El Malecón se prepara para una final

Gimnástica de Torrelavega y Barakaldo se juegan muchas y muy diferentes cosas el sábado a las siete


Imagen del partido de ida en Lasesarre. (Diario Montañés)

Imagen del partido de ida en Lasesarre. (Diario Montañés)

Con el mismo objetivo de sumar los tres puntos, cántabros y vascos se enfrentarán en la tarde del sábado (19 h.) en un duelo que significa mucho para los dos equipos. Mucho y muy diferente: la Gimnástica quiere salir de abajo, donde se ha metido con la última racha de resultados cosechada, en tanto que el Barakaldo quiere olvidar el traspiés que supuso la derrota contra el Lleida para poder volver a luchar por el Play Off.

El equipo local llega muy tocado al partido: lo anímico no acompaña a un vestuario cántabro que lleva toda la temporada sin cobrar y que quiere lograr el objetivo de la salvación, aunque más tarde la entidad tenga muchas papeletas para descender por impagos. Las salidas, lógicas, en el mercado de invierno de varios de sus puntales básicos han hecho que los resultados no lleguen desde entonces: cinco partidos consecutivos perdiendo y un último que ha servido para constatar la curva descendente del equipo en este final de temporada. La Gimnástica perdía la pasada semana contra un hasta entonces casi desahuciado Izarra al que han dado vida. José Luis y Siro serán duda para el encuentro contra los gualdinegros.

Por su parte, el Barakaldo llega con ganas a un partido que servirá para confirmar a qué aspira el cuadro de Zurimendi. Una vez cerrada la racha de 15 partidos sin perder tras la victoria del Lleida en Lasesarre, el Barakaldo no quiere perder el pulso por el Play Off y sabe que ganar en casa de la Gimnástica es fundamental para poder aspirar a algo y que los de arriba, que juegan entre sí en esta jornada, no se escapen. Las bajas de Moreno y Arriaga son las únicas confirmadas por un conjunto fabril que entrenará hoy a la tarde por última vez en la semana.

La Gimnástica, consciente de la importancia de este partido, ha pedido que su afición acuda a El Malecón sin dudarlo, para que mediante la unión se consiga darle el empujón de moral que necesita la plantilla. Por su lado, el Barakaldo ha fletado un autobús de aficionados que aun no se ha llenado. Aun así, se espera presencia gualdinegra en gradas. La mala previsión meteorológica no está ayudando a que la afición barakaldesa se anime a desplazarse.

Habrá que tener también muy en cuenta el estado del césped del feudo del decano del fútbol cántabro. Las copiosas lluvias caídas en las últimas horas pueden haber dejado un césped muy blando que favorezca la lucha cuerpo a cuerpo sobre el juego vistoso.

Encuentro de ida

El partido de ida terminó en empate a uno en Lasesarre y pudo haber supuesto el adiós al banquillo fabril para Iñaki Zurimendi, el que sigue siendo entrenador fabril y que ha conseguido llevar al plantel hasta objetivos no pensados a principio de temporada. El partido, que dominó el Barakaldo, se torció al final cuando la Gimnástica empataba con 9 jugadores sobre el césped en la última jugada del encuentro.