Marcelino Maté: “no se acaba con los clubes que no cumplen porque la legislación es la que es”


Marcelino Maté Martínez, Presidente de la Comisión de Segunda B

Marcelino Maté Martínez, Presidente de la Comisión de Segunda B

Tras ocho años como vicepresidente, en julio de 1996, D. Marcelino S. Maté Martínez fue elegido Presidente de la Federación de Castilla y León de Fútbol tras haber ganado los comicios electorales.  Cuatro elecciones más siguieron a la primera. La quinta, iniciada hace un año, contó con el apoyo casi unánime de los asambleístas, 82 de los 84 votos y 97 de los 99 avales posibles. Comparte este cargo con el de Presidente de la Comisión de Segunda División B. Hace unos días, os planteábamos, a vosotros, los lectores, la posibilidad de preguntarle a D. Marcelino todo aquello que quisierais, relacionado con la categoría de bronce del fútbol español. Nos gustaría agradecerle, de nuevo, a D. Marcelino su colaboración desinteresada y claras respuestas. Así como, a vosotros, las numerosas preguntas que nos hicisteis llegar, sin las que esto habría sido imposible. Ayer, os presentamos la primera parte de las dos que publicaremos con las respuestas del Presidente. En ella, hablábamos de la categoría en general, del Caso Femenia y de la Estructura de la categoría. Hoy, publicamos la segunda entrega, que cuenta con la Economía y la Competición como temas a tratar. Sin más dilación, os dejamos con D. Marcelino Maté:

ECONOMÍA Y FINANZAS

La situación económica de los últimos años ha generado una serie de descensos administrativos e, incluso, la desaparición de equipos. En algunos casos, la deuda ha sido de tal magnitud que ha conllevado la retirada de equipos de la competición. Aquí lo abordamos:

¿Qué opina de la actual situación económica que atraviesa la categoría?

Que está en consonancia con la que vive España. Han sido reducidas considerablemente las aportaciones en concepto de subvenciones públicas y las privadas en concepto de patrocinios, y también, aunque en menor medida la recaudación en concepto de socios y entradas y que eso significa dificultades para quien no haya sido lo suficientemente previsor a la hora de planificar sus presupuestos, aunque bien es cierto que esta temporada hemos tenido un 30% menos de denuncias por impagos en el primer periodo de denuncias.

¿Por dónde cree que pasan las soluciones a los impagos?

Por seguir implantando la política de avales, lo que reduce de forma considerable “las alegrías” de los directivos a la hora de realizar las contrataciones de los futbolistas y por mentalizar a los futbolistas de que deben de elegir clubes serios en los pagos, aunque sus ofertas sean menores a las de otros. Igualmente entiendo que habría que limitar las coberturas del fondo de garantías a los futbolistas que contraten con clubs propensos a generar impagos.

¿Por qué no se acaba de una vez con los clubes que no cumplen con sus obligaciones? Hay clubes en Tercera que podrían afrontar jugar en Segunda B.

No se acaba porque en España la legislación es la que es, y no está en nuestras manos poder modificarla. En determinadas ocasiones las medidas que se pretenden adoptar o que incluso se adoptan desde los organismos deportivos tienen difícil encaje con la citada legislación. La mejor prueba la tiene con lo acontecido esta temporada con varios clubes, a los que desde la RFEF se les impone el depósito de un aval por su reiterado incumplimiento en los pagos a sus futbolistas, para después, la justicia desautorizar las citadas decisiones.

Todos hemos sido testigos de cómo importantes políticos, que en definitiva son los encargados de legislar, no se han privado de apoyar públicamente a quienes por ser malos pagadores se les imponía la obligación de avalar una parte mínima de sus presupuestos, para que fueran ellos, y no otros, los que al final tuvieran que hacer frente a sus incumplimientos.

¿No cree que el sistema de comprar plazas de equipos descendidos por impagos debería cambiarse? Es injusto para quienes cumplen con los pagos.

En nuestra competiciones no están permitidas las compras de plazas, distinto es que como consecuencia de la generación de VACANTES en alguna categoría, debido a expulsiones por impagos o desapariciones de clubes, en determinados casos, al mejor derecho deportivo para ocupar una plaza se le añada el condicionante de hacer frente al pago de determinadas deudas dejadas por el/os equipo/s que produjeron citadas vacantes.

