Barakaldo 2-1 Sestao River. Derby gualdinegro

El Barakaldo se lleva el derby por dos goles a uno, mostrándose superior en la mayoría de las facetas del juego pero terminó sufriendo. Buen ambiente en Lasesarre en un partido en el que Joseba Arriaga se estrenó como goleador gualdinegro y destacó

Asier Sánchez twitter de @asier_sanchez @asier_sanchez

El equipo gualdinegro fue superior.

El equipo gualdinegro fue superior.

El Barakaldo se lleva el derby por dos goles a uno, mostrándose superior en la mayoría de las facetas del juego pero terminó sufriendo.

Buen ambiente en Lasesarre en un partido en el que Joseba Arriaga se estrenó como goleador gualdinegro y destacó

 

La gris tarde de hoy hacía a los más viejos hoy presentes en el moderno campo de Lasesarre añorar las tardes de barro, lluvia y esfuerzo que presidieron tantos derbys en épocas anteriores. Pero los tiempos son otros y hoy el césped de Lasesarre aguantó bien, como lo hizo la lluvia, el partido, lo que nos dejó una buena tarde de fútbol.

Tarde que conquistó el Barakaldo, gracias a unos inspirados y trabajadores Tyronne, Joseba Arriaga y Camino, que combinaron vistosamente pisando campo verdinegro y haciendo disfrutar durante buena parte del partido a la parroquia local. El primero dejando grandes detalles de calidad, de jugador de superior categoría; el segundo con un gol y con inteligencia en sus acciones; y el tercero con un gran derroche de trabajo premiado con gol.

El partido arrancaba puntualmente a las cinco de la tarde, con más entrada de la habitual y unos 200 seguidores verdinegros en la tribuna norte de Lasesarre. Los de casa, ajustándose a las buenas condiciones del terreno, salieron con la intención de dominar la posesión de balón y conseguir a través de ella el fruto de las ocasiones. Y así lo hicieron. Con más intensidad que la que el conjunto rival reflejaba, el Barakaldo llevó la manija del partido durante los primeros compases de juego y forzaba a los verdinegros a vivir en su propio campo.

De esta manera, el Barakaldo iba a llevar las ocasiones, no acertadas en los primeros compases, pero que iban a terminar dejando al equipo verdinegro cerrado atrás y sufriendo un gran desgaste. El conjunto fabril achuchaba, incorporaba a sus laterales, abría a sus pivotes y movía el juego. Así, en el minuto 8, Tryronne, que iba dejando atrás rivales para meterse al medio, golpeaba con fuerza el balón desde la frontal para que Montero repeliese el cuero. Sin embargo, la parada del portero quedaba muerta dentro del área y Joseba Arriaga, listo, batía libre de marca al meta verdinegro con facilidad para poner el 1-0 y adelantar a los fabriles en el marcador.

Barakaldo - Sestao 2. LaSegundabTras el gol, el Barakaldo continuó con el dominio, llevando el peso del partido y creando ocasiones aisladas, sobre todo a balón parado. El Sestao, mermado por las ausencias de Hernaez y Abasolo, centró todo el juego en la banda derecha de un Silas muy marcado y que apenas inquietó en un par de jugadas aisladas.

Salvo los cinco últimos minutos, con un Sestao River que arriesgó más y se estiró, el Barakaldo dominó el primer tiempo y se fue al descanso con un marcador justo.

A la salida para el segundo tiempo, el Barakaldo siguió con el dominio del juego y las ocasiones, mientras el Sestao River trataba de intensificar el ritmo en la presión y salir buscando las contras y a un Aketxe siempre peligroso. La insistencia del Barakaldo daría así sus frutos en el minuto 54, cuando Arriaga, tras una buena jugada fabril, servía por raso un buen balón atrás a Camino, que batía a Montero sin que éste nada pudiera hacer por evitar el 2-0.

Más tarde, Arriaga de nuevo, Tyronne y Eraña trataron de llevar peligro pisando área, pero sin conseguir poner en aprietos a un Montero que no encajaría más goles en esa tarde. Sí lo intentó el Sestao en una contra por la banda derecha que terminaba con un remate de Orbegozo al lateral de la red y silenciaba Lasesarre.

Con el paso de los minutos, el Sestao iba tomando consciencia de la necesidad de estirarse, de asumir más riesgos, y trató de hacerlo así en los últimos minutos. De una jugada que viene precedida de una pérdida de Katxorro en el medio campo y que termina en una falta escorada en la izquierda vendría el gol. Aketxe, aprovechando que Montoya no estaba bien colocado sorprende con un golpeo muy colocado casi sin ángulo y recortaba distancias.

Después, con los cambios, el Barakaldo trataba de conseguir no bajar el pistón en la presión y ganar dominio de balón con la entrada del ya mencionado Katxorro, Eneko Rubio y, por último, Imanol Aguiar. Por su parte, el Sestao quemaba sus últimas balas con la entrada del “rifle” Oskar Martín y Jon Iru.

Las sustituciones dieron más alas al Sestao, que trató de inquietar con más intensidad que precisión la meta de Javier Montoya, sin conseguirlo, sobre todo tras la expulsión de Camino por doble amonestación. Y los fabriles lograban dormir el partido con el paso de los minutos. Excesivas tarjetas tanto para unos como para otras las mostradas por el colegiado catalán Sánchez Rico y final del partido con el 2-1 que no se movió.

FICHA TÉCNICA

Barakaldo: Javi Montoya; Unai Medina, Méndez, Ariño, Ibon Díez; Garrido, Izurza; Tyronne (Eneko Rubio, 60), Eraña (katxorro, 73), Joseba Arriaga (Aguiar, 88); Camino.

Sestao River: Montero; Azkoiti, Cuesta, Eneko, Arrizabalaga (Iru, 52); Larrazabal, Solabarrieta; Silas, Orbegozo (Oskar Martín, 65), Aketxe; Jokin (Ibon, 65).

Goles: 1-0: Arriaga, al aprovechar el rechace de Montero a tiro de Tyronne; 2-0: Camino recoge un pase atrás de Arriaga; 2-1: Aketxe ajusta a la escuadra una falta sin ángulo tras ver a Montoya mal posicionado.

Árbitro: Sr. Sánchez Rubio, colegiado catalán. Asistido por Torrella Fernández y López Jiménez. Amonestó por lado local a Camino, Arriaga, Eneko Rubio e Ibon Díez. Por lado visitante a Solabarrieta, Orbegozo, Silas, Aketxe, Ibon Gutiérrez y Arrizabalaga. Expulsó a Camino en el minuto 90 por doble amonestación.

Incidencias: partido declarado de “alto riesgo” por el Gobierno Vasco sin que se hayan producido incidentes y con la cordialidad y respeto como nota dominante en las dos aficiones. Unas 2.500 personas en Lasesarre, césped en perfectas condiciones.