El Guerrero número 9

Miguel Ángel Guerrero Martín se ha confirmado esta temporada como el goleador de futuro llamado a triunfar en el Molinón


16 dianas avalan las condiciones de Guerrero Foto: marca.com

16 dianas avalan las condiciones de Guerrero Foto: marca.com


Llegó en el verano de 2011, sin hacer ruido y siguiendo el camino que, pocos días antes, había marcado su paisano Santi Jara. Hoy, dos temporadas después y tras demostrar en el Sporting B sus dotes goleadoras, es contemplado por el sportinguismo como una de las grandes esperanzas de futuro de la entidad gijonesa.

Delantero total

Con la derecha, con la izquierda o con los pies. Como finalizador o a balón parado. Nueve referencia, segundo punta o, incluso, acostado a una banda. Cuesta definir a un delantero tan versátil como el manchego. La sangre de nueve puro, de los que antaño reinaban en el área, que corre por sus venas, fusionada con sus dotes técnicas y su rapidez, hacen de Guerrero un delantero del siglo XXI. Su zurda no tiene mucho que envidiar al “cañón” diestro y, aunque no destaca por su altura, no es extraño verle marcar de cabeza.

Solemos verle anotar tras finalizar una jugada pero sabe, perfectamente, como anotar goles de libre directo. Los porteros de Real Madrid “C” y Real Oviedo tuvieron que recoger, éste mismo año, el balón de la red tras sendos lanzamientos de falta. Como no podía ser de otra manera, el de Borox también es un fiable lanzador de penaltis.

Póker de plata

Debutó en Segunda División cuando aún jugaba en su tierra, en el Albacete. Ese mismo verano, recaló en Gijón, donde sólo tardó dos jornadas en firmar el primero de los 13 goles que acabaría anotando la temporada pasada. Trece porque una lesión le impidió jugar las últimas seis jornadas.

A pesar del amargo final de liga, Guerrero arrancó el año con ficha del filial, pero con vistas a tener muchos minutos en el A. El ascenso de Manolo Sánchez Murias, técnico del filial, a la primera plantilla del Sporting tuvo mucha culpa de que el delantero debutase con el primer equipo ya en el mes de Agosto.

Con la destitución del técnico asturiano y la llegada de José Ramón Sandoval, el delantero perdió presencia en el primer equipo y volvió a ser un habitual en las convocatorias del segundo. Los goles bajo la dirección de Abelardo, en el filial rojiblanco, siguieron cayendo y su póker frente al eterno rival rojiblanco, el Real Oviedo, le valió para tirar la puerta y volver a irrumpir en la División de Plata.

Un paso atrás y otro Adelante

Las bajas de Sergio Álvarez y Álvaro Bustos, que se perderán lo que queda de temporada, en una plantilla corta de efectivos, como es la del Sporting B, y el descenso en la tabla sufrido por el equipo tras el ascenso de Santi Jara y Guerrero al primer equipo, han hecho que los técnicos del Sporting hayan optado por dejarle a las órdenes de Abelardo. El punta no ha desaprovechado la continuidad que le ofrece el filial y, tras su regreso a la categoría de bronce, ya ha marcado cuatro goles.

Aunque todavía falta para que finalice la temporada, el manchego ya sabe que el año que viene jugará en la Liga Adelante. Y es que el Sporting de Gijón, sabedor del futuro prometedor que parece tener el joven goleador, anunciaba, hace pocas fechas, su renovación por tres temporadas y su incorporación definitiva a la primera plantilla, de cara a la próxima temporada.