PAU: si la Unión se liquida, desaparece su historia


Afición de la UDS en El Helmántico (Tribuna de Salamanca)

Afición de la UDS en El Helmántico (Tribuna de Salamanca)

Hablamos con Roberto Pescador, socio y aficionado de la Unión Deportiva Salamanca, que sigue la actualidad del club desde Londres, su lugar de residencia actual, y que ayer creaba la PAU, “Plataforma de Aficionados a la Unión”, que tiene como objetivo principal evitar la disolución de la entidad. Nos cuenta cuáles son los objetivos de esta Plataforma, que ha reunido a un número importante de personas en solo una hora a través una página recién creada en Facebook.

ENTREVISTA PAU – 30/05/2013

Esta Plataforma nace después de las palabras de Hidalgo ¿Qué alternativa proponéis?

– La propuesta de Hidalgo mata a la Unión. El creara otro equipo, que competiría en Segunda B, que se llamaría de forma parecida, tendría seguramente los mismos colores, etc.. pero que no sería la Unión. Sería otro club, al igual que el Betis y el Sevilla son 2 clubs distintos dentro de una misma ciudad.

Nuestra propuesta es mantener viva a la UDS. El propio administrador Simon Moretón, al igual que José Maria Rozas, que ha sido el abogado que ha redactado el convenio concursal, han declarado que el convenio es viable y que la viabilidad depende del inversor. La PAU ve esta situación como una oportunidad única para devolver a la UDS a sus socios, que sean sus socios los que pongan el dinero suficiente para seguir compitiendo y que los propietarios del club sean los socios.

Hay un cierto sector de prensa en la ciudad que ya ha “comprado” la idea de Hidalgo y que están diciendo bastantes barbaridades confundiendo al resto.aficionado. Por ejemplo, se ha dicho que se necesita una inversión millonaria para hacer viable el club. Esto no es verdad. Con el convenio aprobado, en los próximos 3 años se necesita pagar €150000, lo cual es perfectamente asumible con la masa social que tiene el club. Habría entonces 3 años para intentar subir a segunda, donde el convenio se podría pagar con facilidad.

¿Cuántos unionistas necesitáis para llevar a cabo vuestras acciones? ¿Qué personas pueden formar parte de esta PAU, sólo socios o está abierta a más personas?

– El primer objetivo que nos pusimos fue llegar a tener el apoyo de 500 aficionados, y en solo un día de existencia ya hemos sobrepasado esa cifra. De nuevo, ayer se dijo en la prensa que somos una pequeña minoría los que estamos en contra de la refundación, pero en un solo día el 10% de los socios ya se ha pronunciado en contra.

Cuanta más gente seamos, mejor, ya que el objetivo es primero convencer a los administradores que hay una posibilidad de no liquidar el club y segundo, conseguir la mayor cantidad de capital posible en una subsecuente ampliación de capital.

Por supuesto, nuestra plataforma está abierta a cualquiera que quiera contribuir a que la UDS siga existiendo.

¿De dónde podrían llegar los apoyos económicos necesarios para reflotar la UDS?

– De nosotros, de los socios de a pie que en mayor o menor medida podamos contribuir. Por ejemplo, el foro Hala Unión creo una iniciativa llamada “25 Salvadores de la UDS” que ya tiene comprometidos 121.000 €uros en una hipotética ampliación de capital. Con una ampliación de capital de suscripción popular y bien publicitada estamos convencidos de que la afición se volcaría.

Tenemos otras ideas para incrementar la recaudación, como por ejemplo llevar a cabo campañas de crowdfunding a nivel europeo que generarían una cifra nada desdeñable. Por último, queremos ser los “comerciales” de la UDS y buscaremos inversores de cualquier tamaño, al igual que patrocinadores. De hecho, ya estamos buscando algunos inversores por ejemplo en Inglaterra.

¿Qué se ha hecho mal esta temporada para que no mejorara la situación?

– Muchas cosas, empezando por la ampliación que se realizó el verano pasado (y que aún no ha sido aprobada). Fue una ampliación que no iba dirigida al socio, sino a grandes inversores, con acciones a 100 €uros y sin ningún tipo de publicidad o campaña para meter a la afición a apoyar al club. Falto el hacer consciente al aficionado que esto estaba en nuestras manos y no en las de ningún gran inversor.

Luego, deportivamente se comenzó la campaña muy bien, pero se desestabilizo un poco al equipo con cantos de sirena y no pudimos meternos en play-offs, ya que el ascenso hubiera solucionado la situación de manera casi automática.

¿Os habéis fijado en las acciones que hayan tenido lugar en alguna otra ciudad o club?

– Creemos que un buen modelo es Oviedo, donde se movilizó a la masa social además de hacer uso de contactos y de las redes sociales para salir de una situación extrema. La UDS tiene muchos exfutbolistas de calado y personalidades vinculadas al club que pueden ayudar a expandir la idea de salvar a la UDS y obtener ayudas de otras partes de España y del mundo.

¿Cómo veis en este momento la situación?

– Muy difícil y complicada, ya que parece que los administradores han tirado la toalla. Por ello nuestro primer objetivo es reunirnos con los administradores para tratar la situación. Segundo; otro problema esta en la relación Hidalgo-Banco Popular, el cual es el mayor acreedor de la entidad (aparte de Hacienda y la Seguridad Social). El Banco Popular posiblemente diría que si al convenio si Hidalgo fuera a entrar en el club, pero sin Hidalgo es más difícil. Este es uno de los puntos que habría que valorar seriamente con los administradores para intentar aprobar el convenio.

Finalmente, hay una parte de la prensa y de la afición que no le importa que la UDS muera con tal de que haya un equipo profesional en Salamanca. Están convencidos que el nuevo club saldrá adelante y subirá como la espuma. Se olvidan sin embargo que lo más probable es que tal club fracase, primero, porque la masa social no sería ni parecida a la que tiene la UDS.

Parece que, pese a los movimientos de la afición, el Consejo no quiere dar marcha atrás. ¿Qué recomendáis a los unionistas de a pie para que puedan ayudaros?

– En primer lugar, decir que actualmente no hay ningún Consejo en el club. Solo están los administradores. Es por tanto a los administradores a los que hay que convencer de que hay una última bala. Lo que Hidalgo plantea es algo que no tiene nada que ver con la UDS y por tanto, no entenderíamos que los administradores colaboraran con Hidalgo para conseguir los derechos deportivos de la UDS para su nuevo club y no colaboraran con nosotros para usar la última bala para salvar a la UDS.

A los unionistas de a pie por tanto les pedimos que nos apoyen ahora y que si se llega a la ampliación de capital, que colaboren con lo que puedan.

¿Creéis que se va a llegar a convocar una nueva ampliación de capital?

– Depende de la voluntad de los administradores de apurar las posibilidades de salvar al club y de que se apruebe el convenio. En este sentido, le queremos pedir a Hidalgo que al menos, si él no quiere entrar en el club, que haga lo posible para que se apruebe al convenio y nos dé a los socios y aficionados la posibilidad de salvar a la UDS.

Es realmente difícil de entender la postura de Hidalgo, ya que le costaría más dinero crear un nuevo club que el entrar en la UDS con el convenio tan favorable que se ha planteado. Sobre todo por el hecho de que parte de la deuda de la UDS está avalada por el propio Hidalgo y si se liquida la sociedad, ese aval seria ejecutado.

Algunas personas de esta plataforma vivís fuera de Salamanca ¿Cómo se lleva el unionismo en estos momentos fuera de la ciudad del Tormes?

– Con mucha pesadumbre. Es muy difícil ver cómo pasa esto y ni siquiera poder despedirse uno del Helmántico. Yo en mi caso tengo una niña de 7 semanas que es socia de la UDS desde el día que nació. Sin embargo, si esto acaba aquí, no va a poder nunca ver a la UDS jugar en el Helmántico, lo cual me da una pena inmensa.

No sólo en Salamanca hay problemas económicos, Zamora, Valladolid, Guijuelo, Ávila… ¿Qué está pasando?

– Lo fácil sería decir que es una cuestión de la crisis general en España, pero yo no lo creo así. Tiene más que ver con el modelo futbol-negocio, donde los gastos son estratosféricos y los dirigentes no se contentan con estar en una posición en particular. Siempre quieren más y se gasta más, en muchos casos porque el club les importa poco y lo único relevante para ellos es poder hacer negocios a través del club.

En caso, no deseado, de que la UDS terminara desapareciendo. ¿Creéis que podría surgir un club aparte del que propondría Hidalgo fundado y gestionado por aficionados?

– No creo, lo vemos muy difícil. Pero si eso pasara y se creara un club por parte de los aficionados, simplemente sería un club que homenajeara a la UDS e imbuyera el espíritu del aficionado de la UDS (no de la UDS). Sin embargo, nunca sería la UDS ni pretendería serlo, ya que UDS no hay más que una. Si la Unión se liquida, desaparece y se acaba su historia y sus gestas del pasado.

ENLACE a la Página Facebook de la PAU

 

 

 


  • Unionista

    Gran artículo. Es nuestra última esperanza. Hala Unión siempre.

  • Antonio del Hoyo Reyes

    Es un consuelo ver que haya gente que tenga tan claro que los engendros no son los clubes originales. Son otra cosa, otra entidad, pero no la misma. Si matan a la UDS lo que venga después no es la UDS, es otra cosa. Lo que me sorprende es que los defensores de crear engendros son los primeros que dicen defender al club histórico. ¿Cómo se puede querer a lo que pretendes matar?