Zamora CF 1 – 0 Coruxo FC. Los rojiblancos toman vida


Granada revolucionó el ataque rojiblanco. Foto: La Opinión de Zamora.

Granada revolucionó el ataque rojiblanco. Foto: La Opinión de Zamora.

El conjunto rojiblanco vence 1-0 al Coruxo en un partido en el que tuvo menos tiempo el balón que los gallegos pero en el que gozó de las mejores ocasiones para llevarse los tres puntos. Con esta victoria sale de los puestos de descenso directo a costa del Guijuelo y no se desengancha de la salvación mientras que el Coruxo sale de los puestos de play-off aunque empatado con el cuarto clasificado.

El partido era excesivamente importante pese a la gran cantidad de puntos que restan por jugarse, 33 todavía. El partido suponía la posibilidad de no desengancharse, de no descolgarse, de no ver la salvación a más de un partido para los rojiblancos. Era un encuentro psicológico, y el Zamora pasó por todos los estados de ánimo posibles durante los 90 minutos. Para los gallegos podía ser una jornada redonda, podía ser la posibilidad de recortarle puntos a Tenerife y Real Oviedo y de meter distancia con los que querían meterse en play-off.

La adrenalina contenida, la rabia por la derrota sufrida en Getafe hizo salir a los rojiblancos a morder al rival.  La primera la tuvo Miguel Santos cuyo centro-chut no encontró rematador. La siguiente fue de nuevo para el extremo zamorano que se encontró, en esta ocasión, con una gran parada de Fernando. El acoso y derribo de los zamoranos siguió cuando un gran pase de Dani Hernández llegó hasta Sergio García y en el mano a mano con el portero lanzó el balón alto.

El Coruxo intentó, entonces, tomar las riendas del partido, tocar el balón y desde ahí hacerse fuerte. Mitigó, poco a poco, el inicio acosador de los locales y empezó a crecer. Abrió el campo e hizo correr a un Zamora CF que no conseguía robar el balón para salir a la contra. Con la práctica totalidad de la posesión, el Coruxo comenzó a crear ocasiones que entre Ramiro Mayor y Dani Palacios acabaron desbaratando.

Entre el estado del terreno de juego y la ansiedad que empezó a sufrir el equipo local, las posibilidades de salir de su campo se redujeron y la primera parte discurrió con un dominio sin ocasiones claras de los gallegos. Si tuvo tiempo el Zamora de sumar una nueva ocasión que desbarató, de nuevo Fernando.

La segunda mitad trajo el primer cambio del Zamora. Granada entraba por un Javi Rodríguez que no tuvo su mejor día. Pese a las buenas sensaciones que, desde el inicio, dejó Granada, no fueron los mejores momentos de los rojiblancos. El Coruxo siguió dominando el balón y añadió más verticalidad a sus acciones. Arriesgaban los gallegos que quedaban más expuestos a las contras locales pero a la vez pisaban más área zamorana. Tuvieron su ocasión más clara en un balón en profundidad para Reguero que, in extremis, envió a córner Ramiro Mayor.

Sergio García era el estilete ofensivo de los rojiblancos y sus contras fueron lo más peligroso de los zamoranos hasta el gol, sin embargo hoy no estuvo afortunado de cara al gol. Roberto Aguirre metió más centímetros en el campo con la entrada de Lusamba por un Miguel Santos con problemas en los isquiotibiales.

La dupla Lusamba – Granada empezó a ganar duelos en las alturas a la defensa gallega y por ahí el Zamora encontró su válvula de escape. Mediante ese mismo juego aéreo llegó el tanto rojiblanco cuando Nacho Matador colgaba un córner que Granada peinaba en el primer palo para que Ramiro Mayor hiciera el tanto de la victoria.

El Coruxo se volcó en ataque y al Zamora le entraron los miedos de los últimos minutos. Alberto García, central gallego, pasaba a ser un punta más en busca de balones para poner el empate. Tuvo la última opción en el tiempo de descuento en una falta lateral que no encontró rematador.

Con estos tres puntos el Zamora sale de los puestos de descenso a costa del Guijuelo y sigue teniendo a tiro a la UD Sanse y los gallegos pierden una oportunidad de meter distancia con los perseguidores del play-off y de recortarle puntos al líder, CD Tenerife.