Final de la transición azul

El Consejo de Administración del Real Oviedo cesará en sus funciones el día 3 Julio, día en el que ha sido fechada la Junta Extraordinaria de Accionistas que despedirá al actual Órgano de Gobierno y dará entrada a uno nuevo


Toni Fidalgo anunció la marcha del Consejo. Foto: realoviedo.es

Toni Fidalgo anunció la marcha del Consejo. Foto: realoviedo.es



En una rueda de prensa, hace pco más de una hora, Toni Fidalgo, presidente del club, ha anunciado, acompañado por el Consejo en pleno, lo que era crónica de una muerte anunciada: el 3 de Julio, el Consejo de Administración carbayón pondrá fin a su etapa al frente del club.

“Todas las molestias que se están produciendo en esos entornos de ambición que aparecen ahora, cuando se ve la luz al final del túnel, es lo que nos ha llevado, definitivamente, a situarnos en el horizonte del 3 de Julio” – fueron las palabras de Toni Fidalgo a Miguel Fernandi, en RPA. El Presidente continuó diciendo que esperarán hasta esa fecha porque hacerlo antes “supondría, para la estabilidad estrictamente deportiva, una quiebra notable”. Así mismo, pidió que les dejen trabajar, a ellos y la plantilla, hasta esa fecha, para que se pueda volver a “hablar de fútbol”.

Llegaron como anuncian su marcha, con el clima extradeportivo enrarecido. Lo que sí ha cambiado es la estabilidad económica y la gestión de la entidad. No era difícil hacerlo mejor que sus antecesores, cierto es, pero sus sucesores lo tendrán complicado para dejar el listón al nivel del Consejo saliente.

Objetivo cumplido

El 17 de Julio de 2012, Toni Fidalgo, como Presidente, Sabino López, Pedro Zuazua y Juan Ramón González, dieron un paso al frente para hacerse, cuando nadie quiso, con el control transitorio de la nave oviedista. Nave que iba a la deriva, tras la “gestión” del anterior Consejo, encabezado por el prófugo Alberto González.

Su misión, sería la de dotar al club de la estabilidad institucional necesaria para, ampliación de capital mediante, salvar al club de la liquidación y dotarlo de una más que necesaria estabilidad económica.

Meses después, el 17 de Noviembre, Toni Fidalgo anunciaba la compra de una paquete de acciones por valor de unos 2 millones de € por parte del hombre más rico del mundo, Carlos Slim. Dicha adquisición no salvaba al club de la desaparición, los 2 millones de € comprados por la afición azul se anticiparon al mejicano, pero sí garantizaba la estabilidad económica del club. El objetivo con el que el Consejo había llegado al poder, se había cumplido.

El carácter transitorio del Consejo, anunciado hasta el final de la ampliación, en un primer momento, se prolongó, a petición del propio Grupo CARSO, empresa propiedad de Slim dueña del mayor paquete accionarial del club, hasta que estos encontrasen a alguien capaz de dirigir la entidad. El 3 de Julio será la fecha en la que se pondrá punto y final a la idílica transición del actual Consejo desde el caos al paraíso.