Sporting B 0 – Ourense 1. A las puertas de la consagración

El gran partido jugado por el Sporting B, que formó con varios jugadores en edad juvenil, queda manchado por la falta de remate ante un Ourense rocoso, muy bien asentado y que aprovechó al máximo sus ocasiones


Óscar Martínez celebra el gol. Foto: SYNOOH

Óscar Martínez celebra el gol. Foto: SYNOOH

Sergio Menéndez, Julio, Álex Serrano, Álvaro Bustos, Álex García y Carlos Castro. Todos jugadores del filial rojiblanco y todos en edad juvenil, completaron un buen partido, unos más que otros, que les presenta como promesas del fútbol profesional y realidades de la categoría de bronce. Si el rival es un equipo sólido, solidario, bien preparado tácticamente y con las ideas claras, jugar bien tiene más mérito aún. A los de Abelardo solamente les faltó remate para consagrarse como los jugadores de futuro que son.

Comenzaron mandando los chicos del filial, cuyo once estuvo integrado por cuatro jugadores en edad juvenil. Jairo fue la principal arma arrojadiza. El zurdo participó en la mayoría de las jugadas de ataque sportinguistas. Suyo fue el primer remate del partido y, a continuación, suyo el pie que botó el córner que Julio remató alto, en el primer palo.

Sin embargo, pasado el cuarto de hora, Óscar Martínez recibió solo ante Dennis, regateó al portero y marcó a placer. El tanto fue muy protestado por estar, Óscar Martínez, en presunto fuera de juego cuando recibe el balón.

El Sporting B siguió dominando, tras el gol, y Jairo, en dos ocasiones, obligó a intervenir a Pato. La primera, con una falta sacada desde la frontal. La segunda, tras rematar cruzado, en el segundo palo, un centro de Bustos, precedido de una gran jugada individual.

En la segunda mitad, el Sporting B decidió ir a por todas y el Ourense apostó por intentar matar a la contra. Sergio Álvarez cruzó demasiado un disparo que servía para culminar una gran jugada colectiva. Sergio Menéndez y Pablo Pérez cobraron especial protagonismo en la segunda mitad.

El lateral puso en bandeja de plata dos centros, desde la derecha, que bien pudieron haber acabado en gol. El primero se paseó por delante de la meta defendida por Pato sin que nadie tocase el balón. El segundo, fue cabeceado por Bustos, en el corazón del área, pero el remate, demasiado blando, acabó en las manos de Dennis.

Entre tanto, el Ourense pudo matar a la contra con un remate de Óscar Martínez que Dennis rechazó a córner.

Álex García, que había entrado sustituyendo a Carlos Castro, tuvo la última gran oportunidad para el filial al rematar un centro, desde la derecha, de Sergio Álvarez. El testarazo del ariete salió rozando el poste.

Con el Sporting volcado, Borja Valle pudo sentenciar, al filo del final, pero entre Dennis y Julio evitaron el remate claro del atacante y el gol.

La victoria da aire a un Ourense muy serio pero, a su vez, respalda a los de Abelardo tras la buena actuación de sus jóvenes pupilos.



Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *