Albacete BP 1-1 San Fernando. CD El Belmonte estalla contra el árbitro

El colegiado del encuentro, David Gálvez Rascón centró las iras de la afición del Carlos Belmonte tras no conceder dos penas máximas al conjunto local y sí una a los visitantes

Hugo Piña twitter de @hugopia24 @hugopia24

Imagen del Albecete-San fernando (Foto:5maseldescuento)

Imagen del Albecete-San fernando (Foto:5maseldescuento)

El encuentro medía a dos conjuntos que se veían en lo alto de la tabla. El Alba venía de cierta irregularidad en los últimos resultados y el San Fernando lo hacía con grandes resultados en sus últimos encuentros. El mejor jugador del partido, Jorge Díaz dio el primer aviso cercano a los siete minutos de encuentro, tras una gran jugada en combinación con Zurdo. El Albacete se plantaba mejor en el frío césped del Belmonte ante un equipo visitante que en su primera mitad no demostró nada. No tuvo medio campo por que no tuvo el balón, el cual fue en todo momento propiedad del Albacete.

Otra jugada de peligro local fue el lanzamiento a balón parado de Rocha para que Pablo Gil mandase alto el balón. De nuevo Rocha tuvo en sus botas otra gran ocasión, pero su lanzamiento iba lleno de fe y vacío de maldad. Una de las jugadas con más peligro hasta ese momento llegó cuando Calle, muy activo y participativo aunque algo lento en diversas fases del partido, recibió y de tacón lanzó para que Zamora consiguiese mandar a córner. En ese mismo córner, Molina y tras algún rechace consiguió empalmar un gran disparo para que Zamora metiese la mano y pudiera salvar el primer tanto manchego.

Los visitantes especularon demasiado en su primera mitad, y aún así, estuvieron a punto de adelantarse en el electrónico cuando Pablo Gil no consiguió sacar el balón jugado de su posición para que el delantero andaluz le robase la cartera y se plantase solo ante Álvaro Campos. El meta valenciano hizo un paradon y desvió el esférico lo justo para que tocase en la madera y se fuera a córner. Otro error en la zaga manchega que a punto estuvo de significar el tanto en contra de los intereses locales.

A partir de entonces, los hombres de Antonio Gómez se pusieron el traje de faena y llegaron ocasiones de gol de todos los colores. Jorge Díaz estuvo fenomenal en su labor de extremo, donde con Zurdo parece haber encontrado una muy buena forma de penetrar. Tete también estuvo enorme, y es que el extremo fue un asedio constante para la zaga andaluza que en muchas ocasiones veía como éste se le marchaba con gran velocidad y ahínco. Y como dice el refrán “tanto va el cántaro a la fuente…” que al final llegó el gol del Albacete. Fue obra de Jorge Díaz, que empaló dentro del área para que se le metiese entre las piernas a Zamora. Primer gol del nuevo fichaje de invierno. En esa misma jugada pudo haber un posible penalti a Calle, que se encontraba forcejeando con su par.

 

En la segunda mitad todo se fue al traste. El entrenador de los andaluces dio entrada a San Bruno y Cristian para agilizar el juego del equipo y olvidarse del medio campo. Desde los inicios de segunda mitad ya se vio que el Alba había bajado el ritmo del partido y en esa espiral el San Fernando consiguió meterse. Jugadas con cierto peligro de los visitantes con Álvaro como mayor exponente de ese ‘asedio’ andaluz. El encuentro tomaba una dirección ya conocida por todos los presentes en el Carlos Belmonte y eso no gustaba a nadie. En esos momentos, Calle consiguió zafarse de su marcador, pero San Bruno le derribó justo en la línea de cal. Calle cayó al suelo y el trencilla prosiguió su camino como si tal cosa. Dos penaltis claros no le fueron señalados al Alba y un tercero algo dudoso.

Como como siempre pasa, y más en estas últimas fechas al Albacete, le volvieron a crecer los enanos. Cristian, que había salido tras el descanso fue derribado, de manera tonta por que fue tras un mal control suyo, por Zurdo, aunque Molina también se encontraba a escasos centímetros. El árbitro sí señaló el punto de penalti en esa jugada para que los andaluces consiguieran empatar el encuentro. A partir de aquí el Albacete se vino abajo de sobremanera. Tete fue el único que pudo dar un arreón final, y es que tuvo dos oportunidades muy claras arrancando desde atrás y llegando a la meta, aunque Zamora detuvo en sendas oportunidades.

Gómez intentó cambiar el rumbo de partido, dando entrada para ello a Martins y Noguerol, que tuvo que entrar en el encuentro por lesión de Pablo Gil. El árbitro quiso ser el punto de atención para la parroquia manchega, cuando le enseñó la roja a Noguerol en apenas 3 minutos, siendo la primera cartulina por entrar en el campo sin haberse puesto la camiseta totalmente y siendo la segunda por cortar un contragolpe andaluz. Noguerol estuvo en el campo catorce minutos. El encuentro murió con un San Fernando que a tenor de lo visto se llevó demasiado, y lo hizo ante un Albacete que si bien en su primera mitad estuvo brillante, en la segunda parte esa brillantez se trastornó en un equipo grisáceo, excesivamente plano y conservador.

Una vez terminado el encuentro se produjeron una serie de incidentes entre aficionados del Albacete y la policía con el saldo de cuatro personas detenidas.