En Play Off cuesta ganar lejos de casa

Sólo el Bilbao Athletic logró vencer fuera de su campo


Sólo el Bilbao Athletic venció lejos de casa. Foto: Mundolevante

Sólo el Bilbao Athletic venció lejos de casa. Foto: Mundolevante

El Play Off da respeto. Sobre todo cuando dejas tu hogar y viajas lejos a jugar ante equipos a los que no te has enfrentado en todo el año. Una nueva forma de ver el fútbol, campos desconocidos y miedo, mucho miedo a perder. Este párrafo bien podría ser el resumen de la psicología de un jugador de Segunda B que coge el autobús cuando llega el fin de semana de Play Off y le toca jugar lejos de su campo.

Las estadísticas no engañan. De los ocho partidos que se jugaron en la ida de la primera eliminatoria de este Play Off, solo uno terminó con victoria para los visitantes. La firmó el Bilbao Athletic, que conseguía remontar con goles de Guillermo y Bustinza el inicial de Roger para llevarse la victoria de la Ciudad Deportiva del Levante.

Cerca lo tuvo el Eibar, con una buena primera parte que no fue suficiente ante un Alcoyano que igualaba en el segundo ejercicio. Añadir también el empate in-extremis del Alavés, que estuvo a punto de irse de vacío de La Victoria. El empate a cero entre Caudal y Cartagena en el Hermanos Antuña también vale como ejemplo de igualdad, también de miedo.

Después, todo lo que vienen son victorias locales. La del Tenerife frente al Hospi en el Heliodoro, la del Real Oviedo frente al Albacete en el Tartiere, la victoria de un peleón Lucena ante Huracán o la victoria del Lleida en el Camp D`Esports frente al Leganés.

También nos vale el Play Out para mantener la tesis planteada. Ganaron los locales: Constáncia y Zamora se impusieron a Zaragoza B y Villanovense con solvencia en casa y dejaron las eliminatorias casi vistas para sentencia.