Veto a la idea de Hidalgo

La RFEF, haciendo referencia al artículo 104, se cubre para evitar que el plan de Pepe Hidalgo continúe


Los jugadores mostraron su descontento frente al Madrid C. Foto: salamanca24horas.com

Los jugadores mostraron su descontento frente al Madrid C. Foto: salamanca24horas.com

La propia Federeción Española de Fútbol se ha encargado de poner cortafuegos al incendio que desataba ayer Pepe Hidalgo. El empresario salmantino declaraba en radio que su intención, que la consideraba como la única viable, era la de empezar de cero, crear un nuevo club para poder centrarse sólo en lo deportivo y salir a competir desde Segunda B.

La Federación señala el reglamento para evitar este tipo de refundaciones que en el pasado ya sucedieran en ciudades como Lleida y Terrasa. Equipos que por porblemas económicos dejaban atrás sus antiguas sociedades y creaban una nueva que salía directamente a competir en Segunda B.

Es el artículo 104 en el que se basa la actual prohibición: si un club desaparece y deja sin liquidar antiguas deudas, la obligación de pago recaerá sobre el club de nueva creación, independientemente de su denominación, siempre y cuando comparte las siguientes características con el antiguo y extinto club:

  • Que juegue en el mismo campo
  • Que comparta el nuevo club directivos con el club desaparecido
  • Que el domicilio social sea el mismo para el nuevo club
  • Que los dos clubes, extinto y nuevo, compartan estructura de fútbol base
  • Que utilice un simbolismo similar: escudo similar, nombre similar, equipación semejante.
  • Otros indicios que permitan considerar externamente que el club nuevo y el desaparecido sean el mismo.

Con esto lo que se quiere evitar es que los proveedores, jugadores y otros terceros se queden sin cobrar una vez desaparezca el club, que es lo que parece que Hidalgo deseaba hacer, o al menos, que no fuera el nuevo club el que se encargara de esas deudas.

Así, la Federación vetaría una posible venta de derechos deportivos y de competición entre la Unión y el nuevo club que se crearía. La Unión, para poder seguir existiendo como tal, deberá continuar con su estructura, pagando las deudas contraídas.

De esta manera, los muchos detractores de la idea del empresario tienen un nuevo argumento en el que agarrarse para evitar la refundación del Club. Parece que la idea de Hidalgo quedaría desechada una vez conocido lo que dice el reglamento al respecto de las refundaciones y se tendría que buscar una alternativa diferente.

Sin embargo, esa alternativa puede que tuviera que llegar sin la ayuda del empresario salmantino, muy de la opinión de cortar con lo actual y empezar desde el principio.

Recordamos que son muchas las deudas contraídas por el conjunto charro. Sin ir más lejos, siguen existiendo graves dificultades para que los jugadores de la actual campaña cobren las cantidades que se pactaron con ellos. La Unión Deportiva Salamanca, tras firmar una irregular segunda vuelta, ha quedado fuera de los puestos de Play Off de ascenso a Segunda División en el Grupo I.

En la actualidad, se desconoce el nombre de la persona encargada de la parcela deportiva de cara a la próxima temporada. Sin saber qué sucederá con el club, no se trabaja sobre renovaciones o nuevas incorporaciones.


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *