Superioridad sin premio

Aunque no marcó, el Caudal fue muy superior a un Cartagena que no llegó a probar los guantes de Javi Díaz y que se vio superado por la intensidad mierense


Prosi fue un quebradero de cabeza para el Cartagena. foto: lne.es

Prosi fue un quebradero de cabeza para el Cartagena. foto: lne.es

Seguir @JacobodelaRoza

Los estrenos nunca son fáciles, máxime si no cuentas con tener que afrontarlos. Sin embargo, el conjunto dirigido por Paco Fernández jugó ayer con una soltura digna de un equipo acostumbrado a este tipo de retos. Sin miedo ni precipitación y con el mismo estilo intenso y ofensivo de cada domingo. Así saltó el Caudal al césped del Hermanos Antuña. En frente, un Cartagena incómodo por las dimensiones, la hierba artificial y en el que siguió imperando el juego directo del predecesor de Campos en el banquillo, Pacheta -hasta el pasado domingo entrenador cartagenero-.

En el primer minuto de juego, Tonino recibió un balón en profundidad, se adentró en el área y chutó cruzado, buscando el segundo palo. La pelota no encontró portería, por poco, en lo que parecía ser síntoma de que el potencial ofensivo de la Efesé daría mucho trabajo a Javi Díaz. Nada más lejos de la realidad. Con esa internada del extremo derecho se acabaron las ocasiones del conjunto blanquinegro, ayer naranja.

Tras unos primeros minutos de idas y venidas, Prosi asumió el mando de la medular mierense y pusó el esférico a sus órdenes. A partir de ahí, el Caudal comenzó a ser netamente superior y arrinconó a un Cartagena incapaz de jugar con comodidad ni de salir de su campo ante la presión rival.

Además de mandar, Prosi fue el ejecutor del peligro caudalista, durante la primera mitad, firmando con su zurda las ocasiones más claras de la misma. A los 10′, recogió el despeje de un córner cerrado, que él mismo había botado, y fusiló fuerte hacia el primer palo, pero Víctor atrapó bien. Lo intentó, minutos después, con un falta desde la frontal, cuyo efecto y potencia provocaron el problemático despeje del guardameta visitante.

La mejor ocasión mierense llegó en un disparo de Prosi, desde la frontal, que obligó a que Víctor se luciera. El zurdo chutó buscando el bote y una gran mano del arquero evitó el gol. Un cuarto disparo del canterano oviedista, que tocó en un rival aunque el árbitro no concedió el córner, puso fin a una primera mitad en la que el Caudal mereció, sin duda, el gol.

Tapado Prosi, apareció Richard

José Miguel Campos se dio cuenta del año que había hecho Prosi a sus hombres y decidió no esperar más para contrarrestarlo. Así, al descanso, dio entrada a Cabañas en lugar de Arcas y retrasó a Segura para que afianzar el marcaje del centrocampista zurdo. La entrada del de San Javier aportó calidad y criterio al centro del campo blanquinegro. Sobre todo, durante los primeros minutos de la segunda mitad, en los que el marcaje a Prosi despistó a los locales.

Tras un comienzo en el que los rivales se analizaron y trasladaron la lucha al centro del campo, Nacho Fernández disparó desde la frontal para volver a meter al Caudal en el partido. A partir de ahí, el conjunto minero volvió a creer y a dominar con, esta vez, Richard como jefe de filas. El experimentado centrocampista encontró huecos entre la obsesión cartagenera por frenar a Prosi y cargó con la responsabilidad de guiar a los de Paco. Con Richard, en el bando local, y Cañadas, en el visitante, liderando la creación ofensiva de sus equipos, el encuentro trasladó la batalla hacia el centro del campo, pero sin perder nunca la intensidad ni la verticalidad ninguno de los dos conjuntos.

Si, en la primera mitad, las ocasiones llevaron el nombre de Prosi, en la segunda, corrieron a cargo de Javi Sánchez. La más clara del extremo fue una en la que recibió, buscó la diagonal e hizo intervenir a Víctor con un disparo seco y raso. El bote del balón se fue hacia la meta de la Efesé pero Víctor llegó a tiempo de evitar males mayores. Otro disparo del atacante blanquinegro fue atrapado sin problemas por Víctor.

El empate supo a poco a un Caudal que tuvo ocasiones para marcar pero dejó que el Cartagena se escapase vivo. Los de Campos, por su parte, consiguieron atar la igualada gracias a su potencial defensivo. En 7 días, domingo 19h, Cartagonova dictará sentencia y anunciará al semifinalista de este Play Off de ascenso.