Oviedo 0 – Coruxo 0. Un cero a la izquierda

Manu Busto, cumplido el primer cuarto de hora ejecutó el único disparo entre-palos de un partido que finalizó con un somnoliento empate a cero


Xavi Moré mejoró el juego azul. Imagen: onlymodestfootball.blogspot.com

Xavi Moré mejoró el juego azul. Imagen: onlymodestfootball.blogspot.com

Seguir @JacobodelaRoza

Para no tenerlo en cuenta, para olvidarse de él, para abandonarlo en algún recóndito lugar de la memoria… Así fue el Oviedo Coruxo, un cero a la izquierda. Los de Granero intentaron derribar el muro contrario, una y otra vez, pero el entramado defensivo dispuesto por el cuadro gallego anuló cualquier acción.Un tiro a puerta de Manu Busto inició y apagó el contador de ocasiones de la primera mitad. La segunda, con Xavi Moré en el campo, el Oviedo llevo más peligro, salido siempre de las cabalgadas del catalán, que en la primera. Aunque el mismo fue insuficiente para perforar la meta de Fernando.

Llama la atención que el único tiro a puerta del Oviedo llegase a raíz de una jugada que bien podría haber salido de la pizarra del tan denostado, por una parte de la afición, ex entrenador azul Pacheta. Saque en largo de Orlando, Cervero peina y Manu Busto recoge, al espacio, para acabar pisando área y provocando la estirada de Fernando, que evita el gol y despeja a córner. Primer y último disparo a puerta del partido y primera y única ocasión de la primera mitad.

El Oviedo no carbura, es un hecho. No lo ha conseguido en ningún momento de la temporada y ya parece tarde para que pueda hacerlo. La aleación surgida de mezclar a Señé y Busto no surtió efecto en la primera mitad, cuando la banda izquierda, de la que partía el catalán, fue un solar y la derecha no gozó del mejor Iker Alegre. Con la imposibilidad de atacar por dentro, ante el férrero sistema defensivo planteado por Antonio Gómez, Granero movió ficha y dio entrada, al descanso, a Xavi Moré. El sustituido fue un Manu Busto que parece haber gastado ya sus mejores jugadas, o estar reservándolas para el Play Off. Quién sabe.

Un balón largo, buscando al puñal del Pisuerga, provocó el fallo de Costas, que no acertó a despejar. Xavi Moré controló, pisó área y se dispuso a chutar, pero cuando armaba la pierna se apareció la de Yago para evitar que el disparo fuese limpio. Fernando hizo el resto.

La entrada del pucelano dio otro aire a los azules, que ganaron juego exterior, regate y centro. Una de esas internadas, acabó en centro de Rubio y remate cruzado de Señé que no encontró portería. Otra de ellas, en el 24′ de la segunda, en gran jugada personal de Moré y centro al primer palo, finalizó en un testarazo de Cervero que se fue alto por poco. Ahí, en ese balón, murieron las ocasiones azules. Minutos después, Mantovani era expulsado, por doble amarilla. Su expulsión no influyó para nada en el devenir del partido y el guión permaneció igual que antes de la misma.

Si algo bueno dejó el partido, fue la contundencia defensiva del Coruxo. Fruto del estudio del rival y del buen trabajo realizado a lo largo del año. La concentración defensiva de los gallegos les restó opciones en ataque, donde sólo cabe destacar una falta lejana de Antúnez que se fue alta. Aun así, buen premio para los de Antonio Gómez, que han realizado una notable temporada.

El empate, aunque insatisfactorio por juego y resultado, clasifica al Oviedo para el Play Off, que se habría clasificado aun perdiendo por la derrota, en Salamanca, del Atleti B, y no afecta a un Coruxo que llegó a Oviedo con los deberes más que hechos.

FICHA TÉCNICA

Real Oviedo: Orlando; Rubio, David, Mantovani, Álvaro; Aitor Sanz, Cerrajería (Héctor Simón 81′); Alegre (Fran Sol 76′), Manu Busto (45′ Xavi Moré), Señé; Cervero

Coruxo CF: Fernando; Costas, Alberto García, Yago Yao, Pastoriza (Abenza 51′); Yosu, Antúnez; Mella, Sergi (Besada 61′), Centrón; Samuel

Árbitro: El navarro Castillejo Álvarez mostró amarillas a los locales Cerrajería y Mantovani, y a los visitantes Pastoriza y Samuel. Mantovani fue expulsado al ver la doble amarilla.

Incidencias: 9.300 espectadores, según fuentes del club, presenciaron el encuentro en el Nuevo Carlos Tartiere. Tarde calurosa. Césped algo blando.