El fútbol español, entendió en su momento, que es una buena fórmula y justa, pues si no existiera el condicionante de añadir al mejor derecho deportivo el abono de las deudas, éstas deberían de ser abonadas por el resto de los componentes de la competición, que eso sí que entiendo que es injusto.

No obstante si Vd. dispone de una mejor fórmula, sería de agradecer que nos la hiciera saber para estudiarla y, si es mejor que la actual y el fútbol español así lo entiende y quiere, implantarla.

¿No cree que la compra de plazas favorece más a los equipos filiales, más fuertes económicamente, respecto a los demás?

Vuelvo a insistir en que en nuestras competiciones no hay compra de plazas, y que para cubrir las VACANTES EXISTENTES siempre se prima el mejor derecho deportivo, con el añadido de que, quien quiera beneficiarse de una situación no ganada en el terreno de juego y pasar a competir en una categoría superior, deba de afrontar el pago de deudas dejadas por quien generó la vacante.

¿Por qué el Almería B pagó la deuda integra del Atlético Ciudad pero los jugadores sólo cobraron la mitad y se les obliga a acudir a FOGASA? ¿Dónde está el resto del dinero?

Su afirmación no se corresponde con la realidad. A los futbolistas no se les obligo a nada, simplemente se les orientó, por su sindicato, de las acciones que debían de adoptar para una mejor defensa de sus intereses en el cobro de las cantidades dejadas de percibir. Por otro lado, ni la RFEF ni el resto de los equipos de la categoría, que al final son los que más lo sufren, faltaría más, van a afrontar pagos que deben de afrontar otras instituciones.

Informarle igualmente, aunque imagino que ya lo conoce, que en la temporada en la que el Almería accedió a la plaza que dejó vacante el Atlético Ciudad de Murcia, y en todas las demás temporadas, hubo otros muchos clubes que habiendo descendido deportivamente a Tercera División fueron descendidos a la primera categoría de orden territorial por impagos, y que los equipos que cubrieron esas plazas en Tercera División no afrontaron el pago de cantidad alguna y en cambio sus futbolistas sí que cobraron.

Existen divisiones, en Asturias, por ejemplo, en las que los clubes han pactado el precio de las entradas con el fin de beneficiar al aficionado, ¿ve factible adoptar esta medida en 2ªB?

No lo veo sencillo, pero lógicamente lo estudiaremos. No es lo mismo un territorio singular como es el caso de Asturias, que todo el Estado español, con las condiciones tan dispares que se pueden producir. Por poner un ejemplo, y sin ánimo de menospreciar a nadie, no es lo mismo presenciar un encuentro en el Estadio Ramón de Carranza, en el Heliodoro Rodríguez López, en el Helmántico o Mendizorroza, que hacerlo en el Campo del Guijuelo o en otros similares, ni existe la misma cultura ni costumbre en unas ciudades que en otras.

¿No cree que se llenarían más estadios con precios más bajos? El nivel de asistencia es cada vez más preocupante y, quizás, con entradas más baratas aumentaría la afluencia.

Hasta donde yo conozco los precios de las entradas y de los abonos en los campos de Segunda División “B”, son en la gran mayoría de los casos económicamente muy asequibles, distinto es que haya personas que tengan dificultades económicas hasta para poder afrontar esos pagos y prefieran ver por televisión en su casa o en el bar de debajo de su casa otro partido y encima de categoría superior a la misma hora que está jugando el equipo de su ciudad.

“… veo muy interesante, no sé yo si factible, la posibilidad de que el partido en abierto sea de la categoría de bronce… “

COMPETICIÓN

No podían faltar preguntas acerca de todo lo referido a la competición, al fútbol puro y duro:

¿Cuál cree que es el nivel actual de la categoría? ¿Mejor o peor que otros años?

Creo que es similar al de años pasados, con unas pocas más oportunidades para los jóvenes, por lo menos hasta el mes de diciembre, y más futbolistas jugando cerca de su casa que lo que ocurría en temporadas anteriores.

¿Por qué sólo puede haber 5 suplentes en el banquillo?¿Se plantean la posibilidad de incorporar dos suplentes más?

El tema se ha discutido en alguna ocasión, y se ha pensado que con los cinco futbolistas suplentes es suficiente para las necesidades de los partidos, y que incorporar dos futbolistas más, aparte de otros problemas de orden interno y logístico, significa un mayor costo en desplazamientos, comidas, dietas, primas, etc. que los clubes han preferido no tener que soportar.

