Luciano acompañará a Agustín en el eje de la zaga y Beobide, que llega muy justo, dará consistencia a la medular junto a Jaume. A partir de la zona de tres cuartos, siete jugadores compiten por cuatro posiciones. En principio, Guzmán Casaseca podría repetir en la banda derecha y Sendoa o Laborda partir desde el carril zurdo. La presencia o no de Jonan en el once condicionará la identidad del ariete, puesto que podrían ocupar Juanma Delgado o el propio Laborda si Viguera no actúa por detrás del punta.

En el bando visitante, la única preocupación de Garitano radica en el estado físico de su central y también capitán, Añíbarro. El central sufre unas molestias que le han impedido ejercitarse con normalidad a lo largo de la semana aunque, dada la trascendencia del choque, todo apunta a que el zaguero forzará para salir de inicio. Las otras dudas que deja el técnico armero están en la identidad de los dos pivotes, ya que tanto Errasti como, especialmente, Dani García podrían dar la alternativa a Diego Jiménez. Otra de las opciones que no se descartan para enmendar la sequía goleadora pasa por dar carrete a Jito, que volverá a Mendizorroza tras 62 partidos y 23 goles en dos temporadas con el cuadro babazorro.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *