Kepa Arrizabalaga da otro paso

El prometedor portero de la cantera del Athletic debuta con el filial

Asier Sánchez twitter de @asier_sanchez @asier_sanchez

Kepa Arrizabalaga en su partido ante Francia. Foto: MD

Kepa Arrizabalaga en su partido ante Francia. Foto: MD

Asier Sánchez

Decía Marcelo Bielsa en rueda de prensa la pasada semana que no se planteaba, por el momento promocionar a ningún jugador desde el filial a la primera plantilla ya que ninguno de los jugadores en formación mejoraban lo que existe ya en el primer equipo. La portería es uno de los puntos que el aficionado del Athletic Club más mira en los últimos tiempos en los que el primer equipo no pasa por la mejor racha. Un muy cuestionado Gorka Iraizoz dejaba en la pasada jornada paso a Raúl Fernández, un hombre que sí parece, por el momento, gustar más a la afición pero que tampoco termina de convencer.

El nombre al que apunta el exigente socio rojiblanco es el de Kepa Arrizabalaga, un portero en edad aun juvenil y que destaca en el Basconia, el tercer equipo del Athletic, en Tercera División. También Marcelo Bielsa ha hecho en más de una vez hincapié en la necesidad de que los jugadores que se están formando actualmente en Lezama “quemen etapas” antes de “darles la alternativa con el primer equipo”.

Arriesgada, precipitada y no muy racional supondría que un jugador que de tanta psicología necesita y que de la seguridad se vale para mejorar diese una zancada en lugar de pasos y que la progresión se detuviese. Así lo entienden las personas encargadas de tomar las decisiones en el centro de formación del Athletic.

Ha sido en esta última jornada cuando Kepa Arrizabalaga ha quemado una fase más. Dejando como portero destacado a Alex Remiro en el Basconia, otro de los porteros de los que más se espera en Lezama, el internacional de las inferiores con España ha debutado con el filial en Segunda B.

Su actuación en la primera parte contra la Unión Deportiva Logroñés pasó prácticamente desapercibida, dado el dominio que los de Cuco Ziganda dibujaron en el primer ejercicio. Pero en la segunda mitad Kepa Arrizabalaga tuvo que participar con dos intervenciones a los disparos de un Félix Quero que fue quien trató de batir al prometedor meta, sin suerte. Kepa atajó en dos tiempos los dos balones del habilidoso jugador de Las Gaunas.

La necesidad de contar con un portero con buena salida de balón y facilitar así el juego de toque y precisión que quiere José Ángel Ziganda precisaba de la promoción de Arrizabalaga. La lesión de un Serantes que si destaca en esta parcela había hecho que con Magunazelaia se perdiera este aspecto vital para el juego de los Katxorros. Ahora lo recuperan y fomentan así la competitividad entre los dos arqueros mientras la rodilla del ex portero del Barakaldo se recupera.

Kepa quema una fase más bajo su imagen de portero serio, humilde y trabajador. Veremos lo que tarda en quemar la fase que ahora vive.