UCAM Murcia 1-1 R. Betis B Reparto de puntos en el Mayayo entre los dos últimos clasificados.

El empate no vale para mucho en la situación de ambos conjuntos

Ana López twitter de @Ana_Lopez3 @Ana_Lopez3

Un jugador del Betis B protege el balón de un defensa universitario (Foto:ucamcf.es)

Un jugador del Betis B protege el balón de un defensa universitario (Foto:ucamcf.es)

Los dos conjuntos más necesitados del Grupo IV, se enfrentaban en la tarde del domingo en el Mayayo de Sangonera. Saltaron los dos equipos al campo con la necesidad de conseguir la victoria para seguir puntuando en busca de la salvación. Se adelantaron los locales, pero el partido concluyó con tablas en el marcador, punto que los dos equipos deberán hacer bueno la próxima semana en sus respectivas ‘finales’.

Comenzó con más intensidad durante los primeros diez minutos el Ucam Murcia, intentando llegar a la portería defendida por Ayala, meta del Betis B. De ahí nació la primera ocasión del partido. En el minuto 17, Tejedor detiene un balón con la mano dentro de su área, y el árbitro decreta penalti.  Nico Varela es el encargado de lanzar la pena máxima, que detiene Ayala. El encuentro continuó como había comenzado, con el 0-0 en el marcador. Tras esto, los universitarios continuaron intentándolo, aunque sin fortuna de cara a portería.

Los segundos 45  minutos comenzaron con la posesión del Betis B que intentaba reaccionar, pero se encontró de frente con el gol de Pico, que adelantaba a su equipo en el minuto 4 de la reanudación. Con la ventaja en el marcador, los locales intentaban asentarse en el campo y continuaban buscando la portería de Ayala por medio de Nico Varela y Titi. Los colistas, conscientes de que no podían dejar escapar la oportunidad de acercarse a su rival más directo, aumentaban la presión en el campo del Ucam. Y así pasaban los minutos, con los locales buscando asentarse en el partido y los visitantes presionando para intentar sacar algo positivo.  Y fueron los sevillanos los que mejor supieron leer la situación, pues tras esto, conseguían el gol que les daba el empate por medio de Varela, cerca del minuto 40.
A la desesperada terminó jugando  el equipo local, que veía como volaban dos puntos muy necesarios del Mayayo. Aun así, poco más pudieron hacer y el encuentro terminó sin más cambios en el marcador.

El empate cosechado no satisface a ninguno de los dos conjuntos, obligados a puntuar de tres en tres para conseguir cuanto antes el objetivo de la salvación, o al menos, igualar a sus rivales directos en la clasificación. Un punto que, les permite seguir vivos pero sin relajación, pues deberán hacerlo bueno la próxima semana con una victoria en sus respectivas citas de fin de semana.