¿Se tomarán medidas para impedir extraños arbitrajes en Play Off como el de Lugo la temporada pasada?

No puedo coincidir con Vd. en calificar de extraño un arbitraje, y menos en ese caso concreto que habla puesto que conozco personalmente al árbitro del encuentro y sé de su capacidad, de su dedicación al arbitraje y de sus conocimientos. Distinto es que en un partido concreto haya podido estar más o menos afortunado en sus decisiones.

Estamos muy contentos con el nivel del arbitraje en nuestra competición, y la prueba de ello es lo rápido que se consolidan en Segunda División los árbitros que ascienden cada temporada. El Comité Nacional de Árbitros seguirá efectuando las designaciones con el buen criterio demostrado a lo largo de los años; designando para cada parido a quien considere que es el más y mejor capacitado.

¿Cree que las plazas sub 23 benefician a los jugadores, aunque haya muchos que solamente ocupen esas plazas ante la imposibilidad de contar con jugadores senior y apenas jueguen?

Creo que un club que ficha a un futbolista con la edad que sea, para un equipo de una categoría concreta, lo hace para utilizarle y porque cree en sus capacidad. Si no tienen confianza suficiente en él, lo suelen fichar para un equipo de una categoría inferior y utilizarle en categoría superior cuando realmente es necesario, por lo que creo que la norma actual ha mejorado sustancialmente la anterior.

El hecho que Vd. relata de que hay muchos que no son lo suficientemente utilizados, le puedo asegurar que de acuerdo con los datos que tenemos de las tres últimas temporadas, los futbolistas de estas características son mucho más utilizados de lo que Vd. y otra mucha gente cree, pues su tiempo de juego es prácticamente el de un tercio del tiempo total de juego de la categoría.

Darle otros dos datos que seguramente le interesen, los números de futbolistas Sub-23 con licencia por equipo de Segunda División “B” son muy superiores a los seis obligatorios por equipo (486 en total), y la media individual de participación es superior la de los futbolistas Sub-23 que la de mayores de esa edad.

Siendo la categoría de bronce del fútbol español una división tan competida y con jugadores de calidad, ¿qué cree que falla para que no acabe de atraer al público?

Yo creo que sí que atrae al público, distinto es que todos quisiéramos más espectadores en los partidos y sobre todo en el campo de nuestro equipo, pero en todas las jornadas hay partidos de la categoría con mayor número de espectadores que en varios partidos de Segunda División, y en alguna ocasión incluso que de alguno de Primera División y desde luego que en casi todos los partidos del resto de competiciones profesionales de otros deportes que se practican en España y que en determinadas ocasiones se nos ponen como ejemplo.

Ahora que cada vez hay más partidos en PPV, ¿ve factible la posibilidad de que el partido en abierto sea de la categoría de bronce? Creo que un partido de 2ªB en Prime Time ayudaría a relanzar la categoría y generaría ingresos para los clubes (muy necesitados).

Yo sí que lo veo muy interesante, no sé yo si factible, y tampoco sé si su ilusión y la mía coincidirá con la de los operadores de televisión para entregar una franja horaria importante y alguna cantidad de dinero a partidos de esta competición, cuando nuestro país tiene el número de retrasmisiones futbolísticas que tiene en estos momentos.

Para terminar desearía aclararles, que la Comisión de Segunda División Nacional “B”, es un órgano de la RFEF, compuesto por un representante de cada una de las Federaciones de ámbito autonómico integradas en la RFEF, elegido democráticamente por y de entre los equipos de la categoría de cada Federación.

Que citada comisión está estructurada en tres comisiones de trabajo, Control Económico, Aspectos Competiciones y Asuntos Varios y Reglamentación, y que en las mismas se debate todo cuanto los clubes proponen y que, al menos desde la temporada 2004/05, en la que se me encomendó presidir esta Comisión, todas las propuestas que se han presentado en la Comisión han sido suficientemente debatidas tanto por la Comisión como por las Federaciones de Ámbito Autonómico, aprobándose o denegándose las presentadas siempre con amplio consenso y siendo todas las aprobadas por la Comisión, ratificadas por los órganos de la RFEF a quienes les corresponde ratificarlas.

Espero haber dado rápida y cumplida respuesta a sus preguntas y quedo a su entera disposición para volverlo a hacerlo en cuantas ocasiones lo estimen oportuno.