Grupo IV. El descenso está cada vez más claro

El grupo IV más igualado de las últimas temporadas va dejando en claro que equipos descenderán a Tercera División. A falta de cuatro jornadas ya hay un equipo matemáticamente descendido, el Real Betis B, y otros tres estan a punto de firmar su sentencia. 

Antonio Arroyo twitter de @AntonioArroyoL @AntonioArroyoL

El Betis B es el primer descendido a tercera de toda la Segunda B.

El Betis B es el primer descendido a tercera de toda la Segunda B.

El descenso directo, casi decidido

Tras el filial bético, ya descendido, muchas papeletas tienen de seguir su camino el UCAM Murcia, el San Roque de Lepe, y el Loja CD.

Al conjunto murciano le ha pesado durante toda la segunda vuelta la nefasta primera mitad de campeonato realizada por los universitarios. Tras dos cambios de entrenador, a la tercera fue la vencida, y Luis García Tevenet cambió la cara al equipo azul. Demasiado tarde se produjo la llegada del técnico sevillano, sin apenas tiempo para arreglar el desaguisado de la primera vuelta. El UCAM Murcia es segundo por la cola, la promoción de descenso ya está a siete puntos, y la salvación directa le queda a un punto más, a ocho.

Todo lo contrario le ocurre al San Roque de Lepe. Los onubenses, con problemas económicos durante toda la temporada, hicieron una primera vuelta para enmarcar, llegando a ser el equipo más goleador de la primera vuelta y teniendo las miras puestas en la zona de ascenso. Una segunda vuelta indescriptiblemente mala ha llevado a los leperos a hundirse en la clasificación. Su negativa racha hace imposible pensar en una posible hazaña por la permanencia. En el puesto dieciocho está a seis puntos de promoción de descenso y a siete de la salvación definitiva. El descenso podría suponer, casi con total seguridad, la desaparición de la entidad lepera.

Si alguien de los que se encuantra en descenso puede salvar la categoría, ese es el Loja CD. Los granadinos llevan toda la temporada en zona de descenso a Tercera División, pero en ningún momento se han desenganchado de la pugna por eludir la pérdida de categoría. En esta segunda vuelta ha desmotrado capacidad de reacción, incluso remontando algunos partidos, y consiguiendo resultados positivos frente a fuertes rivales. Aún así son cuatro puntos los que le separan de la zona de promoción de descenso, y cinco de la salvación directa.

La verdadera lucha está en la promoción

Con el descenso directo casi decidido, la gran batalla se librará por la promoción de descenso.

Actualmente la ocupa el CF Villanovense. El conjunto extremeño no es de la temporada pasada. Sus carencias quedan de manifiesto en la clasificación. La falta de gol puede causarle graves problemas en estas cuatro últimas jornadas de campeonato. Es el equipo que menos goles marca, con 28 en toda la temporada. Por calendario no debería tener problemas para evitar el descenso directo y a priori, la pugna por la promoción quedará entre los de Villanueva y el Arroyo CP.

Un Arroyo CP que está un punto por encima del Villanovense, y al que le salva la espectacular primera vuelta que realizó, con goleadas y grandes partidos, como el 2-5 en el Ramón de Carranza frente al Cádiz CF. Una segunda vuelta decadetente ha llevado al conjunto arroyano a pasar apuros en este tramo final. Además, la lesión de Abel Buades pasó factura. Una vez recuperado el mediocampista, el equipo mejora considerablemente, y Abel puede ser la principal causa de una más que posible salvación.

Ya sin tanto peligro, sobre todo por plantilla y sensaciones se encuentran el Sevilla Atlético y el Cádiz CF. El filial sevillista está a dos puntos de promoción de descenso. Su plantilla le avala,  sobre todo con la vuelta de Rabello tras estar con el primer equipo y caer lesionado en el peor momento que atravesaron los sevillistas.

El Cádiz, con su última victoria a domicilio en Melilla sella con casi total seguridad su permanencia. La promoción la deja a cuatro puntos, a falta de cuatro jornadas. Una victoria más en estas cuatro semanas le daría la ansiada permanencia definitiva. La UD Melilla, último rival cadista, va en decadencia y en estas últimas jornadas puede meterse en problemas si no da la vuelta a su dinámica. Actualmente se encuantra a cinco puntos de la promoción, y necesita sumar ya para eludir los posibles fantasmas.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *